Lunes 03 de Septiembre de 2018 - 05:34 PM

Nadie tiene derecho a quitarle su energía

Hoy hablamos de esos ‘vampiros’ que nos roban el entusiasmo
Archivo/VANGUARDIALIBERAL
Estos seres depredadores se ven por doquier y atacan desde todos los flancos.
(Foto: Archivo/VANGUARDIALIBERAL)

Hay mujeres y hombres que nos restan energía. Con sus feas formas de ser, con sus actitudes y hasta con las agresivas maneras de hablarnos se convierten en ‘vampiros’ y se roban nuestro entusiasmo.

Entre ellos están los criticones, los celosos, los amargados, los quejumbrosos, los envidiosos y los inseguros.

También hablo de los que siempre quieren que los escuchemos. Ellos, casi que a juro, nos obligan prestarles atención y, en ese orden de  deas, recibimos de ellos solo tristezas.

Estas personas, que en más de una ocasión logran sacarnos de casillas, a veces ni siquiera se dan cuenta de tales procederes.

Y eso pasa porque hay gente que requiere más energía emocional de la que puede generar por sí misma. Por tal motivo extraen la energía de sus víctimas (o sea la de nosotros), para obtener poder para sí.

Lo peor es que estamos al lado de alguien así nos debilitamos, ya que nuestro ánimo se va extinguiendo de manera paulatina.

Es por eso que hay tanta gente que ha quedado emocionalmente devastada tras una relación tóxica, un trabajo asfixiante, unos padres exigentes, una jefatura llena de gente malintencionada, unos docentes rigurosos de manera extrema, en fin...

Porque los ‘vampiros’ los que hago referencia esta página empiezan desarrollar en sus víctimas sentimientos de culpabilidad. Es más, hacen lo inimaginable por retener y hacer perdurar relaciones imposibles; nos atosigan, no nos dan un segundo de respiro y pretenden que todo el tiempo estemos a sus órdenes.

Estos seres depredadores se ven por doquier y atacan desde todos los flancos.

El estilo que caracteriza a estas personas está usualmente acompañado por la arrogancia; viven menospreciando a todos y además registran cambios repentinos de ánimo, a tal grado que se vuelven impredecibles. Incluso son capaces de hacer berrinches o pataletas con el fin de centrar la atención y el poder en sus necedades.

Usted puede identificar a una ‘sanguijuela’ emocional de estas, entre otras cosas, por el ruido innecesario que suelen hacer cada vez que aparecen.

Estar al lado de ellas puede representar más que un dolor de cabeza. Si nos dejamos exprimir con sus asaltos de energía, no solo nos debilitaremos sino que además podríamos terminar siendo igual a ellas.

¡Ojo! Porque resulta más fácil acabar con un ‘vampiro’ con una estaca en el corazón, que acabar con algunos de los 'demonios’ que estos individuos llevan en sus cabezas.

Si está cerca de sujetos así, debe mantenerse alerta porque sin darse cuenta puede quedar inmerso en un mundo desgastante.

Usted debe sacarles el quite a estos sujetos con la indiferencia, que nos es otra cosa que el desligamiento y la neutralidad emocional. Dicho de otra forma: Tiene que lograr que todo lo que esas personas le hagan le resbale.

El humor puede ser una efectiva línea de defensa. Sonreír en todo momento los frena o al menos hace que bajen la intensidad.

Finalmente le sugiero que empiece por decirles no a los apegos, no al victimismo, no a la manipulación y no a los rencores o a los remordimientos. Deseche cualquier tipo de maniobra que le quite su tranquilidad en el marco de las relaciones laborales, familiares o personales.

Le reitero que es prudente que se aleje de las ‘malas vibras’ o al menos debe neutralizar a todo aquel que pretenda minimizar su alegría, su entusiasmo y sus esperanzas.Su paz y su serenidad no son negociables.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Langostinos en miel de whisky
La prestigiosa chef Zully Jimena Díaz, quien ha trabado en la cocina de los reconocidos hermanos Rausch, nos deleita con esta deliciosa receta.
Publicidad
Publicidad