Jueves 07 de Septiembre de 2017 - 03:23 PM

Respete las creencias de los demás

La llegada del Papa Francisco a Colombia ha causado polémica: practicantes de otras religiones o creencias espirituales e incluso quienes no tienen una fe en algo superior, han cuestionado aspectos logísticos y económicos de la visita. Y tienen derecho.
Banco de Imagenes
Es cierto que las críticas constructivas son buenas para crecer en todos los campos, pero en materia de creencias, ya sea religiosas o de cualquier otra índole espiritual, el acercamiento debe hacerse con respeto y comprensión.
(Foto: Banco de Imagenes )

Sin embargo, en algunos de los cuestionamientos puede notarse también una crítica destructiva que puede ofender a las personas que practican la religión católica y que, con razón, están contentos con la visita del pontífice. 

Las críticas constructivas son buenas para el crecimiento en todos los aspectos de la vida. Incluso, cuestionarnos nuestra propia espiritualidad es una recomendación de los expertos para avanzar en el proceso de reconocimiento y amor propio. 

Es el tono, el contenido y el carácter de las críticas el que debemos cuidar: “las creencias religiosas y espirituales, a diferencia de las éticas o las morales, deben hacerse con comprensión. Cada quien tiene derecho a buscar la espiritualidad o religiosidad que lo haga sentir en paz consigo mismo y que le dé un sentido a su vida. Y aunque los demás no estemos de acuerdo y tengamos el derecho a hacer críticas, éstas deben partir del respeto por el otro y por el conjunto de cosas en la cuales cree”, explica el coach Juan Moreno. 

Por su parte, el coach Alejandro Morales explica que es importante salirnos de la posición de jueces a la hora de aproximarnos a las creencias de los demás. 

Es la mejor alternativa para estar en paz también con nuestras propias creencias. 

Recuerde que muchos sabios en diferentes religiones y teorías espirituales han coincidido en que el amor es el camino. No lo olvide.

El coach ejecutivo Alejandro Morales, del Albert Yans Institute, explica que “entender los distintos puntos de vista sin juzgar y sin aferrarse a los dogmas creados, nos hará más libres e independientes y creará en nosotros una apertura mental que nos permitirá ver las cosas desde una perspectiva de la vida, aún más amplia”. 

El experto explica que “respetar el punto de opinión de las personas que piensan distinto a nosotros en diferentes temas es lo que da la capacidad de sacar provecho a estas diferencias”. 

Morales señala que la religiosidad y la espiritualidad son cosas distintas. “Hay cinco religiones básicas: el budismo, taoísmo, islamismo, judaísmo y cristianismo. El cristianismo no es uno solo, tiene varias vertientes, porque no se han podido poner de acuerdo en puntos cruciales. Pero hay tres planos donde ubicamos cada una de las esencias, en el plano espiritual no existe bien ni mal, no existen diferencias. “En el plano energético no existen religiones, ni bien ni mal, solo leyes que nos rigen a todos, físicas y naturales. ¿Dónde está la diferencia? En el plano de la dualidad, donde cada uno piensa distinto. Ahí está la religión. Aún teniendo el mismo principio religioso, cada uno tiene una línea de pensamiento. Por eso existen muchas religiones”. 

Además, el coach señala que la diferencia entre religión y espiritualidad es que en la religión indican cuál es la casa de Dios, el templo de dicha religión. “En la espiritualidad la casa de Dios es todo”, indica el experto. 

¿Respetar o cuestionar? 

Juan Moreno, coach ontológico -que trabaja procesos de crecimiento personal-, egresado de la Universidad de La Sabana, explica en qué consiste respetar las creencias religiosas, espirituales y culturales de los demás y cuándo éstas pueden cuestionarse: 

“Aunque es un tema sobre el cual cada uno de nosotros tiene una opinión, la clave para respetar las creencias religiosas o espirituales es similar a la que se tiene en cuenta para comprender la libertad: cada quien puede ser libre siempre que no se afecte la libertad del otro. Es lo mismo: siempre que los preceptos religiosos o espirituales de una persona o grupo no afecten la libertad individual de los demás, entonces es necesario hacer a un lado nuestros prejuicios y comprender que cada quien necesita una filosofía de vida que lo guíe en su camino. Los cuestionamientos, que también deben hacerse, más que nada a las creencias de uno mismo y no tanto a las de los demás, deben hacerse hacia aspectos que de manera práctica estén afectando a otros, es decir, cuando se establezca que estos preceptos provocan discriminación a determinado grupo de personas. 

Sin embargo, es también la forma como argumentamos nuestra crítica la que entrará a jugar una parte importante en la apertura que tengamos para recibir también una crítica hacia nuestras propias creencias. 

Si se trata de religión, vale la pena tener en cuenta que ninguna de ellas es perfecta. Todas tienen preceptos que se ajustan a lo que queremos de la vida y algunas normas que o bien ya no pueden aplicarse al día de hoy o realmente podrían interpretarse de una mejor manera para vivir en un mundo más armonioso. Sin embargo, el conjunto de creencias que rige cada religión es respetable y es lo que sustenta la base que permite dar un sentido a la vida de quienes la practican. Pasa lo mismo con la espiritualidad: cada quien elige confiar su vida a lo que le parezca mejor, incluso si se trata de la ciencia, con el deber eso sí de respetar a los que piensan diferente”. 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Las parejas de famosos más duraderas
Existen muchas celebridades que a pesar de las cámaras y la poca privacidad han logrado construir matrimonios sólidos y duraderos. Revista Novias...
Publicidad
Publicidad