Domingo 01 de Julio de 2018 - 12:01 AM

¿Para qué cronometra su vida?

Deje de seguir libretos rígidos con su vida. Hacer cosas distintas, además de renovarlo, le permitirá descubrir un abanico de posibilidades que nunca había imaginado.

No comprendo por qué algunos se vuelven tan rígidos con sus propias vidas. Siempre realizan las mismas actividades, ‘bostezan’ los mismos discursos y se encasillan en programas que cumplen ‘una y otra vez’.

La monotonía los tiene presos: La hora en la que se levantan, el trabajo que desempeñan y, en general, los ritos que siguen hacen parte de una tediosa y repetitiva forma de ser.

Todo lo contabilizan o cronometran: no se pueden pasar ni un minuto para hacer ‘esto’ o ‘aquello’ y, además, tienen que realizarlo sin excusa alguna.

Quieren tener bajo control hasta el más mínimo detalle. Dicho de otra forma: Asumen la cotidianidad con una agenda rigurosa e inalterable.

Las personas así se vuelven psicorrígidas y, sin darse cuenta, se quedan en el peor de los aburrimientos, sin contar que se estancan con sus emociones.

Ha de saber que esta actitud genera problemas psicológicos, estrés, trastornos de ansiedad y, en consecuencia, una menor calidad de vida.

La rigidez, tanto en el pensamiento como en el actuar, es uno de los síntomas más reveladores de los seres intolerantes y poco sociables.

No adaptarse al cambio, no implementar alternativas distintas o ver la vida de una manera ‘cuadriculada’ producen muchas amarguras y lo dejan, de manera literal, ‘enfermo del alma’.

Quienes actúan así también se proyectan como individuos complicados o difíciles de tratar, debido a la exagerada rutina con la que asumen sus responsabilidades.

¿Es usted así? ¡Mucho cuidado! Usted puede estar presentando un comportamiento obsesivo, el cual lo podría llevar a incurrir en una excesiva disciplina que no le permitirá vivir el momento.

La realidad no es una totalidad como muchos creen. A veces puede desligarse de uno que otro parámetro, sin descuadernar su existencia.

Tal vez sea hora de imprimirle un poco de imaginación y creatividad a su quehacer, para que todos los días no sean lo mismo y no termine frustrado.

Realizar pequeñas alteraciones o innovaciones le darán un tono distinto y enriquecedor a su entorno.

El hecho de aprender a hacer las cosas de otro modo le permitirá descubrir todo un abanico de opciones para disfrutar más.

Goce de su tiempo libre con agendas variadas, haga planes distintos con la familia, salga de lo convencional y, de vez en cuando, agéndese en algo que le permita descubrir mejores programas.

Si quiere vivir con emoción y plenitud cambie cosas en su vida, por pequeñas que ellas sean.

Pruebe desde hoy y realice algo que no haya hecho hasta ahora. Hágalo, sin que por ello tenga que volverse un irresponsable.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Arroz frito con pollo y camarones
Ideal para compartir en familia.
Publicidad
Publicidad