Jueves 12 de Julio de 2018 - 12:01 AM

¡Meghan Markle vuelve a cometer un error de protocolo!

Dejar las costumbres de Hollywood, o tal vez de los simples mortales, no ha resultado nada sencillo para Meghan Markle, pues recientemente volvió a fallar en los actos protocolarios de la familia real.

Qué difícil debe de ser formar parte de la familia real británica. Hay tantas reglas de etiqueta y códigos de protocolo, que cualquiera se equivocaría fácilmente si no los conoce a la perfección.

Justo es lo que ha sucedido recientemente con Meghan Markle, quien a pesar de estar tomando clases para convertirse en una duquesa hecha y derecha, ha vuelto a cometer una falta en las estrictas reglas de la monarquía. ¿Y qué es lo que hizo mal esta vez la esposa del príncipe Harry?

La respuesta es simple y por demás sorprendente: tomó a su marido del brazo y en público. Aunque esto parecería una cosa normal y corriente entre simples mortales, para la realeza esto es considerado como una falta.

El tropiezo sucedió este martes cuando Markle, de 36 años, salía de la Abadía de Westminster en Londres flanqueada por su marido y los duques de Cambridge, el príncipe William y Kate Middleton. En fotos se aprecia que mientras Meghan va pegada a su marido, William camina a cierta distancia de su mujer y sin tocarse.

Por si esto fuera poco, fuentes en Londres citaron que durante el mismo evento, el centenario de la Fuerza Aérea Real Británica, y dentro del interior de la histórica abadía, la exactriz norteamericana volvió a equivocarse, al sentarse cruzada de piernas mientras se realizaba el servicio religioso.

En fotos se aprecia a Meghan sentada al lado de su marido con la pierna cruzada en su puesto justo detrás de la reina Isabel II y de su hijo, el príncipe Carlos y su esposa Camilla, quienes ocupaban la primera fila. De acuerdo con el protocolo real, lo correcto es sentarse con las piernas paralelas o cruzadas a la altura de las pantorrillas.

Este “pequeño” error ya le ha sucedido a Meghan anteriormente, pero ella ha corregido su falla a toda prisa y frente a la reina.

Grant Garrold, antiguo mayordomo de los príncipes Harry y William habló hace un tiempo a la revista TIME sobre las muestras de afecto de la familia real en público.

“Depende de dónde estén los nobles y cuál es la situación en que se encuentran”, aseguró. “No necesitamos ver demasiado afecto, ellos tienen una vida privada propia”.

En cuanto a su forma de sentarse, los expertos opinan que quizá Meghan busque crear su propio estilo. ¿Qué pensará la reina?

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
5 canciones para proponer matrimonio
Pedir matrimonio es todo un ritual. El lugar, el ambiente y los detalles, así como las canciones, son determinantes. Algunos temas musicales se han...
Publicidad
Publicidad