Socorro: Gestión del Riesgo adecuó el Parque de las Mariposas en el Bicentenario

Habían sido varias las quejas de los vecinos luego de que su seguridad se viera amenazada por la caída de árboles sobre sus viviendas. Jóvenes habían dejado de practicar deportes en el barrio al sur del Socorro.

1200
Jhoan Calderón Bayona / VANGUARDIA
Bomberos, Electrificadora, Secretaría de Planeación, empresas de servicios e incluso la misma comunidad trabajaron en la tala y poda durante la mañana de este martes.

El barrio Bicentenario del Socorro y el sector Parque de las Mariposas habían sido protagonistas este 2019 de varios eventos desafortunados a causa de las fuertes lluvias en los últimos meses. El clima provocaba la caída de árboles, ramas e incluso un poste de energía, sobre las viviendas aledañas. Los vecinos se quejaban y temían por su seguridad. Este martes un grupo de trabajadores talaron, podaron y adecuaron el lugar para que ya no representara peligro alguno.
Más de 20 familias vivían con zozobra en la parte sur de la capital comunera pues la altura de guaduas y otros árboles representaban un peligro inminente para ellos. Una habitante del sector, en diáloco con Vanguardia, había denunciado que los niños ya no podían ingresar a jugar al parque porque de repente podría caer sobre ellos algún elemento que atentara contra su seguridad: “Estudiantes de colegios cercanos venían a hacer deporte en esta zona. Ahora no resulta imposible, pero sí de cuidado. Por su altura, los árboles ya han sombreado toda la calle y si alguno se cae va a dar directamente a una casar”. Y así fue. Semanas anteriores a esta publicación una vivienda se vio seriamente afectada luego de que uno de estos árboles, guiado por el viento, las lluvias, su altura y peso, dañara parte del techo y fachada de la casa.
La alarma llegó hasta la oficina de Planeación del Municipio, quien hizo presencia en el lugar con autoridades de la Corporación Autónoma Regional del Oriente, CAS, y tomaron medidas, que efectuaron el día de ayer.
“Acudimos al llamado de los vecinos y fuimos al Parque de las Mariposas para hacer gestión y control del riesgo de la poda y tala de varios árboles que ya presentaban riesgo en viviendas vecinas. Las caídas fueron producto de los vendavales que se han presentado por las lluvias, especialmente en aquel duro invierno. La CAS nos dio autorización de intervenir la zona verde”, dijo a Vanguardia Koky Neira, secretario de Planeación.
En total 7 árboles fueron talados y 7 más, podados. El ejercicio se hizo de la mano de la Electrificadora de Santander, Cuerpo de Bomberos Voluntarios, Empresa de Alumbrado Público y empresas de canales de comunicación.

Diligencia demorada
El funcionario explicó que el proceso tardó en hacerse varias semanas porque el municipio carece de una cuadrilla que esté encargada de la situación. Es decir, son trabajos de alto riesgo por las considerables alturas y maquinaria que se requería; por eso fue necesario la mano de obra de Bomberos y la canasta de la Electrificadora. “Adicional este parque no está inscrito en el municipio. Estamos haciendo un inventario y legalización de zonas verdes y centros deportivos que han sido intervenidos, pero que no están registrados, lo que no nos permitiría tocar estas áreas”.
Por lo pronto, ya fueron removidos los escombros y el lugar tiene un nuevo aspecto. Así mismo, vecinos opinaron sentirse más seguros: “es un alivio porque cada que llovía o en verano cuando se desprendía una rama, de una vez uno pensaba qué le irá a pasar a mi casita. Además de las personas que caminan por acá y los niños que juegan en el parque. Se demoraron pero ya lo hicieron que es lo importante”, dijo un adulto mayor residente del barrio Bicentenario.