Sábado 14 de Noviembre de 2015 - 08:59 AM

Entérese de qué hacer cuando su hijo de 10 años se la pasa 'chateando'

Mi hijo pasa muchas horas ‘pegado’ al chat, hablando con personas que no conoce. Incluso me ha pedido algunos datos que no son habituales para un niño de 10 años. Quisiera conocer los contenidos de sus correos, pero no sé si sea correcto.
Tomada de Internet /VANGUARDIA LIBERAL
Entérese de qué hacer cuando su hijo de 10 años se la pasa 'chateando'
(Foto: Tomada de Internet /VANGUARDIA LIBERAL)

Esta es  una pregunta frecuente, que inquieta a los padres de hoy, pues es una realidad a la que se ven abocados día a día. Este tema debe manejarse con cuidado, ya que muestra varios aspectos para evaluar. Por un lado, el derecho a la privacidad que tienen los hijos, aún más en la adolescencia; y por el otro, la necesidad de actuar con paternidad responsable frente al peligro que implica el uso no informado de las redes.

Hace poco fue aprobada una  ley colombiana que autoriza a  los padres a que, en casos en los cuales los niños y jóvenes estén en riesgo, puedan leer los correos de sus hijos. Aunque en principio sí es importante que el Estado ayude a las familias a educar a los hijos, se requiere crear un contexto que vaya más allá de la legislación. Es decir, construir un ambiente de confianza mutua y respeto que permita actuar.

La ley que menciono es una medida para casos especiales, donde los chicos pueden estar en riesgo o si se nota algo extraño (bullying, uso de pornografía, sextting, conversaciones riesgosas con desconocidos, malas compañías) y no como rutina.

El control que los padres deben ejercer en el uso de las redes también depende de la edad. Un niño más pequeño necesita mayor seguimiento, pues está iniciándose en el mundo virtual y no tiene criterio para elegir entre lo bueno y lo malo.

Un adolescente, se supone, tiene capacidad para tomar buenas decisiones; pero también es labor de los padres conocerlo para definir qué tan preparado está para hacer uso responsable del Internet y cómo actuará ante determinadas situaciones.

La intervención de los padres debe trascender los extremos de ‘padres desentendidos’ -porque se sienten impotentes, les da temor, no les interesa o no saben cómo hacerlo- y ‘muy controladores y sobreprotectores’, -que quieren tener a los niños vigilados permanentemente por miedo a que sean vulnerables-.

El reto que tenemos es guiar a nuestros hijos de manera inteligente, objetiva e informada en el  manejo de la tecnología, combinando además los controles parentales y las aplicaciones informáticas, la nueva ley aprobada (cuando es el caso) y un diálogo abierto y tranquilo con los niños y jóvenes.

Publicada por
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Diseños de uñas para el día de tu boda
Con el mismo cuidado con el que eliges el vestido de novia debes seleccionar la decoración de tus uñas. Tus manos también serán grandes...
Publicidad
Publicidad