Años de novios y no suenan campanas de boda | Noticias de santander, colombia y el Mundo

Viernes 31 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Galería
Martes 10 de Mayo de 2011 - 12:00 AM

Años de novios y no suenan campanas de boda

Si usted sueña con lucir un hermoso vestido blanco, ingresar al altar y casarse, pero ve que el tiempo pasa y su pareja no aborda el tema por ningún motivo, es hora de ser sincera y mirar qué quiere la otra persona respecto a la relación.

Sus amigas continuamente le viven preguntando cuándo será la boda pues le conocen ese novio hace años. Ni hablar de su familia, que vive planeando ese día cuantas veces puede en las reuniones los fines de semana. Hablan de cómo sería ese momento, de quiénes serían los pajecitos, de cuál sería la decoración y hasta el lugar de la recepción.
Y es cierto, todos esperan ese momento pues usted lleva varios años junto a su pareja, están muy bien y no hay nada que obstaculice ese matrimonio. Incluso si usted se pone la mano en corazón y se pregunta con toda sinceridad si ha pensado en la afamada boda, así es. De vez en cuando ve revistas de novias, elije un posible vestido, piensa con qué tipo de flores decorarían la iglesia y hasta piensa en el destino para la luna de miel.
Pero no entiende por qué su pareja tarda tanto en pedir su mano, en realizar una maravillosa sorpresa para entregar el anillo de compromiso. Él es una tumba, nunca toca el tema, cuando los invitan a otros matrimonios no da indicios para saber cuándo llegará el momento de ustedes.
Así que ya empieza a preocuparse, a dar por sospechosa su actitud, no tiene idea hacia dónde va la relación, cómo se proyecta él a futuro con usted.
Lo cierto es que el tiempo sigue pasando y es hora de que usted aborde el tema.
Vanguardia Liberal habló con expertos en el tema para evaluar la situación y explicarle qué puede estar pasando en esa larga relación de noviazgo que no quiere evolucionar.

Test
1. ¿Soñamos juntos o tenemos una vida individualizada?
2. ¿Tenemos papeles en común en cuanto a las finanzas o todo por separado?
3. ¿Es capaz de abrir su corazón y preguntarle a su pareja sobre sus planes a futuro o teme abordar el tema?
4. ¿Tienen en común una edad precisa para casarse, una fecha a futuro o no tiene ni idea porque su pareja evade cuantas veces puede ese tema?
5. ¿Hablan sobre matrimonio con confianza, con mucha calma y sin tensiones o continuamente terminan en una discusión?
 Respuesta: Es importante que haga una reflexión cuidadosa sobre las anteriores preguntas, posteriormente aborde mediante una comunicación asertiva el tema y de esa conversación analice cuáles son los pro y los contra de dar el paso hacia el matrimonio, qué tantos temores infundados aparecen, si son producto de experiencias vividas en los núcleos familiares. El paso a seguir es empezar a trabajar en cada uno de esos obstáculos en pareja y ponerse una fecha, ya sea un año específico, después de la culminación de determinados estudios para dar el sí a su nuevo estado civil.

Confrontación no presión
Si usted ve que su pareja no aborda el tema, que siempre evade la pregunta, que parece alérgico a las conversaciones donde el matrimonio es el eje central, es necesario que con toda la serenidad, la sinceridad y la confianza necesaria, abra su corazón frente a su pareja. Exprésele cuáles son sus sueños, si se proyecta con él o con ella en la construcción de familia, si siente que es importante para usted y para la relación dar un segundo paso hacia el compromiso y de qué forma usted tiene proyecciones donde los dos están involucrados.
Dejando todo claro, su pareja podrá vencer temores, aterrizar ideas, consolidar sueños en pareja, expresar sus miedos y mirar la forma de solucionarlos.
Pero no cometa el error de presionar, de poner advertencias, ultimátum, pues eso solo puede generar presión y hacerla parecer desesperada ante el otro.
Así lo explicó la psicóloga Liceth Patricia Vargas, al indicar que una relación no puede ser obligada, mucho menos acudir a la manipulación y maltratos. Si hay chantajes emocionales desde el comienzo empezarán mal.
De terminar en discusiones cada vez que se aborda al tema del matrimonio la recomendación de la experta es buscar un profesional idóneo que lleve la bandera en la conversación y en el establecimiento de acuerdos.

