“Lo que nos gusta es burlarnos de nosotros mismos y de los personajes que somos”: Julián Arango

Entrevisa con el actor Julián Arango, quien interpreta a Don HP, uno de los nuevos personajes de la serie cómica del Canal RCN ‘El man es Germán’.

1022

Julián Arango no puede sentirse más feliz. Llegó a un elenco que cumple varias temporadas trabajando juntos y encajó a la perfección, y como pocas veces ocurre en la historia de la televisión, hace parte de las dos producciones más vistas del Canal RCN.


A las 8 de la noche de lunes a viernes lo pueden ver como Humberto Pérez, más conocido como Don HP, el antagonista de ‘El Man es Germán’, y una hora más tarde, los televidentes lo piden ver como Hugo Lombardi, el diseñador de modas en la repetición de ‘Yo soy Betty la fea’.


El humor ha sido la pieza clave para lograr que RCN lograr duplicar la teleaudiencia en los horarios estelares.

¿Cómo es entrar con un nuevo personaje en una serie que llegó a su cuarta temporada como ‘El man es Germán’?


Ha sido una experiencia de las mejores que he tenido en mi vida. Ha sido un reto grandísimo porque llegas a un equipo de trabajo que en su mayoría ya había trabajado y manejaba sus propios códigos, una forma y un estilo.
Entrar a formar parte de un grupo creado que sin mirarse se comunica fácilmente, era un poco complicado. Afortunadamente con la ayuda de Ramiro Meneses y Consuelo González, que son los directores, y con El Cónsul, personaje interpretado por Milton López, a quien no conocía, hemos hecho un muy buen equipo de trabajo que me ha servido mucho para construir el universo del supermercado.

¿Qué fue lo más complicado?


Al principio la vi difícil porque no encontraba por dónde, no sabía cómo era la cosa, pero poco a poco encontramos el tono y hoy en día, en grabaciones, disfrutamos de esta comedia subreal que es una maravilla.


¿Difícil hacer comedia en televisión?


La comedia es como el fútbol, todo el mundo cree saber de ella. También hay diferentes tipos de comedia pero no a todo el mundo le gusta el mismo tipo de comedia, entonces es difícil darle gusto a todo el mundo.
En el caso de ‘El man es Germán’ es una comedia muy especial, que tomando bien mis palabras, es una comedia boba, de la estupidez del día a día que nos pueden pasar a todos, que al final son cosas de la vida y de personajes, que es lo que más me gusta a mí.


¿Cómo fue la construcción de este personaje, Don Hernando Pérez?


Fue a través de casting, me lo gané a pulso. Son de esos personajes que a penas te llegan sabes bien que es lo que querías, que lo esperabas, que lo quería hacer.
En el casting lo hice con cuatro acentos diferentes: boyaco, opita, paisa y costeño. Al paso de los casting me dijeron que había quedado pero no con qué acento debería hacerlo, y en el primer ensayo me dieron la noticia de que no iba con acento. Eso me alertó porque a mí me gusta hacer acentos y los personajes me quedan más ricos cuando no se parecen tanto a mí.
Ramiro Meneses me decía que era mejor así, que la comedia de ellos ya era exagerada y que lo mejor era que mi personaje fuera el polo a tierra. Eso me hizo sufrir bastante porque yo quería ser personaje. Con el tiempo hablé con los directores y les manifesté que no me sentía cómodo, que lo quería hacer más personaje, nos quedamos con el acento costeño y paisa, pero al final el paisa ganó, aunque yo quería costeño por lo que ya había hecho de paisa en ‘Guadaña’ en ‘El cartel de los sapos’, pero estoy feliz haciéndolo.


¿También se involucró en la caracterización de Don HP?


En eso soy muy cansón. Me encanta tener un disfráz, algo que me de identidad y una uniformidad. Yo pasé varias propuestas y un día me consiguieron un pantalón de seda y por ahí nos fuímos para caracterizarlo con vestidos de seda color berenjena, rojo, gris y hasta azul, lo que sirve mucho para darle su propia identidad de elegancia.
Julián Arango por partida doble en ‘El man es Germán’ y ‘ Yo soy Betty la fea’…
La gente pasa de Don Hernando que se las da de elegantísimo y luego a las nueve de la noche se encuentran con Hugo Lombardi que sí es elegante, sabe de lo que habla.
Se me hincha el pecho completamente al estar en lo que muchos han llamado el renacimiento de RCN, que ya había ocurrido con ‘Yo soy Betty la fea’, que en el momento de estrenarse el canal no estaba pasando por el mejor de sus momentos. Ahora siento la misma sensación de que RCN va a volver a posicionarse en los primeros lugares.
Es bien especial y emocionante poder ver tu nuevo personaje y enseguida lo que hicimos con ‘Yo soy Betty la fea’. Solo queda dar gracias.


El humor levantó el rating del canal…


Es maravilloso. No entiendo por qué insisten en la piscina, el guaro, la tanga, la bala y el narcotráfico como fórmulas para captar teleaudiencia. Aunque yo he hecho parte de ese tipo de series, me he dado cuenta que a nosotros lo que nos gusta es burlarnos de nosotros mismos y de los personajes que somos. Eso no lo podemos perder.
Este país sufre mucho como para meterle más drama a todo esto, sin dejar de valorar las series de drama que han sido tan importantes en la televisión colombiana, pero no de una manera tan fácil. Creo que en ese aspecto la risa le gana a cualquier cosa, y sobretodo este tipo de comedia que permite casi todo, lo subrreal, sin código y sin formato.


¿Esos personajes también son muy recordados?


‘Guadaña’ de ‘El cartel de los sapos’ es un éxito impresionante, que le encanta a la gente porque tenía mamadera de gallo también. El humor es una potente forma de comunicación y a mí me encanta comunicarme a través de ella.
¿Y el escenario?
Grabo todos los días y a todas horas, por lo que no me ha quedado tiempo para hacer nada más. Ya venía trabajando y tengo cerca de 25 minutos de un nuevo stand up comedy que aún no tiene ni siquiera nombre pero ahí vamos. Se le tiene pero se le demora, como dicen por ahí.