Martes 30 de Enero de 2018 - 06:00 PM

Colombiano narró cómo es vivir en la ciudad que está a punto de quedarse sin agua

Uno de los destinos turísticos más visitados del mundo cuenta con menos de 100 días de suministro de agua. Un colombiano que vive hace tres años en la ciudad habló con Vanguardia Liberal y relató cómo es la vida con medidas extremas de ahorro del líquido vital.
Colombiano narró cómo es vivir en la ciudad que está a punto de quedarse sin agua

Un colombiano, consultor en Políticas Públicas, Cooperación Internacional y Relaciones Internacionales, que tiene un blog con más de cinco millones de visitas y más de 11 mil seguidores en Twitter, vive hace tres años en Ciudad del Cabo.

A través de su cuenta @iShosholoza (Sr. Mapache)  no solo ha retratado los 85 países que ha visitado, sino que desde que vive en Ciudad del Cabo ha ido evidenciando los estragos de la sequía.

Desde que empezó la racionalización de agua, él ha mostrado cómo la mayoría de lugares públicos hacen campaña sobre su ahorro y cómo los habitantes han pasado de utilizarla sin control alguno a tener solo 87 litros por día, luego 50 y próximamente, cuando los embalses se queden vacíos, 25.

La Alcaldía de Ciudad del Cabo comunicó que los embalses tienen menos del 25% de agua y que el día cero (represas vacías) será más o menos el próximo 12 de abril, debido a la caída del 1,4 por ciento en los niveles de agua registrados en las represas de la zona.

Preguntas y respuestas

* ¿Por qué se da la crisis?

Es un conjunto de varias cosas. Lo primero es tres años de una sequía que no se había visto en Ciudad del Cabo desde hace 100 años. Los últimos tres años los niveles de lluvia han sido mucho menores a los niveles históricos y eso hizo que cuando llovía los embalses no se llenaran como se tenían que llenar. Además, el  crecimiento poblacional. Si hubiese llovido normalmente la infraestructura de embalses hubiese alcanzado para la población que hay, pero como no fue así, no fue suficiente.  La ciudad pasó en los últimos 10 años de tener dos millones de personas a tener casi cinco, sin contar los más o menos dos millones de turistas que llegan en el verano.

Y hay una tercera razón, política. Ciudad del Cabo está gobernada por la oposición hace varias elecciones, por lo que no ha tenido mucho apoyo de la nación. Se está hablando  de una tensión entre los dos partidos y se dice que al gobierno le interesa que la ciudad colapse porque significaría que la oposición no fue capaz de gobernar.

Ha habido medidas y dinero pero una política sostenida destinada a solucionar el problema, no.  El argumento es que la provisión de agua depende de la provincia y de la ciudad, pero en este caso se necesitaba ese apoyo.

* ¿Cuáles son las medidas de ahorro que se están tomando?

En este momento cada persona tiene derecho a 50 litros de agua al día, eso quiere decir duchas de más o menos minuto y medio, o menos. No se pueden regar jardines, llenar piscinas, ni usar el agua para nada más de lo estrictamente necesario. Hay una campaña masiva para que cuando la gente se bañe, recoja el agua y la use para el inodoro o para lavar los platos. En algunos restaurantes quitaron los grifos y pusieron gel antibacterial. En las duchas de los  gimnasios hay un temporizador y el agua deja de salir a los 2 minutos. A partir del 1 de febrero el límite serán 90 segundos. Además, hay baldes afuera para que la gente capture el agua y la usen para los inodoros. En todo lado hay letreros recordando a la gente que no hay agua y que cada gota cuenta.

* ¿Desde cuándo empezaron a implementar estas medidas?

Desde el invierno, que aquí va de finales de abril a septiembre. Aquí solo llueve en invierno y este llovió, pero en pocas cantidades y los embalses solo llegaron al 40%. Empezaron a prohibir el uso del agua para lavar carros, regar y demás. Ahora, en verano, que no ha llovido nada, las medidas se agudizaron.

* ¿Cómo cambia la rutina, teniendo tan poca agua?

Cuando te bombardean todo el tiempo para que ahorres agua, tú te das cuenta que hay muchas actividades diarias en las que la desperdicias y no eres consciente de eso. Para un colombiano no hay nada más rico que durar 10 minutos en la ducha con el agua cayéndole encima. Eso es impensable en Ciudad del Cabo. Tú abres la ducha, cierras, te enjabonas, te echas champú, te lavas los dientes, vuelves a abrir, te quitas todo eso de encima y te sales. O sea, el tiempo del grifo abierto no son ni 30 segundos y te das cuenta que eso es suficiente para bañarte. Sacrificas confort, pero no hay otra opción.

Ahora vas al baño a orinar y no importa que se vea horrible o que se acumule, tú no sueltas el inodoro, porque no se puede. En todos los baños públicos de acá hay un letrero que dice “si usted orinó por favor no suelte el baño”. Empiezan a volverse normales, las situaciones que antes no lo eran.

* ¿Y cómo está la gente? ¿Hay pánico, miedo?

Hay de todo. La mayoría de la gente está en un estado de prepánico, porque no sabe si vamos a llegar al día cero o no, entonces cada vez más personas tratan de cumplir la cuota de 50 litros al día. También hay gente que está empezando a cavar huecos para sacar agua subterránea o está yendo a manantiales a capturar agua para cocinar, para bañarse. La dinámica es mirar cómo soluciona cada uno. Sí, hay una tensión, porque es casi que inminente que llegue el día cero.

También hay un sentimiento de ira con el gobierno, nacional, municipal, porque ellos sabían que esto podía pasar desde 2001. Entonces ¿por qué hasta ahora dicen que tenemos que ahorrar agua cuando  sabían que podía pasar y no hicieron nada?  

* ¿Qué se sabe del día cero?

Lo único que sabemos es que va a ocurrir cuando quede solo el 12,5 % de agua en las represas. El último 10% no se puede sacar porque es barro y todo lo demás. Queda solo el 2,5% de agua que van a guardar para hospitales y escuelas. Va a haber cerca de 200 puntos de abastecimiento en la ciudad, donde van a repartir 25 litros de agua, traída de otras partes del país, para cada persona.

* ¿Qué soluciones se han planteado?

Están instalando plantas de desalinización, pero ninguna va a estar lista para el día cero. Además de eso zonas de agua subterránea, pero ya el Ministerio de Medio Ambiente y varias universidades han dicho que sacar el agua del subsuelo implica que queda hueco y ese se va a llenar de agua salada, porque estamos al lado del mar. Y eso daña la tierra para cultivo y contamina el agua dulce que queda en el subsuelo. Entonces la gente se pregunta, ¿sacamos el agua del subsuelo porque la necesitamos y dañamos la tierra o la dejamos quieta y morimos sin agua?

* Ciudad del Cabo es una ciudad muy turística, ¿cómo se ha visto afectado eso?

En este momento la gente sigue viniendo, pero no se escapan de ser bombardeados con el tema del ahorro. Después del día cero los turistas no van a venir a una ciudad que no tenga agua. Los hoteles, restaurantes, sitios turísticos van a empezar a colapsar. Y es grave porque de ahí vienen la mayoría de los impuestos que recibe la ciudad.
Además de eso, la agricultura de la ciudad entrará en crisis. Los cultivos cerca a Ciudad del Cabo y sobre todo la industria vinícola utilizan la mitad del agua de las represas y les ha tocado disminuir a la mitad el consumo, después del día cero será peor. Eso implica pérdidas muy grandes en términos de producción.

Lo que está pasando en Ciudad del Cabo puede ser un aviso para el resto del mundo, incluido Colombia…

Yo creo que con el cambio climático el agua va a ser un problema en todo el mundo en algún momento. En Colombia básicamente llueve en todas partes, pero no quiere decir que seamos inmunes. Lo que nos toca hacer es empezar a revisar tendencias de clima, tendencias de incremento poblacional y tomar medidas a tiempo de tal forma que las ciudades estén en capacidad de solucionar pre y no pos.
En el mundo de hoy no está de más hacer un uso racional del agua. Caer en el límite de los 45 segundos en la ducha no es necesario, pero creo que esa práctica colombiana de durar media hora en la ducha sí hay que acabarla. Yo no sé si el ideal colombiano permita que no se baje el agua siempre que se use el baño, pero hay otras cosas como poner botellas grandes con arena para que la cantidad con la que se llena el tanque sea menor.

Publicada por
Contactar al periodista
Etiquetas:
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
7 pasos para tener una buena relación de pareja a distancia
Sentir que se ha encontrado a la persona ideal con quien compartir momentos especiales y sentimientos, es quizá la razón más fuerte por la que...
Publicidad
Publicidad