Martes 28 de Noviembre de 2017 - 12:01 AM

El Príncipe Enrique se casa con Meghan Markle

Uno de los solteros más codiciados de la realeza ha decidido ponerle fin a su soltería. El Príncipe Enrique, hijo menor de la Princesa Diana de Gales, se casará el próximo marzo.

El príncipe Enrique de Inglaterra, nieto de la reina Isabel II, se casará en la próxima primavera (marzo), con la actriz estadounidense Meghan Markle, tras un noviazgo de más de un año, anunció Clarence House, residencia oficial del príncipe Carlos, heredero de la corona británica.

Enrique, de 33 años, y Markle, de 36, se conocieron en mayo de 2016 en Canadá, cuando el hijo menor del príncipe de Gales y la fallecida Diana de Gales promocionaba en Toronto los Juegos Invictus, en los que participan militares veteranos.

La boda tendrá lugar en marzo del año próximo en una fecha y un lugar aún por confirmar, según el comunicado oficial.

El príncipe Enrique, quinto en la línea de sucesión a la corona británica, se comprometió con la actriz estadounidense a principios de mes y se lo ha comunicado a la reina Isabel II, añadió la nota.

El hijo menor de Diana de Gales también informó de su compromiso a otros miembros de la familia real británica y ha recibido el visto bueno de los padres de la actriz estadounidense.

La pareja, agrega el comunicado, residirá en una pequeña casa adjunta al palacio de Kensington, donde vive actualmente el príncipe Enrique y también los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina.

Tras el anuncio, el palacio de Buckingham, residencia oficial de la familia real, informó que Isabel II y el duque de Edimburgo están “encantados” con la noticia y les desean “felicidades”, mientras que los duques de Cambridge destacaron que ha sido “maravilloso” conocer a Markle y verlos “tan felices juntos”.

A través del palacio de Kensington, los padres de Meghan, Thomas Markle y Doria Ragland, emitieron un comunicado en el que expresan su “increíble felicidad por Meghan y Enrique”.

“Nuestra hija ha sido siempre una persona amable y adorable. Verla unirse a Enrique, quien comparte las mismas cualidades, es una fuente de gran alegría para nosotros como padres”, añade la nota.

Markle, divorciada con residencia en Canadá, donde ha rodado la serie “Suits”, fue vista en los últimos días en Londres, lo que animó las conjeturas sobre el anuncio del compromiso.

La boda del príncipe Enrique puede coincidir con el esperado nacimiento del tercer hijo de los duques de Cambridge.

Tras la boda, la actriz llevará el título de Su Alteza Real y se espera que la reina Isabel II le conceda a su nieto algún título nobiliario, que compartirá con su futura esposa.

En virtud de la Ley de Sucesión de la Corona de 2013, el príncipe, al ser quinto en la línea de sucesión al trono, debía pedirle permiso para casarse a su abuela, la jefa de Estado.

Meghan Markle se casó en 2011 con el productor de cine Trevor Engleson, del que se divorció en 2013.

La polémica vida del príncipe

El príncipe Enrique de Inglaterra es el miembro de la familia real británica más popular, tras afrontar el trauma por la muerte de su madre, Diana de Gales, y superar más de un escándalo por su afición a las fiestas. El hijo de Carlos y Diana de Gales, de 33 años, nunca ha sido un miembro de la familia real convencional.

Nacido en Londres el 15 de septiembre de 1984, Enrique tuvo una infancia marcada por el divorcio de sus padres y, sobre todo, por la muerte de su madre, que falleció el 31 de agosto de 1997 en un accidente de tráfico en París cuando él tenía trece años.

Con el tiempo, Enrique se convirtió en el foco de atención mediático por sus excentricidades juveniles, impropias del estricto protocolo real, que le situaron como el hijo rebelde con una vida por enderezar.

En 2002, fuentes de palacio confirmaron que el príncipe Enrique, a sus 17 años, había experimentado con el alcohol y el cannabis.

Tres años después, Enrique protagonizaba otro escándalo al disfrazarse de soldado nazi en una fiesta de disfraces, algo que volvió a situarle en el centro de atención, como cuando se publicaron fotos donde aparecía desnudo en una fiesta en Las Vegas (EEUU).

Igual que su hermano mayor, el príncipe Guillermo, Enrique cursó sus estudios secundarios en el elitista colegio Eton, donde terminó en 2003, para luego empezar un año sabático que aprovecharía para viajar a Australia y trabajar como granjero.

Ese mismo año, Enrique ingresó en la prestigiosa Real Academia Militar de Sandhurst, cerca de Londres, para formar parte del ejército británico, graduarse como alférez y formar parte del regimiento de caballería “Blues and Royals of the Hausehold Cavalry”.

Su estancia en el cuerpo le llevó a servir en Afganistán hasta en dos ocasiones, sacarse el título de piloto de helicóptero Apache e incluso disparar contra los talibanes, como reconoció en 2013.

Esa etapa le sirvió para madurar y encontrar su papel en la familia real, como admitió este verano, al asegurar que fue la mejor etapa de su vida, pues en el pasado había llegado incluso a plantearse dejar de formar parte de la realeza británica.

Su carrera militar acabó en 2015, poco después de que pasara a la quinta posición en la línea de sucesión del trono por el nacimiento de la hija de Guillermo, su sobrina Carlota.

Así, Enrique quedó en la línea sucesoria detrás de su padre, el príncipe Guillermo y los dos hijos de éste.

En primera, durante la visita oficial de Enrique en solitario al extranjero, fue a Nueva York en 2009, cuando llegó a la “zona cero” y participó en diversos actos benéficos.

Como representante de su abuela, la reina Isabel II, Enrique estuvo en 2012 en Jamaica, Bahamas y Brasil, además de ser embajador de los Juegos Olímpicos de Londres en ese mismo año.

En 2013 realizó otro viaje a Estados Unidos para visitar las zonas afectadas por el huracán Sandy en Nueva Jersey y un año más tarde volvió a volar al continente americano, este vez para visitar Chile, donde se reunió con la presidenta, Michelle Bachelet.

Su inclinación a ayudar a los demás es lo que ha llevado a Enrique a ejercer el patronazgo de varias organizaciones benéficas, entre ellas “Senteable”, fundada por él en 2006 para ayudar a huérfanos en la africana Lesotho.

El príncipe Enrique nació el 1984 en el Hospital de Sant Mary de Londres, y una de sus primeras apariciones públicas fue el 17 de junio de 1989, cuando asistió con el resto de la familia real a la revista de tropas que se realiza en celebración del cumpleaños oficial de Isabel II.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Caldo de carne de res
Nada mejor que un caldo típico colombiano para empezar el día.
Publicidad
Publicidad