Martes 15 de Mayo de 2018 - 12:01 AM

Es mejor estar con lo presente que con lo ausente

Liberarnos del pasado ayuda a transformar nuestra vida y nos encamina hacia un presente más esperanzador y, sobre todo, hacia un poderoso futuro. Cambiar nuestra forma de pensar y ver las cosas de una manera propositiva es mejor que quedarnos añorando ‘lo que fue’ o ‘lo que no pudo ser’.

Muchas personas viven en un tiempo que no les corresponde. Se la pasan recordando ‘lo que fueron’ o ‘lo que no hicieron’ y por ese afán de vivir apegados al ayer se olvidan de disfrutar lo que hoy tienen.

Hay quienes llegan al extremo de angustiarse por situaciones en las que ni siquiera tuvieron ningún tipo de responsabilidad.

Conozco personas que, tras heridas ocasionadas por terceros o por errores propios, se la pasan acumulando rencores y culpas. Así las cosas, viven amargadas y frustradas por algo que a estas alturas de sus vidas no debería tener relevancia alguna, ni mucho menos quitarles el sueño.

Es absurdo que hagan eso, entre otras cosas, porque jamás podrán recuperar todo ese tiempo que se desgastan en medio de sus remembranzas.

Si bien no se puede negar lo vivido, hay que recordar que esa realidad ya forma parte de un capítulo viejo.

Deben ponerles punto final a esos episodios y pasar la página.

En cambio, si actúan de forma positiva y asumen la sana actitud de aceptar lo ocurrido se liberarían de ataduras y podrían ver hacia el frente.

Entiendo que pueden existir cicatrices imborrables; sin embargo, es preciso enterrar tanto ‘lo que fue’ como ‘lo que no fue" para asumir el presente.

Dicho de otra forma, es mejor estar más con lo presente que con lo ausente. A estas personas y en general a todos nosotros nos sirve estar en ‘el ahora’.

¿Por qué no disfrutar de cada instante de nuestro día y sentir la existencia del vivir?

Si usted, yo y todos decidimos gozar el presente, tendremos la oportunidad de transformarnos y renovarnos.

¡Y esa no es una tarea difícil! Es solo cuestión de dejar fluir cada situación, ‘saborear’ cada acontecimiento e incluso enfrentar cualquier vicisitud con la mayor dignidad posible.

Menciono este tema porque muchos están dejando escapar su felicidad por vivir anquilosados en una historia pasada que, bien o mal, ya no existe.

Cada cosa que nos suceda nos despierta emociones y nos produce sentimientos.

Pese a que todo nos deja recuerdos, no hay que quedarse rememorando ni mucho menos acumulando nostalgias.

Yo sé que rememorar las cosas que nos hacen sentir bien puede ser algo placentero y hasta saludable; pero hacer eso a toda hora nos puede dejar atrapados en una dimensión poco práctica. Con mucha frecuencia hacer eso nos frena y nos impide apreciar el horizonte y, lo que es más grave, no nos deja disfrutar el tiempo presente.

¡Es hora de dejar atrás lo que ya no va a nuestro lado y de tener la puerta abierta a nuevas situaciones!

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Rostros ‘iluminados’ llegan para impactar

Para 2018 la tendencia en maquillaje la marca el strobing.

Publicidad
Publicidad