Publicidad
Publicidad
Dom Dic 4 2016
20ºC
Actualizado 06:49 pm
Miércoles 19 de Octubre de 2016 - 12:01 AM

Chismes, no se preste para ese juego

Evite rodearse de gente que hace comentarios de otros porque podría verse involucrado. Absténgase de hacer comentarios de terceras personas sin su presencia.
Internet / VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: Internet / VANGUARDIA LIBERAL)

Usted está llevando una vida tranquila, una vida universitaria llena de planes con amigos, estudio, trabajos, planes familiares, fines de semana de descanso, aunque otros prefieren tener agenda  y disfrutar de la vida social. Todo esto tranquilamente y con buena energía, pero de repente, algo sale mal. Llegan comentarios a sus oídos; comentarios malintencionados usando el clásico “me contaron”, “me dijeron”, “están diciendo”…es normal que se desestabilice un poco. Esto podría sacar a cualquiera de cacillas.

Los “chimes” siempre vienen de manos de personas que se preocupan por la vida de los demás y disfrutan lastimando a terceras personas solo por gusto, envolviendo en incómodas situaciones a otros.

Los expertos dicen que usted debe aprender a identificar la información, si se trata de un mensaje directo o indirecto. Es decir, si la persona que emitió el mensaje lo hizo con buenas intensiones y si tiene la valentía de enfrentar a otros por la causa.

No vale la pena pensar y pensar en este tipo de circunstancias, pero tampoco el hecho es callarse y evitar a esas personas. Lo que se debe hacer es enfrentar las situaciones y cortar de raíz los “chismes”, antes que se conviertan en cadenas interminables y todo termine como en el conocido juego, el teléfono roto.

Tome el teléfono o visite a las personas en cuestión. Charle de una manera tranquila acerca de lo que se está presentando. No vaya a caer en el juego de terceros que buscan solamente desestabilizar su tranquila y posible ordenada vida.

Expertos explican el por qué de la actuación que busca generar conflictos con comentarios malintencionados. Así mismo, cómo debe actuar la persona implicada para que definitivamente no se preste para un juego sin escrúpulos y que termina lastimando a quien no debe. Lo primero, es detener el “chisme”, no se preste para eso.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS
Alejandra Silva.
Psicóloga.

¿Por qué hay personas que buscan generar “chismes”?
Por lo general siempre hay que ver qué hay detrás de esa persona chismosa. Es decir qué hay en su mente y psicológicamente qué busca al generar un comentario de mal gusto. Suena fuerte decirlo pero por lo general es una persona que tiene algún tipo de resentimiento hacia el otro y no tiene el valor de enfrentarlo directamente, por lo que su mejor opción es hablar de alguien en su ausencia. Siempre el “chisme” proviene de alguien celoso y débil pues no tiene el valor de enfrentar sus preocupaciones y tratan de sentirse más dignos socialmente diciendo que ellos son mejores que otros. Después de todo la finalidad es la misma, ejemplo: decir que *Diego es un tonto, estoy tratando de decirle a la gente que soy inteligente o por lo menos más inteligente que él.

Cuando uno se ve involucrado en un chisme, ¿cómo manejarlo?
No hay ninguna otra explicación de que este tipo de gente tiene un desequilibrio emocional que por ende afecta su comportamiento. Mantener el prestigio es una tarea importante para cada quien cuando se lidia con chismosos. No cometa el error de confrontarlo o amenazarlo, pues esto solo será una señal de su afectación y lo frágil que puede ser usted ante una situación así. En vez de eso, debe ser una persona fuerte y no fácil de desequilibrar. Tome unos días para calmarse, evalúe el daño que podría suceder y el resultado del comentario. Algunas de las recomendaciones para actuar son: enviarle una dosis de su propia medicina. Crear una noticia positiva de uno mismo y asegurarse que llegue a sus oídos. Por otro lado enfrentarlo pero cuando ya esté calmado y hágale ver que solo es un acto de su cobardía.

¿Cómo prevenir los “chismes”?
Por lo general siempre es gente que tiene algún vínculo cercano con nuestro entorno. Hay que estudiar meticulosamente con quien nos relacionamos. También, evite los malos comentarios de quienes están cerca. Por ejemplo, si nota que van a hablar de alguien particular, cambie el tema y de un giro a la conversación. Cuide lo que dice: usted puede verse como chismoso si dice sin querer o de manera intencional algún comentario. Los que estén cerca pueden tergiversar la información y meterlo en problemas.

 

VOZ DEL EXPERTO
Fernanda Bustos
Psicóloga

“No se rodee de gente que viva hablando del otro, que viva criticando, que constantemente tenga la necesidad de hablar del que pasó, de su compañero, de su profesor. Usted puede verse involucrado por el simple hecho de permanecer en ese círculo social. Además de eso, nunca se quede con una sola fuente de información. Indague y pregunte, o mejor aún, vaya directamente a la fuente”, recomienda la profesional en psicología Fernanda Bustos, quien dice además que este tipo de inconvenientes son típicos en el ambiente universitario donde hay tanta competencia tanto personal como profesional. “Lo ideal es que la persona se dedique a lo que debe: a estudiar. Si es una persona seria y responsable seguramente no tendrá problemas de este tipo. Además si posee estas características, lo más seguro es que tendrá la fortaleza de enfrentar y detener de raíz un “chisme”. Si la situación pasa a otras estancias, es claro que puede acudir a autoridades o directivas de la institución”.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad