Publicidad
Mié Nov 22 2017
25ºC
Actualizado 02:19 pm
Miércoles 23 de Agosto de 2017 - 11:27 AM

La actriz de cine para adultos que hace poesía

No es solo sexo. Amarna Miller habla de temas que hacen sonrojar a muchos, pero a ella no. Parece que tuviera una respuesta para cada cosa, sobre todo para aquellos temas en los que se ha vuelto una voz: el feminismo, el activismo, el porno ético.
Tomado de Twitter Amarna Miller/VANGUARDIALIBERAL
Feminismo, sexo y poesía son los motores de esta actriz española.
(Foto: Tomado de Twitter Amarna Miller/VANGUARDIALIBERAL)

Es española y tiene 26 años. Hace tiempo decidió dedicarse a la industria pornográfica como actriz y como directora, aunque, según ella, hace muchos años no dirige.

Amarna no solo se ha dedicado a eso. Su oficio ha sido una manera para que otros conozcan lo que piensa, de dar su propia lucha en temas todavía tabú. Lo ha hecho por medio del activismo y pronto lo hará a través de las letras, cuando saque su segundo libro, esta vez sobre feminismo. El primero fue de poesía.

Hablamos con ella durante el Festival de Artes Eróticas de Medellín.

¿Qué es ser una feminista?

“Vivimos en una sociedad patriarcal, esto significa que históricamente ha sido el varón quien ha tenido una posición de autoridad por encima de la mujer. Incluso, hoy a muchas personas les cuesta entender que esta situación sigue extendiéndose en el tiempo.

Para luchar contra este patriarcado tenemos una herramienta, el feminismo, que promueve la igualdad de género y lucha por recuperar los privilegios que le han arrebatado históricamente a las mujeres.

Yo lucho por estos derechos en el campo de la sexualidad, porque a la mujer siempre se le ha dicho cómo tiene que amar, o establecer sus relaciones, que nuestra misión es tener hijos, eso es algo de lo que tenemos que re-empoderarnos”.

¿Se debería prohibir la prostitución?

“El mundo contemporáneo es hipócrita, en cualquier país. La prostitución, lamentablemente, se sigue asociando a la trata de personas con fines de explotación sexual, y ese es el primer punto que hay que diferenciar para que el debate aporte soluciones. La trata no es trabajo, la trata es delito. 
Cuando se habla de regularizar el trabajo sexual lo que se quiere es que las personas que se dedican a ello, con pleno uso de sus facultades, tengan un contexto de trabajo que no sea precario. Que tengan derechos como trabajadores.

Históricamente hemos aprendido que prohibir las cosas no funciona. Si la prohiben, va a seguir estando la demanda y la oferta, pero no reguladas”.

¿Qué lee y qué escribe?

“Leo muchas cosas. Durante algunos años estuve obsesionada con la generación Beatnik norteamericana: Allen Ginsberg, William Burroughs, Jack Kerouac, todos los clásicos de los años 50. Ahora estoy dando un cambio, el último libro que me he leído es West with the night, la autobiografía de una mujer, Beryl Markham, que fue la primera persona que viajó desde Inglaterra hasta Nueva York, y es una historia de empoderamiento femenino muy chula. Voy saltando, de la ficción y la novela a algo más pesado.

En 2015 publiqué mi primer libro de poesía, Manual de psiconáutica, también escribo en periódicos y revistas sobre cultura, arte, lifestyle y tendencias”.

¿Ganan menos las mujeres?

“Existe la brecha salarial, aunque una mujer y un hombre tengan los mismos conocimientos, él siempre va a ganar más que ella, así se conoce el llamado techo de cristal. Durante muchos años he pensado que la discriminación positiva es la solución a este problema, es decir, que las mujeres tengan propuestas concretas y más favorables para romper los privilegios históricamente vinculados a los hombres. Pero ahora mismo creo que la discriminación positiva puede ser una solución siempre y cuando tenga una fecha límite, porque está el tema de la dependencia, si tú das una ayuda a una población para establecer algo mejor y luego la retiras, se vuelve al mismo punto”.

¿Qué es ser activista?

“El activista es un desobediente profesional. Soy una persona que no se sabe callar ante las injusticias ni cuando me enfrento a situaciones que pienso que no son adecuadas. Me gusta cuestionar los modelos de poder clásicos porque desde pequeños nos enseñan estructuras desde las cuales tenemos que vivir, normalmente tienen que ver con los valores tradicionales, y la ruptura de estos valores es la lucha por la libertad, de decidir qué quieres hacer.

El activismo pasa por un prisma, de qué manera y en qué situaciones pienso que el mundo está siendo injusto. Si la gente que hace en internet el reto de echarse un cubo con hielo hiciera el reto de donar5 pesos a su asociación de voluntariado más cercana, el mundo sería distinto”.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Gin Tulip
Deliciosa bebida inspirada en los colores de la estación de otoño, pensada en los amantes de la ginebra.
Publicidad
Publicidad