Publicidad
Jue Abr 27 2017
22ºC
Actualizado 10:40 am

cloro

Agosto 7, 08:29 am
Irlena Coronel, una mujer de 37 años, pasó momentos de angustia cuando se dio cuenta que lo que había ingerido era cloro comercial y no el líquido de una bebida energizante que había comprado en una tienda cerca donde labora en el barrio Boston de la ciudad de Barranquilla.
Publicidad
Publicidad
Publicidad