Una hospitalización puede quebrarlo | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Oct 23 2017
21ºC
Actualizado 07:42 pm

Una hospitalización puede quebrarlo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-13 18:12:27

Una hospitalización puede quebrarlo

La neumonía de la pequeña Carolina, hija de Roberto Suárez, significó que la familia se atrasara durante un mes en la cuota del arriendo, redujeran la cantidad de mercado y que Sandra, la madre, tuviera que pedir una licencia no remunerada en el trabajo para atender a la pequeña, quien estuvo cerca de dos semanas en el hospital.
Una hospitalización puede quebrarlo

Aunque la familia está afiliada al régimen contributivo de salud (EPS), el hecho de que la niña sea beneficiaria, el valor del copago, además de la compra drogas y tratamientos recomendados y no incluidos en el POS, significaron un gasto no previsto de cerca de un millón de pesos.

“Debo reconocer que la EPS reconoció el valor de muchas de las cosas que necesitó mi hija, pero no dan todo, especialmente en el tema de medicamentos y especialistas. Nosotros ganamos, juntos -esposo y madre- cerca de un millón mensuales, y eso fue lo que tuvimos que pagar”, aseguró Roberto, quien trabaja en un almacén de repuestos.

Esta historia no es exclusiva de esta familia, según cálculos de la Comisión Económica para América Latina, Cepal, en Colombia un hogar que presenta un evento hospitalario puede ver crecer su razón gasto a capacidad de pago entre dos y tres veces, aproximadamente. Es decir, deben estirar su presupuesto para imprevistos el doble o más.

Y aunque las cifras no parecen, a simple vista, tan escandalosas, para analistas sobre el tema, sí queda claro que un evento catastrófico en salud –hospitalización, enfermedad terminal o de alto costo-, puede hasta “quebrar” a cualquier hogar.

“Yo tengo cáncer linfático. Una enfermedad grave. Mi EPS no cubre tratamientos como auto transplante de médula, que se constituye en una posibilidad de cura, por ello tocó vender la casa de mi mamá para pagarla”, admitió Liliana Cáceres.

Mayor cobertura

Según cifras de Presidencia de la República, a diciembre del año pasado (2007), 16 millones y medio de ciudadanos estaban vinculados al Régimen Contributivo y otros 20 millones de ciudadanos vinculados al Régimen Subsidiado.

Y aunque, según la Cepal, la cobertura en salud en el país es relativamente buena, aún existen muchos vacíos.

“No existe cobertura completa, eso hay que tenerlo claro; y un buen especialista, un buen médico y un tratamiento adecuado y ciento por ciento completo, tiene costos onerosos”, admite Javier Mauricio Castro, asesor médico.

Es por ello que los seguros médicos y hospitalarios comenzaron a verse en el mercado como una opción para no “destruir” las finanzas familiares en caso de un evento de este tipo.

Los Seguros de Salud fueron diseñados para cubrir los posibles gastos médicos no cubiertos por el plan de salud contratado. Este tipo de seguros reembolsan al asegurado una parte de los gastos pagados por él o por sus cargas familiares en prestaciones médicas, luego de descontar la cobertura a que tenga derecho según el plan de salud que cada persona posee.

Sandra Vergara, asesora de Coomeva, Medicina Prepagada, asegura que precisamente este tipo de servicios es “un mecanismo de ahorro. Si una familia tiene un sinistro de salud, en lugar de gastarse de su bolsillo una fortuna en sortearlo, es la compañía la que incurre en el gasto”, explicó.

Para la Federación de Aseguradores Colombianos, Fasecolda, aunque efectivamente el POS es un gran logro en materia de cobertura en salud, el sistema no es perfecto del todo y en algunos casos la atención es limitada y sus usuarios deben esperar tiempos largos para ser atendidos por especialistas.

“Cuando se adquiere una póliza de salud, los asegurados reciben coberturas adicionales, un servicio de mejor calidad y atención inmediata. Dependiendo del producto, también se cuenta, por ejemplo, con hospitalización domiciliaria, trasplante de órganos, o atención en el exterior”, dijo el Director de la Cámara de Vida y Personas de Fasecolda, Armando Zarruk.

Por ejemplo, Coomeva Prepagada tiene cobertura especial para terapias y medicamentos para tratamiento del Cáncer (quimioterapia, cobaltoterapia, radioterapia y hormonoterapia; tratamiento del SIDA y sus complicaciones (medicamentos de uso hospitalario y hospitalización) y habitación hospitalaria individual sencilla hasta 120 días; mientras que a través de la EPS algunos de estos servicios son accesibles a través de un fallo de tutela o de acuerdo a disponibilidad de centro asistencial, médico, especialista y las habitaciones son comunales.

“Mi seguro de hospitalización me ha dado ventajas frente a los continuos ataques de asma y complicaciones bronquiales de mi hija. En la EPS sólo tengo la atención básica, mientras que desde que tengo el seguro adicional tengo acceso inmediato a neumólogo y mi hija queda hospitalizada en habitación sin niños con otras patologías, y tiene derecho a acompañante, con ciertas facilidades. Además, en algunos casos me cubren algo de dinero que dejo de ganar en el trabajo por dedicarme a cuidar a la niña”, dice Liliana Saavedra.

Sin embargo, desde hace poco el país comenzó a tomar conciencia de estas ventajas. Según Fasecolda, muchas veces la gente piensa que con la EPS es suficiente y que los seguros son para bienes como el carro o la casa; sin embargo, no están conscientes de que el factor fundamental de la existencia de este tipo de servicios es garantizar el patrimonio y la calidad de vida, frente a cualquier calamidad.

A junio de 2008 los asegurados con pólizas adicionales de salud alcanzaron, en Colombia, las 400 mil personas; mientras que entre enero y junio 3.500 nuevos asegurados optaron por un seguro de salud, de acuerdo con datos del gremio asegurador.

Desconocimiento

Uno de los principales factores que han frenado la ampliación de este tipo de seguros es el desconocimiento y la falta de información.

“Actualmente para lograr una mayor penetración en el mercado, las compañías están diseñando microseguros de salud, productos que se podrán adquirir a bajos costos y complementan los servicios del sistema obligatorio”, manifestó Zarruk.

Obtenerlos no es tan difícil. Muchas empresas tienen la opción y sus costos están determinados por factores como la edad, sexo o enfermedades preexistentes.
Un asesor de Seguros Bolívar explica que para acceder a estos seguros es necesario contestar la declaración de salud personal en la que se le preguntará por todas las enfermedades que haya tenido o padezca y en algunos casos se precisa de un examen médico.

“Es indispensable ser sincero al momento de adquirirlo, conocer al detalle la cobertura y responder el usuario claramente sobre las enfermedades que ha padecido”, explicó.

Adquirir un seguro medico adicional no es una obligación, pero si es evidente que permiten a las familias afrontar con mayor capacidad, esperanza y optimismo, los malos momentos.

El POS al detalle

El POS está contenido en el Manual de actividades, intervenciones y procedimientos del Plan Obligatorio de Salud POS (MAPIPOS) el cual se estableció mediante la resolución 5261 del Ministerio de Salud de agosto 5 de 1994 y da cubrimiento a: Programas de prevención de enfermedades; Urgencias de cualquier orden, es decir, necesidades que requieren atención inmediata; Consulta médica general y especializada en cualquiera de las áreas de la medicina; Consulta y tratamientos odontológicos (excluyendo ortodoncia, periodoncia y prótesis); Exámenes de laboratorio y Rayos X.

Además: Hospitalización y cirugía en todos los casos en que se requiera; consulta médica -a veces limitada- en psicología, optometría y terapias; medicamentos esenciales en su denominación genérica; atención integral durante la maternidad, el parto y al recién nacido.

También, según la ley, incluye atención integral de enfermedades catastróficas. Se definen como enfermedades ruinosas o catastróficas, aquellas que representan una alta complejidad técnica en su manejo, alto costo, baja ocurrencia y bajo costo efectividad en su tratamiento como radioterapia y quimioterapia para el cáncer; diálisis para insuficiencia renal crónica, transplante renal, de corazón, de medula ósea y de cornea; tratamiento medico quirúrgico para el trauma mayor; tratamiento quirúrgico para enfermedades del corazón y del sistema nervioso central; terapia en unidad de cuidados intensivos, entre otras.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad