Jueves 17 de Mayo de 2018 - 12:01 AM

Visualizar

Algunos lo llaman ‘planificar’, otros aseguran que es ‘volar con los pies en la tierra’ y unos cuantos más dicen que ‘es cuestión de proyectarse’. Sea como sea, el arte de visualizar implica imaginar o vernos cumpliendo nuestros objetivos.

¿Qué es visualizar?

Es hacer visible por algún procedimiento o dispositivo lo que normalmente no se puede ver a simple vista.

Si nos vamos a la definición exacta del verbo, de alguna manera podríamos decir que todos nuestros problemas o anhelos, no importa de qué orden sean, se resolverán o se realizarán positivamente si decidimos enfrentarlos y buscarles salidas adecuadas.

Para ello, es fundamental desarrollar nuestra capacidad de proyectar buenos resultados para facilitar que las cosas lleguen a feliz término.

Conjugar ese verbo es, de manera literal, ver una imagen o una secuencia de hechos a través de la mente.

Y estamos hablando de cosas positivas. Hago tal aclaración porque, casi sin notarlo, usted y muchos de nosotros somos expertos en visualizar solo lo negativo antes que lo bueno.

Así las cosas, primero debemos manejar con madurez esas peligrosas tendencias que alimentamos de apostarle a la inseguridad o a cultivar temores.

Es decir, visualizar implica estar concentrados de tal forma que nuestros pensamientos no se nos desborden o nos distraigan, ni mucho menos que nos llenemos de angustias innecesarias.

Siempre hay primero una creación mental y luego una creación física. Ahí radica la diferencia entre los que hablan y los que hacen que las cosas sean posibles.

¡La invitación es a cristalizar nuestros proyectos!

Y en ese sentido el sano ejercicio de proyectar un estado físico o emocional, un deseo o algún otra intención que se quiera en la vida hace que nuestro cerebro asuma de entrada que sí es viable.

¿Quiere un ejemplo?

Cuando tomemos la decisión de crear una empresa, debemos primero verla en los pensamientos. Por supuesto que no nos podemos quedar solo en esa fase.

Después hay que definir la misión de la actividad a desarrollar, hacer la debida planeación y contemplar los riesgos, así como la capacidad financiera.

No obstante, todo partirá de una proyección que nos permitirá saber con anticipado si será o o no viable.

Si el tema es solo de una simple mejora de la economía personal o familiar, debemos voltear los ojos a aquellas actividades relacionadas con nuestras habilidades manuales más desarrolladas y revivir la chispa del emprendimiento que nos falta a muchos.

Mejor dicho: el primer paso para ser exitoso en cualquier proyecto es imaginarlo.

Es algo así como ‘soñar despiertos’ y tener fe de que será posible ejecutarlo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Las parejas de famosos más duraderas
Existen muchas celebridades que a pesar de las cámaras y la poca privacidad han logrado construir matrimonios sólidos y duraderos. Revista Novias...
Publicidad
Publicidad