Aún no se vota moción de censura contra Ministro de Defensa

358
Botero Nieto recordó que existen una serie de directivas ministeriales enmarcadas en los derechos humanos y que se privilegian. (Foto: Colprensa /VANGUARDIA)

A las 3:30 de la tarde, hora y media después de la hora señalada, se inició en la Cámara de Representantes la moción de censura en contra de Lorenzo Guillermo Botero, el ministro de Defensa acusado por la oposición de ser indigno de ocupar el cargo debido a su presunta responsabilidad en falsos positivos.

Un minuto de silencio en la memoria de los soldados asesinados el fin de semana en el país marcó el comienzo de un debate que cinco horas después no había sido votado, debido a las intervenciones de los representantes de los partidos citantes (Alianza Verde, Polo Democrático, Farc, decentes y otros sectores independientes), del propio Botero Nieto y de los partidos de Gobierno, quienes exhibieron en sus curules avisos con la etiqueta #AdelanteMinistro, que acompañaron con imágenes en diferentes actos públicos en los que aparecía el jefe de la cartera.

Lea también: Suspenden la declaración de Marlon Marín por caso Santrich

Esa misma etiqueta se movía también en redes sociales y desde la cuenta oficial del Ministerio como altos funcionarios del gobierno de Iván Duque, que publicaron y replicaron mensajes sobre supuestas cifras de balances en materia de seguridad en los meses que lleva como jefe del Ministerio.

Una de las primeras intervenciones fue la de Katherine Miranda, que señaló que “es muy doloroso lo que está pasando con las Fuerzas Militares. Hoy se tienen alrededor de 500.000 miembros y solamente el 1 % está investigado por ejecuciones extrajudiciales y pese a que es solo el 1 %, esta cifra le ha hecho mucho daño a la credibilidad de las Fuerzas Militares”.

Dicho esto, precisó que todo el debate gira en torno a la aparición de políticas y directrices que, según ella, están regresando para que se ejecuten las prácticas del pasado, que dejaba en entredicho el buen nombre y por el contrario se dedicaban a realizar falsos positivos.

Uno de los temas por los que fue citado el otrora hombre fuerte de Fenalco es el relacionado con la muerte del excombatiente de las Farc, Dimar Torres, ultimado en un confuso episodio a manos de un cabo del Ejército. Por este crimen, que también tiene ante la justicia a un coronel, el liberal Juan Carlos Lozada, señaló que las declaraciones de Botero Nieto estuvieron llenas de declaraciones imprecisas.

“¿Cómo vamos a confiar en su palabra de aquí en adelante? ¿Qué tanto podemos confiar en su palabra si usted fue quién mintió? ¿Quiénes son los que le han dicho mentiras?”, preguntó varias veces el representante.

Juanita Goebertus (Alianza Verde) trajo a colación seis políticas se siguen desde el Ministerio de Defensa y por las cuales, a su consideración, son motivo suficiente para que Botero Nieto dejara el cargo. La primera de ellas la que hace referencia a que se sigue negando la existencia del conflicto.

La representante de los Verdes explicó que, al no tener esa definición en firme, “cuando se les ordena a las fuerzas militares hacer operaciones poniendo en grave riesgo su seguridad jurídica y generando incertidumbre dentro de los comandantes de División”.

Le puede interesar: Iván Márquez cuestiona proceso contra Santrich a través de una carta en twitter

En sus diez minutos de intervención, Goebertus también señaló que existe una directiva en la que se privilegian las muertes en combate sobre las capturas y las desmovilizaciones.

Botero responde

En respuesta a estos puntos, Botero Nieto recordó que existen una serie de directivas ministeriales enmarcadas en los derechos humanos y que se privilegian, según él, “las desmovilizaciones sobre las capturas y sobre las muertes en combate”, y añadió que detrás de comandantes de División y de Brigadas hay 161 asesores que apoyan sus labores para que “no vuelvan a haber homicidios por parte de la Fuerza Púbica”.

Sobre el caso de Dimar Torres en particular, que fue una de las razones por las que se citó al debate, Botero Nieto se refirió al mismo casi 25 minutos después de que inició su intervención y en esta oportunidad señaló que “se trata de un crimen execrable” y agregó que tanto el coronel como el cabo deberán responder por el hecho.

Con la presentación de fragmentos de audios y vídeos de entrevistas el jefe de la cartera quiso demostrar que siempre habló de que las versiones que entregó tras el crimen del excombatiente de las Farc fueron las que tuvo en su momento entregadas por los implicados en el hecho.

“Era consciente que lo responsable era entregar al conocimiento de los medios la versión que se me había informado. Hoy debo decir que nada de lo dicho hasta ahora es inmodificable y es posible que aparezcan nuevos elementos. Sobre el caso de Dimar Torres no se ha dicho toda la verdad”, dijo Botero acompañado en el atril de un séquito de cuatro asesores que le pasaban documentos.

Botero también se refirió al caso del general Diego Luis Villegas, el oficial que en una tarima le pidió perdón a la comunidad por el crimen de Torres y fue el primero que puso la cara por este hecho. Al respecto, el jefe de la cartera de Defensa insistió en que no hubo ninguna persecución en su contra y que el hecho de que hubiera salido a vacaciones obedecía a un “episodio normal y programado”.

Sobre las acusaciones en su contra en la que lo trataban de mentiroso quiso desvirtuarlas aduciendo que las Fuerzas Militares conocen de sus actuaciones y de la manera en las que la dirige.

Sobre las 9:00 de la noche, el debate continúa y se está por definir si la votación a la moción de censura se realiza en la noche de este lunes o si se reprograma.