Motociclista perdió la vida en la vía a Girón

Se presume que Rendón habría intentado esquivar un bache en la vía y esto le hizo perder el control del vehículo; justo en ese momento pasa la mula que terminó arrollándolo.

6588
Foto/ Suministrada
El accidente ocurrió hacia el mediodía de este jueves.

Como Mervin Andrey Rondón Arévalo, de 30 años, natural de Barrancabermeja, fue identificado el motociclista fallecido hacia el mediodía de este jueves, en la vía que comunica a Bucaramanga con Girón.

Según las primeras versiones, Rondón a bordo de su Bwis de placas PXH-91E, se desplazaba en sentido Bucaramanga-Girón cuando colisionó contra una mula tipo tanque, de placas UPN-398, conducida por un hombre de 53 años, oriundo de Lebrija.

Tras el impacto Mervin salió disparado de su vehículo y perdió la vida de manera inmediata. 

Durante cerca de dos horas la vía permaneció cerrada a la espera de la llegada de uniformados de la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía de Bucaramanga, para realizar el levantamiento del cadáver.

A esta hora se desconocen las causas del accidente, se presume que Rendón habría intentado esquivar un bache en la vía y esto le hizo perder el control del vehículo; justo en ese momento pasaba la mula que terminó arrollándolo.  Luego de conocer la tragedia, familiares se acercaron al lugar y protagonizaron dolorosas escenas.

Yolanda Vargas, tía de la víctima manifestó que “Mervin era un muchacho muy juicioso, padre de dos niñas, vivía trabajando y viendo de su hogar.  Mi sobrino falleció por sacarle el quite a un hueco, se cayó y lamentablemente el aparato (la mula) le pasó por encima. 

«Qué triste que la vida de un joven emprendedor se pierda por la negligencia de las autoridades que no están pendientes de las carreteras, son trampas mortales. Esta vez fuimos nosotros los que lloramos su pérdida. Un llamado a las autoridades que gastan dinero en cosas que no tienen razón de ser”.

Al momento del accidente, Mervin acababa de salir de su trabajo y se desplazaba a su casa en Girón donde almorzaría con su familia.  Se ganaba la vida como cobrador.