Sábado 19 de Abril de 2014
Publicidad
Publicidad
Farándula
Patrocinado por:
Jueves 27 de Diciembre de 2012 - 11:56 AM

Giovanny Gil y su vozarrón

Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Giovanny y su vozarrón
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)
Al comienzo de su participación en La Voz, fue presentado como propietario de un restaurante de comida mexicana.

Los saludos e invitaciones que le han llegado, incluso desde Japón, prueban hoy que su patrimonio más notable es su vozarrón. Por lo pronto, cantar será su verdadero negocio.

Lo que más valora de su paso por La Voz...

"Ha sido impresionante saber que la gente percibió el cariño que proyecté al cantar. Conocer a los entrenadores también ha sido muy enriquecedor; saber que de verdad son personas grandiosas, que su imagen no es algo actuado".

¿Cuál es la mejor propuesta de trabajo que ha recibido?

"Recibí una llamada de una disquera muy importante del mundo. Me propusieron que grabara con ellos. Pero todavía no digo nombres para no adelantarme".

¿De dónde ese vozarrón?

"No sé. Muchos dicen que es la caja toráxica, como dijo Carlos Vives. Empecé a cantar fuerte cuando tenía 16 años que me pusieron a cantar en el colegio con un muchacho muy experimentado y yo tenía una voz chiquitica. Después la empecé a ejercitar. Pienso que es herencia de mi padre que tiene una voz muy fuerte".

¿Cómo influyó su padre en su elección por la música?

"Mi papá me escondía los instrumentos desde que yo empecé a faltar al colegio por cogerlos. Tenía bongó, tiple, cuatro... Sin darse cuenta intentó ser un obstáculo, aunque fue el primero que me puso un reto cuando dijo que mi primo tocaba mucho la guitarra y yo nada".

¿Qué formación vocal tuvo?

"Antes de llegar a La Voz nunca tuve profesores de técnica vocal. Tengo 37 años de edad y canto desde los seis; profesionalmente desde los quince. Uno va conociendo su órgano de canto, un instrumento que no tiene cambio de cuerdas como una guitarra. El consejo es que sí es importante que los cantantes aprendan a conocer y a cuidar ese instrumento".

Con su talento, ¿por qué apenas llegó su momento?

"Tuvieron que pasar muchos años y tristezas. A veces tocaba fondo pensando por qué no me podía hacer conocer en el mundo. Algo tendría que haber equilibrado en mi vida para que todo eso se diera. A muchos de La Voz se les dio a los 18 o 20 años. A mí se me dio a los 37, pero el momento es ahora".

¿Intentó en otros realities?

"En el primer o segundo Factor X hice fila desde las 3:00 a.m., en el Parque de Banderas. Me atendieron como a las 12:00 m. en el primer filtro y me tocó con un señor que nunca había visto, y cuando terminé me dijo que cantaba mucho pero no era lo que estaban buscando".

¿Pensó en Yo me llamo?

"Yo no imito a nadie. Pero me da mucha risa porque la gente me ve en la calle y a veces dice —mirá, el de Yo me llamo—. Cuando llegué a Bogotá y comencé a conocer a la gente de producción, gente muy linda, las señoras de los tintos me decían —usted viene a imitar a Maelo Ruiz, ¿cierto? o a Tito Nieves, dígame la verdad".

¿Por qué cerró su restaurante?

"Era un restaurante muy joven y un sitio así necesita de toda tu atención. Sobre todo que yo era como la columna vertebral del negocio. Mi esposa está trabajando en otra empresa. Es como un hijo, hay que ponerle mucho cuidado. Después abrimos en Bogotá y los invito".

Publicada por
COLPRENSA, BOGOTÁ
Etiquetas:
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones