Publicidad
Publicidad
Mar Sep 27 2016
23ºC
Actualizado 11:41 am

Una historia que cumple 63 a帽os | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-11 22:25:55

Una historia que cumple 63 a帽os

Algunos comerciantes de la Casa de Mercado Central, han llegado a Barrancabermeja por accidente, pero no por ese motivo se han vuelto barranque帽os, porque quieren a esta tierra petrolera m谩s que a su tierra natal.
Una historia que cumple 63 a帽os

Como le pas贸 a Orlando Tavera, comerciante de frutas y verduras desde hace 16 a帽os. 聯Soy del Socorro pero cuando estaba joven, 铆bamos hacia Santo Domingo con unos familiares para trabajar all谩 con unas motosierras, pero pasamos por Barranca, a saludar un primo que por ac谩 ten铆a un negocio. 脡l nos dijo que ese trabajo era muy peligroso, y pues yo me qued茅, y me asoci茅 con 茅l. Y aqu铆 me cas茅 y tuve hijos聰.

Seg煤n Tavera, que hoy es presidente de la Asociaci贸n de Usuarios de la Casa, el comercio tambi茅n ha vivido de la misma forma que ha vivido Barrancabermeja, 聯declaraban paro y la gente no sal铆a de las casas y no hab铆a transporte, pues no ven铆an a comprar y eso eran los bultos y bultos que a uno le tocaba tocar de habichuela y verdura da帽ada聰.

Aunque hoy esos hechos ya son parte del pasado, esperan todos los a帽os un aniversario m谩s, para que el comercio se reactive.

聯Ha estado muy desangrado, sobretodo por la situaci贸n de los vendedores ambulantes, entonces hacemos rifas, juegos y promociones para que la gente acuda masivamente a comprar聰.

Lo mismo le paso a Do帽a Emiliana, una de las comerciantes m谩s antiguas, lleva 37 a帽os y es oriunda de La Floresta, Boyac谩. Esta tierra aunque vio fallecer su marido raz贸n por la cual se qued贸 ac谩, le ha dado lo m谩s valioso de su vida, un local de venta de verduras.

Tanto para Orlando, como para Do帽a Emiliana, el sue帽o junto con el de cerca de 350 comerciantes, es el de tener su local propio y no tener que 聭padecer聮 m谩s con los arriendos que mes tras mes tienen que pagar. Esa misma ilusi贸n tom贸 vuelo cuando hace un mes el Alcalde, les prometi贸 que el otro a帽o iba a comprar la Casa de Mercado para luego vend茅rsela a los mismos comerciantes.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad