Jueves 01 de Marzo de 2018 - 12:01 AM

La vida gira, como la perinola

La persona que se queda quieta se estanca cada vez más y muere. ¡Es preciso evolucionar!
La vida gira, como la perinola

La perinola o ‘pirinola’, como quiera llamarla, tiene su origen etimológico en la expresión ‘drehen’, que significa: ‘girar’.

El cuerpo de este juguete, que se asemeja a un prisma de varias caras marcadas con palabras cortas, me recuerda que cada día contamos con varias opciones.

Un día obtenemos todo y al otro día no ganamos nada; en ciertas ocasiones nos toca ‘ponerle el pecho a la brisa’ y a veces son los demás los que tienen que asumir los retos que surjan.

Lo cierto es que la vida es movimiento y en la conjugación de ese término podremos vernos con mucho o con poco, adelante o atrás, en fin...

Elegiremos trabajar más, exigirnos lo suficiente o no hacer nada.

Incluso experimentaremos situaciones en las que nos corresponderá ceder el turno o salir al ruedo.

Estaremos en medio de un círculo en el nos veremos abajo o arriba; atesoraremos o perderemos; y todo dependerá del baile de la ‘perinola de la vida’ o del reto que decidamos emprender.

¿Por qué hablo de este tema?

Porque así no lo crea, las palabras que se leen en la perinola conforman un mensaje más trascendental que las simples reglas del juego del que hablamos.

En la traducción de las expresiones escritas en este prisma existe un sabio mensaje, el cual se lee así: "Un milagro sucedió aquí".

Cada parte de la perinola nos traslada al alma, al cuerpo, al intelecto e incluso al resto de nosotros mismos.

También ella significa los cuatro elementos: fuego, agua, viento y tierra, los cuales giran.

Y debe ser así, porque cuando en la vida usted se queda quieto o se resigna a una sola cara, se estanca y muere lentamente.

¡No! No lo estoy invitando a jugar perinola; no soy de los que cree mucho en el azar.

Tampoco pretendo que le dé el poder de su vida, de manera literal, a la perinola; ni que se vuelva un apostador empedernido.

¡Ni más faltaba!

Lo estoy invitando a atreverse a vivir, a permitirse arriesgar en su justa medida, a no quedarse quieto, a aprovechar las oportunidades que le aparezcan, a saber ganar o perder, a entender en qué momento es preciso dar un paso al costado y dejar que sean otros los que se atrevan.

Siempre que pierda algo recuerde que, para que lleguen cosas nuevas hay que dejar ir otras.

A veces perdemos un trabajo solo para aprender que había un puesto mejor.

Tal vez hemos olvidado ser emprendedores y por eso no crecemos.

Hoy tenemos a nuestros seres queridos al lado, mañana ellos pueden ya no estar. En otras instancias será usted el que no estará para ellos y, de todas formas, la vida seguirá porque todo girará.

¡Dios lo bendiga!

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Wraps de salmón y queso fresco
La chef Lucía Cáceres nos enseña a preparar unos wraps con salmón y queso en apenas 15 minutos.
Publicidad
Publicidad