Publicidad
Sáb Jun 24 2017
21ºC
Actualizado 06:51 pm
Domingo 12 de Marzo de 2017 - 12:01 AM

¿Qué tanta intimidad necesita una pareja?

Diversos estudios reconocen que para una pareja estable el número de relaciones sexuales es menos importante que las caricias y los besos.

Una vez por semana es suficiente: esos son los resultados de una investigación liderada Amy Muise, una psicóloga social de la Universidad de Toronto-Mississauga que demostró que una vez por semana es un promedio satisfactorio a nivel sexual para una pareja estable y duradera.

Aunque los expertos están de acuerdo, también señala que no se trata solo de sexo, sino de la intimidad que tiene una pareja, las caricias y el diálogo lo que la mantendrá unida y que eso sí debe darse todos los días.

“Es verdad, la vida de hoy hace que las personas se cansen y se sientan menos propensas a tener sexo. Sin embargo, acostarse juntos para hablar, acariciarse y besarse fortalece el vínculo y eso es lo que mantiene unida y estable a la pareja”, explica la psicóloga Carolina Dulcey.

Menos sexo

Un estudio publicado por la revista Archives of Sexual Behavior y que tuvo como base a los estadounidenses demostró que hoy tenemos menos sexo que las personas hace 20 años: y ¡ojo! no importa si están casados o no: el estilo de vida hace menos atractivo para las personas el tener una relación sexual. El estudio halló que los jóvenes entre 18 y 35 años tuvieron menos sexo que los jóvenes nacidos en los 60 y 70. La psicóloga Carolina Dulcey explica que “las relaciones sexuales dejaron de ser importantes para muchas personas, ya que su nivel de vida y de preparación los hacen buscar parejas más parecidas y no siempre hay posibilidades. El deseo por el sexo casual también decreció debido a las enfermedades y a la sensación de falta de sentido”.

Sesión de mimos

Un estudio realizado por el Instituto Kinsey de Sexología señaló que tanto hombres como mujeres se sienten más apegados unos a otros cuando comparten una sesión de caricias y besos antes de una relación sexual o incluso si no la tienen.

Después de analizar a más de mil parejas heterosexuales de Brasil, Estados Unidos, Alemania, Japón y España, de entre 40 y 70 años de edad, y cuya relación duraba una media de 25 años, la investigación concluye que los abrazos y los besos hacen a los hombres más felices de lo que se supone.

Según un estudio de investigadoras de la Universidad de Carolina del Norte y de Pittsburgh Estados Unidos, cuando una mujer recibe estímulos como caricias, abrazos, mimos o masajes por parte de su pareja, se reducen su presión sanguínea y ritmo cardíaco.

Las expertas estudiaron a 59 mujeres de entre 20 y 49 años, antes y después de que mantuvieran con sus parejas un “contacto cálido” que terminaba en un largo abrazo de 20 segundos, concluyendo que los abrazos frecuentes y el respaldo emocional se relacionan con mayores niveles de oxitocina, una hormona vinculada a la excitación sexual y el amamantamiento, así como a un descenso de la presión de la sangre.

La coach Carolina Díaz explica que en cualquier relación, la de pareja, amistad o familiar, el contacto físico es fundamental.

“Existen personas que son más distantes que otras. Sin embargo, despedirse con un abrazo es más significativo que las palabras cariñosas o que compartir mucho tiempo. Es el afecto físico el que mantiene estables y duraderas a las relaciones de cualquier tipo”, señala la experta.

Publicada por
Contactar al periodista
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Gyro
El Gyro es una preparación rápida, económica y deliciosa, que se puede brindar a una visita inesperada.
Publicidad
Publicidad