Jueves 12 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Orar por los demás

La oración no consiste en obtener todo lo que queramos, ni mantenernos sin problemas. Orar, además de traernos bendiciones, es un verbo que debemos conjugar pensando en ayudar a nuestros semejantes.

Fabio, un eminente sacerdote salesiano, me decía que mucha gente ora solo cuando atraviesa por alguna situación difícil: por problemas de salud, por las crisis económicas, por falta de trabajo, en fin...

Él aclaraba que “no es que no se tenga derecho a elevar una plegaria al cielo durante esos momentos duros”. De hecho, explicaba que la oración llega a ser un bálsamo en medio de tales dificultades y que, con seguridad, mantener una conversación con Dios siempre tiene el eco divino.

No obstante su precisión, este teólogo no se cansaba de decirme que los mayores beneficios de la oración se reciben cuando el corazón y el pensamiento pueden ocuparse de los demás, más que de uno mismo.

Para él, orar tiene más efecto cuando estamos en paz y, sobre todo, cuando nos sentimos conmovidos por el dolor que golpea a otros.

Eso -según el padre Fabio- es nuestra mejor ayuda espiritual. Tener piedad por el prójimo es, de manera literal, manifestar su propia caridad en su corazón.

Y si usted no cree en el poder milagroso de la oración, puede ‘elevar plegarias’ de otra forma: Consolando a los tristes; cuidando a los enfermos; acompañando a los que sufren en la soledad, a los ancianos o a los niños desprotegidos; o simplemente dándole una ‘manita’ a quien le solicite un favor.

Ore por su familia, por sus compañeros de trabajo, por sus alumnos y por los que han caído en desgracia, sin distinción de raza, estrato, ni credo.

No le estoy diciendo que se olvide de usted, solo que se compadezca de los demás.

Recuerde que el que ora por los demás no solo ayuda a sanarlos, sino que además se purifica a sí mismo.

En la oración hallará consuelo para usted e inspirará a otros; es decir, les dará fuerza para que ellos se sobrepongan.

Orar por los demás no solo le ofrecerá la dulce satisfacción de poder hablar íntimamente con Dios, sin testigos ni mediadores, sino que además obtendrá una recompensa celestial.

Ore con fe y con todo el amor que sea capaz de sentir. Si acepta esta fórmula espiritual, todas esas bendiciones que usted les desee a los demás lo arroparán.

Esa fe en su plegaria llegará al espíritu y pensamiento de muchos y hará que una gran cadena de oración multiplique sus buenas intenciones.

Es como si en el recogimiento interior de su pensamiento, usted se permite salir de su santuario y abre una puerta a la fraternidad.

En la oración encontrará la forma de prevenir un peligro, de resolver un problema, de solucionar una confusión. Algo mejor: después de practicar la verdadera oración, se sentirá más inclinado a hacer el bien.

En últimas, lo que el sacerdote me recordaba era que mis penas no pueden hacerme olvidar a los que viven en continua desesperación y angustia.

Grandes son nuestras aflicciones y dificultades en la vida diaria, mas no podemos compararlas con aquellas que agobian a muchos de nuestros hermanos.

Una oración, por muy hermosa que ella sea, si no es sentida, si carece de esencia y si es egoísta no germina. Si una palabra o una frase no se transforma en obra, no tendrá vida.

Ahora bien, para orar no es necesario ir forzosamente a un templo. Ore en el lugar donde esté y en cualquier momento: en su hogar, a la hora de comer, cuando se vaya a acostar, cuando empiece su jornada laboral. La idea es buscar la paz suya y las de los demás en lo más recóndito de su alma.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Tendencias en maquillaje que se impone en esta temporada
Las tendencias de maquillaje para esta temporada le apuntan a un rostro natural. Una piel fresca, con tonos vibrantes en los labios y los delineados...
Publicidad
Publicidad