Jueves 01 de Febrero de 2018 - 05:00 PM

Experiencias nuevas, grandes responsabilidades

La adolescencia es una etapa difícil, sí. Pero no se quede en eso y asuma su nuevo rol de forma independiente, con responsabilidad y fortaleza de nuevos retos. Puede acudir a sus padres, pero primero explore sus capacidades.
Internet / VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: Internet / VANGUARDIA LIBERAL )

Nadie nace aprendido, la vida es un mar de pruebas y errores. Los padres siempre libran una batalla desafiante con sus hijos y es una responsabilidad que aunque sean independientes, dura para toda la vida.
Pero usted en esa etapa de casi un adulto, debe aprender a llevar con madera firme cada una de las decisiones que tome. Que los valores aprendidos en el seno de su hogar sean la base que determina sus elecciones en muchas situaciones, motivaciones y maneras de organizar su futuro.
Un apartamento de soltero, un carro nuevo, quehaceres del hogar y como usted aproveche las oportunidades, son elecciones de vital importancia para lograr vislumbrar desde un comienzo las pautas que como guías puedan brindar sus padres para la crianza de un hijo de manera responsable, autónoma y con capacidad de autoabastecimiento.
Se sabe que la etapa de la adolescencia es un poco complicada. Pero es el tiempo justo donde usted puede empezar a ser autónomo, sin que los adultos tengan que estar todo el día detrás suyo.
Los expertos consultados por Vanguardia Liberal dieron pautas e indicativos esenciales, con el fin de que usted crezca comprendiendo las diferentes situaciones a las que se debe enfrentar en la vida. Adicional, las consecuencias de sus decisiones y actos, por supuesto de la mano de posibles soluciones y respuestas a dificultades.

María Angélica Lozano.
Psicóloga.

“A usted siempre lo han formado con la intensión que sea una persona independiente. Llegó el momento en que usted demuestre lo suyo: que es una persona sin miedos, sin inseguridades, pero sobre todo con la fortaleza mental de saber cómo comportarse cuando sus padres le han dado la libertad de asumir sus propios retos”, dice la experta. El consumo de alcohol y droga, contactos sexuales, relaciones de pareja; la responsabilidad de un vehículo, el encargarse solo o sola de un apartamento. Así como también los fracasos escolares o cualquier tipo de conducta que tenga cierto riesgo, son a menudo las pruebas a las que se tendrá que enfrentar en esta etapa inicial.

¿Usted quería su independencia? Ya la tiene. Su autonomía y responsabilidad son la cara ante la sociedad y particularmente ante su familia. Recuerde que si va a manejar, no consuma alcohol, este pendiente de los días de pico y placa, revise con frecuencia el estado de su vehículo, ahorre dinero por si acaso algún contratiempo. Cuide de su apartamento. Pague los recibos, ahorre energía, haga mantenimientos periódicos de tuberías, pintura, etc. Si su traslado es a otro país, depende de cuál sea el fin, sea un buen ciudadano, asuma sus responsabilidades, solucione sus conflictos, busque ayuda si la necesita.

“Usted tiene todas las capacidades para salir adelante. La vida y las bases familiares le han dado los beneficios para que sea una persona con buenos comportamientos y que sepa llevar los retos con autonomía y decisión. No todo en la vida es fácil. No se rinda a la primera y trabaje en lograr lo que quiere”, cierra la experta.

Ana María Echeverría.
Coach de vida.

“Quiero salir del país”.
Es una decisión de suma importancia. Lo primero que debe tener claro es que si va a estudiar, es a estudiar. En medio de esto a vivir un intercambio cultural que lo ayudará a desarrollarse socialmente, sin olvidar sus responsabilidades y obligaciones. Por lo general es una experiencia enriquecedora porque aprenderán a manejar su dinero, a convivir  en compañía de otros, a solventarse con temas como transporte, lavandería, aseo y por supuesto responsabilidades a la hora de demostrar sus capacidades como persona independiente.

“Olvidé mis tareas”
Nadie nace aprendido y todos hemos caído. Pero no se excuse en que si le pasó una vez, entonces haya una segunda, tercera y hasta cuarta. Ya eso es irresponsabilidad de su parte y debe asumir las consecuencias. Si olvidó hacer algo en cualquier ámbito, pues nunca es tarde. Hágalo de una vez. Busque ayuda, información o siga consejos de los adultos. Busque el origen del descuido y trabaje en que no vuelva a ocurrir. Si olvidó cambiarle el aceite al carro, hágalo de una vez y apunte en su libreta o celular la revisión cada cierto kilometraje. Si olvidó pagar los recibos de los servicios públicos, ahorre el dinero de este mes porque seguramente el próximo llegará doble.

“¿Obligaciones en el hogar?”
Claro que sí. Muchas y diarias. Mantener un hogar no es tarea fácil. Ya lo tiene ahora hágase cargo de él. No olvide pagar los servicios públicos mensuales. Saque la basura teniendo en cuenta los días de recolección y no olvide reciclar. Si hace mercado no compre cosas que no va a utilizar y esté pendiente de los productos en la nevera. No deje que se descompongan. Ahorre dinero para amoblar. No tiene que comprar todo inmediatamente. Póngase metas y poco a poco tendrá sus cosas. Haga aseo diariamente, ponga la ropa sucia en su lugar y si no vive completamente solo, hagan arreglos con su compañero de piso para que las tareas sean compartidas.

“¿Y mi dinero?”
Esa es la mayor responsabilidad. Seguramente usted no estará trabajando por asuntos como la edad, por ejemplo. En estos casos usted puede que reciba de sus padres o familiares algún tipo de manutención. Ahorre. Cualquier dinero que sea un ingreso no puede tener un fin improductivo. Pague sus obligaciones y ahorre dinero. Con el, compre ropa, sus productos de aseo, su transporte y otras más. ¿Cómo medir el buen uso del dinero? No compre cosas que no necesita. Dese gustos por un lado pero no descuide las responsabilidades que van primero.

“¿Puedo acudir a mis padres?”
Puede hacerlo, por supuesto. En muchos casos es mejor bajar la cabeza y no dejar que la situación sea mayúscula. Pero no es la idea todo el tiempo. Busque sus propias salidas, explore sus capacidades. Exíjase como persona y como nuevo ser independiente. Igualmente puede buscar de ellos por algún consejo o recomendación. Pero que no vean que usted está decayendo. Todo lo contrario, demuestre que puede y es capaz.

LISTA

1 Usted ha sido educado para que ahora asuma este rol de manera responsable.
2 No hay una edad establecida para su independencia. Pero si tomó una decisión que sepa que todo tiene causa/efecto, de sus actos dependen los resultados.
3 La independencia no es un fenómeno social. Es asumir un nuevo reto en su vida.
4 Disfrute las etapas. No se apresure. Comparta con su familia, con los de su casa. Aprovéchelos.
5 Algo muy importante: ¿está capacitado para enfrentarse a la soledad?
6 Póngase metas. Cúmplalas poco a poco. No se apresure.
7 Gestione el estrés. No se enrede a la primera. Tome espacios para reflexionar.
8 ¡Ojo! El tiempo no se puede comprar ni negociar. Como quien dice “el tiempo perdido los santos lo lloran.
9 Si tiene un buen trabajo, un ingreso económico, cuídelo.
10 Sepa administrar su dinero. Ahorre. 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Empanadas de maíz vegetarianas
Empanada casera baja en calorías. Deliciosa receta para aquellos que les encanta comer saludable.
Publicidad
Publicidad