Sáb Oct 1 2016
17ºC
Actualizado 08:09 pm

El diálogo enriquece la unión matrimonial | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-14 16:37:22

El diálogo enriquece la unión matrimonial

El diálogo enriquece la unión matrimonial

Eso hace mi esposo profesionalmente pero poco habla, muchas veces para aceptar o rechazar algo mueve la cabeza, no dice nada. Esto me viene aburriendo porque no puedo entablar una conversación con él, pareciera que yo no le importara.

Yo soy contadora y trabajo con dos empresas. Realizando mi labor lo conocí y me pareció una persona buena, organizada y seria.

Hoy, luego de 4 años de matrimonio no sé cómo actuar con él y me preocupa mucho más porque me enteré que estoy embarazada. Ayúdeme por favor.

RESPUESTA

Distinguida señora: Llegó la hora de sentarse a dialogar con su esposo para expresar lo que piensa y siente sobre la comunicación que han establecido estos años.

Comenzará valorando sus cualidades y talentos especiales. Luego le hará saber que van a ser padres, que pronto llegará a sus vidas un ser maravilloso que llenará de alegría y felicidad el hogar.

En el fulgor de la noticia manifestará su compromiso por mejorar la comunicación en pareja, permitiendo espacios para conversar incluso escribir sobre aspectos relacionados con su convivencia, amigos, familiares cercanos e incluso, pensando en el futuro de su hijo.

Con delicadeza, ternura y amor coloque la mano de su cónyuge en el vientre y compartan la sensación de aquella vida que se forma en su interior, la cuál se constituye desde hoy, en el motivo más importante para continuar la lucha existencial ¡Felicitaciones!

REFLEXIÓN

El amor puede morir por falta de comunicación. El diálogo es el remedio de muchos conflictos que se suscitan al interior del hogar. Es importante hablar, con un tono de voz agradable, sin gritos y cuidando lo que se dice para no herir a quien se dice amar.

Hágalo con sinceridad, claridad y prudencia, sin dejarlo para más adelante, debe ser en el instante preciso.

Si le hablan ¡escuche con atención!, sin interrumpir a quien lo hace, comprendiendo, valorando y respetando su posición.

Luego, podrá opinar pero de igual manera expresará lo que piensa o siente con la consideración y respeto que lo hicieron con usted. He ahí el valor y fundamento de una comunicación apropiada. ¡Manos a la obra!

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad