Mar Sep 27 2016
23ºC
Actualizado 08:48 am

La familia fuente de amor | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-24 03:51:32

La familia fuente de amor

La familia fuente de amor

Los últimos acontecimientos que han conmovido al país con la muerte de niños y lesiones a otros en manos de sus progenitores me llevan a preguntar: ¿qué podemos hacer para frenar esta racha de violencia al interior del hogar?

Respuesta

Distinguido señor: Doloroso resulta el panorama de violencia intrafamiliar que se viene desencadenando los últimos tiempos en nuestro país.
Peor aún, ver cómo se maltrata lo más bello y sagrado que Dios ha puesto en nuestro camino: Los hijos.

Ellos desde su concepción se han constituido en la razón misma para continuar la lucha existencial.

Estos antecedentes inducen tomar medidas contundentes en el plano de la formación humana, encaminadas a educar a los padres de familia para frenar el establecimiento de una cultura de agresión e irrespeto al interior del hogar.

Se han venido perdiendo los principios, valores humanos y sobrenaturales que rigieron la crianza y estructuración de nuestra personalidad.
La familia se ha venido convirtiendo en campo de batalla donde papá y mamá, padres e hijos, hermanos, abuelos y familiares se hieren, maltratan o insultan sin contemplación.

¡Basta!. Nos cansamos de la violencia y debemos luchar por la paz, el respeto y el amor en la familia.

Reflexión

Papá y mamá: Promuevan un cambio de actitud en su mente y corazón, en su inteligencia y voluntad para rechazar y erradicar la violencia en el hogar.

Sean promotores de fe, libertad, entendimiento paz, justicia, comprensión, concordia y cariño entre todos los miembros de su familia.

Jamás permitan el maltrato de palabra o de obra que lesiona no solo el cuerpo sino ante todo la mente de los seres que se han constituido en el motivo más importante para luchar y vivir.

Siendo la familia la primera escuela de formación humana los padres han de darse generosamente a los hijos compartiendo espacios, dialogando, divirtiéndose, jugando, cantando, riendo.

Ha de primar la disciplina firme pero flexible, donde los progenitores serán espejos en los cuáles sus hijos se reflejen, sabiéndoles escuchar, comprender, valorar, respetar, reprender, estimular y amar. Así debe ser.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad