Domingo 25 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

¿Cuánta intimidad tienen las parejas felices?

Intimidad, mucha. Sexo... no tanto como se podría pensar. La ciencia afirma que las parejas felices comparten otro tipo de cosas más allá de la pasión. Claro, sin que esta se aniquile por completo.

Por supuesto, para ser una pareja en primer lugar es necesario que la atracción del uno por el otro sea casi salvaje... no por lo alocada de las acciones, sino por la intensidad de las emociones que produce estar cerca del cuerpo de la otra persona.

Pero a medida que la relación avanza y la conexión romántica con la otra persona se incrementa, esa fogosidad desbordada llega a un punto desdendente... y algunos asocian esto a un mal funcionamiento de la pareja.

Curiosamente, la ciencia asegura que no hay nada de qué preocuparse.

¿O sí?

Los medios enfatizan -y la investigación apoya- la afirmación de que cuanto más sexo tenga, más feliz se sentirá.

Pero varios estudios han demostrado que la asociación entre la frecuencia sexual y el bienestar se describe mejor mediante una asociación curvilínea (en oposición a una lineal) donde el sexo ya no está asociado con el bienestar: con una vez a la semana es suficiente.

¡Tranquilos caballeros! A las mujeres les sucede primero, pero también los hombres experimentan este cambio.

Un estudio realizado por la Universidad de Ontario, Canadá, y publicado en la prestigiosa revista internacional Social Psychology and Personality Science y que investigó a más de 30 mil parejas a lo largo de 40 años, halló que una relación sexual, una vez a la semana, es suficiente para que una pareja sea feliz.

Eso sí, este momento debe estar complementado con risas, juegos, sensación de alegría, satisfacción y emoción por estar físicamente con la otra persona.

Por otro lado, si definitivamente ni una sola vez a la semana existe esta cercanía sexual, el estudio comprobó que la relación de pareja tiende a resquebrajarse.

Si esta es su situación, no se preocupe: aunque se sienta inseguro con su cuerpo, esté pasando por mucho estrés o incluso esté enfermo -así sea de gripa-, los expertos aseguran que lo único que se necesita es que usted haga un esfuerzo extra para que las cosas funcionen.

Y ellos le ofrecen algunos consejos de cómo hacerlo.

Hoy es domingo... ¿qué tal una escapadita con su pareja?

CLAVES PARA TENER MÁS GANAS... Y MÁS SEXO

Es verdad que en muchas ocasiones la vida “se nos viene encima”: demasiadas responsabilidades -los hijos, la comida, la casa, el trabajo, el estudio, la familia y un etc. sin fin-, que nos quitan las ganas de tener intimidad con la pareja. Sin embargo, algunos otros factores como la falta de sueño, comer mal o querer controlar todo lo que sucede a su alrededor, pueden hacer que su deseo sexual disminuya y hasta que deje de ver a su pareja como a alguien atractivo y deseable.

La coach Camila Díaz y la ciencia le ofrecen algunos consejos para que su relación de pareja se active con más intimidad y sexo:

1 Duerma más: una investigación publicada en The Journal of Sexual Medicine y realizada por la Universidad de Michigan, halló que la falta de sexo está relacionada con dormir mal, particularmente en las mujeres. “Los problemas sexuales a menudo tienen múltiples factores que contribuyen, como el estado de ánimo, la calidad de la relación, la disponibilidad de la pareja y la salud del sueño. Es importante que las mujeres y los profesionales de la salud sean conscientes de la relación entre el sueño y la respuesta sexual”, explica la coach Camila Díaz.

2 Dígale que lo o la ama: cuando una persona está satisfecha sexualmente -y, por supuesto, hay sentimientos reales hacia la otra persona- suele decirle que “te amo” durante el acto sexual. Es algo inevitable. Un estudio publicado en 2016 en la revista internacional Journal of Sex Research, demostró que el 75% de las mujeres que están felices con su vida sexual y su nivel de intimidad, suelen decir esta frase a su pareja durante la relación sexual. “Así que si las cosas no están marchando tan bien en la cama, pero existe todavía el amor y atracción por la otra persona, deje fluir sus emociones y dígale que la ama”, recomienda Díaz.

3 Hágalo porque le nace, no porque le toca: en la medida en que mujeres y hombres acceden a tener sexo e intimidad con su pareja porque se sienten obligados a hacerlo, la relación se irá deteriorando. Investigadores de la Universidad Carnegie Mellon realizaron un estudio en el que le pidieron a las parejas tener más relaciones sexuales y descubrieron que cuando las personas sentían que “tenían que hacerlo”, lo consideraban una tarea similar a lavar los platos y posteriormente no les pareció muy agradable.

“Con frecuencia, particularmente las mujeres, se sienten forzadas a complacer a sus parejas porque de lo contrario serán censuradas o recibirán críticas o serán “castigadas” de alguna manera en otra área de relación, por ejemplo, habrá más desconfianza. Sin embargo, es momento que tanto mujeres como hombres nos liberemos de esos clichés y dejemos que las relaciones fluyan como deban fluir, siempre que exista respeto y consideración por el otro”, explica la coach.

Haga ejercicio: los estudios han demostrado que ejercitarse regularmente mejora su deseo sexual al aumentar el flujo sanguíneo, los niveles de testosterona y al proporcionarle una deliciosa cantidad de endorfinas que lo hacen sentir feliz. Y cuando se siente feliz, su líbido también lo sentirá. “Es importante tener presente que a mayor peso menor deseo sexual se siente. Llevar una vida saludable contribuirá a mejorar su energía sexual”, señala Díaz.

Añada algo de creatividad: la investigación publicada en 2016 en el Journal of Sex Research, además de hallar que es importante expresar el afecto, también encontró que las parejas que prueban cosas nuevas y emocionantes en la cama son más felices que las que simplemente se mantienen fieles al sexo misionero, así que si quieres ser feliz, debe ponerse pervertido. “Algo pervertido no significa introducir capuchas y látigos al dormitorio, sino usar esencias y aceites, probar una nueva posición, experimentar con el ‘bondage’ de manera suave o hacerlo en un lugar atrevido”, concluye la coach Camila Díaz.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Dulce de manzana
Para cortar la sal, un sencillo postre con todo el sabor de la manzana.
Publicidad
Publicidad