Junior de Barranquilla es el bicampeón del fútbol colombiano

1381

Con un marcador final de 5-4 en la definición por penaltis, Junior de Barranquilla se coronó como el nuevo campeón de la Liga Águila 2019.

El técnico Julio Avelino Comesaña recogió el fruto del trabajo que comenzó Luis Fernando Suárez. Ayer, el equipo barranquillero logró su novena estrella en Bogotá, donde derrotó al Deportivo Pasto.

Con un marco excepcional en el estadio El Campín, Atlético Junior se coronó campeón de la Liga Águila I-2019, tras vencer al Deportivo Pasto desde el lanzamiento del punto penal, que terminó a favor de los barranquilleros 5-4.

El cuadro tiburón alcanzó su novena estrella en el Fútbol Profesional Colombiano, luego de un desempate que se definió hasta el último cobro, donde Ray Vanegas, el encargado de anotar para el Pasto en los 90 minutos, envió el balón por encima de la portería sur de El Campín.

El primer tiempo se fue en blanco para los dos equipos, con muy pocas opciones de gol en las porterías de Sebastián Viera y Neto Volpi, quienes tuvieron actuaciones esporádicas ante la baja efectividad de las zonas creativas, que nunca pusieron a sus delanteros de frente a la portería.

Los dirigidos por Alexis García le apostaron al juego aéreo y allí lograron inquietar un poco la portería de Viera, que al 37’ tuvo una intervención importante en un cabezazo de Andrey Estupiñán.

Los dirigidos por Julio Comesaña se veían tranquilos por el 1-0 de la ida y se dedicaron a aguantar.

El segundo tiempo mantuvo la tónica, pero todo cambió a diez minutos del final y el encargado fue Ray Vanegas, quien le ‘robó’ el balón al juniorista Gabriel Fuentes y solo frente a Viera la mandó al fondo de la portería por debajo de la humanidad del portero.

Tras el gol, el partido creció en intensidad y Junior se acordó de atacar, fue así como se lanzó a buscar la igualdad, pero no les alcanzó y la primera estrella del año se definió en los penales.

Luis Narváez, Michael Rangel, Rafael Pérez, James Sánchez y Sebastián Viera, en su orden, fueron los encargados de darle tranquilidad a la hinchada tiburona; mientras que Pasto solo falló en el último cobro con Ray Vanegas, quien la envió por encima de la portería de Viera.

“Contento por esta alegría. Así son las finales, toca pelear, guerrear y hoy (ayer) salimos victoriosos nosotros y es una gran alegría para toda la afición”, dijo el santandereano Michael Rangel antes de levantar el trofeo.

“Tras llegar a mutuo acuerdo entre nuestro órgano directivo y cuerpo técnico, se ha definido que el estadio que albergará al conjunto volcánico para disputar la final de la Liga Águila será el Nemesio Camacho El Campín, ubicado en la ciudad de Bogotá”, señaló el Pasto en un comunicado.

Lea también: Atlético Bucaramanga doblegó 2-1 a Real San Andrés en un encuentro amistoso

El equipo nariñense manifestó que se hicieron todos los esfuerzos posibles para que este compromiso se disputara en su casa y con su afición, pero ante la negativa de la organización del campeonato, tuvieron que buscar una sede anexa que los recibiera para este crucial partido.

“Le transmitimos al todo el pueblo nariñense que la ilusión de obtener esa anhelada segunda estrella sigue intacta y que estamos comprometidos con todos ustedes, nuestro principal motor”, señaló en el comunicado, donde también dijo que esperan contar con todo su apoyo.

Cabe recordar que el juego de ida, que se disputó el pasado sábado terminó a favor de Junior, que llegará al estadio El Campín con la ventaja de un gol.