Preguntas y respuestas
Liceth Patricia Vargas Orduz

Psicóloga
¿Cómo abordar el tema con mi pareja si quiero casarme pero veo que la otra persona nunca trae a colación la idea de matrimonio? Además de ser novios debemos ser amigos, por eso no debe haber obstáculos para abordar el tema del matrimonio. Una buena estrategia sería buscar el lugar apropiado para hablar de planes, proyectos, de sueños tanto cercanos como a largo plazo.
Para medir el terreno hablamos de metas, y si veo que mi pareja habla de comprarse un carro solo y no me incluye, si veo que ahorra para su viaje al exterior y yo no estoy en los planes, si habla con proyecciones individuales, o piensa comprar un apartamento entre él y los papás, ya hay un indicio de que la persona aún no piensa en comprometerse.
Si la pareja no nos incluye debo preguntarle de manera directa qué implicaría para la relación que él o ella ejecutaran esos planes individuales y a qué plano podría pasar lo que vienen consolidando por tanto tiempo.
Es probable que no se piense en matrimonio porque la pareja sea muy joven a pesar de llevar tres años de noviazgo. ¿En este tipo de casos cómo abordar el tema? Muchas parejas a pesar de ser jóvenes se proyectan a largo plazo, hablan de un posible matrimonio cuando culminen sus estudios, otros están estudiando y trabajando al mismo tiempo, por eso tienen fondos de ahorro común para cuando se llegue el momento de consolidar su compromiso.
Esas ya son señales que hablan de dar un segundo paso con el tiempo.
Otro indicador es la relación que tienen cada uno con las familias de la pareja, el hecho de que lleven muchos años juntos los hace sentir más afinidad con sus familias, algunos trabajan con el suegro, y ya están generando vínculos más fuertes y cercanos para que se dé ese momento.
¿Qué hacer en el caso de que la pareja no toque el tema nunca o no demuestre una actitud recíproca frente al tema del matrimonio?
Es difícil cuando esa persona es escurridiza con el tema, cuando llevan tres años de novios y se queda callado, cuando demuestra ciertos temores o miedos, cuando hay diferencias respecto al concepto de compromiso.
Muchas personas se quedan en una relación de años porque encuentran belleza, porque encuentran estatus, placer, pero no como proyecto de vida, otros sencillamente se amañan con alguien, pero es probable que la persona no se sienta segura respecto a la relación, no se proyecte o no vea a su pareja como la mujer o el hombre de sus sueños.
Por eso debemos ser sinceros y evaluar los sentimientos, darnos cuenta si no queremos pasar el resto de la vida con esa persona y decirlo. Es cuestión de respeto por el otro, de saber que no puedo hacerle perder el tiempo a mi pareja, es su juventud, su vida. Importante ser honestos con nuestros sentimientos para que la ruptura no sea aún más traumática.
En consulta se ven muchas personas preguntándose por qué su pareja no se comprometió nunca si ellos o ellas les dieron todo en la vida.

La voz de experto
Irma Socorro Rodríguez
Psicóloga
"Debemos entrar a revisar por qué en una relación de tanto tiempo no hemos abordado el tema del matrimonio. Desde que comenzamos una relación sabemos qué rumbo tendrá a medida que pasan los primeros meses y mucho más cuando la relación ya es de años.
Sabemos si la relación la tenemos por pasar el rato, por tener compañía o porque queremos ir hacia otros horizontes, porque nos vemos a futuro con esa persona, porque pensamos en un hogar, en tener hijos, en envejecer juntos.
Si sabemos lo que queremos es más fácil hablar del tema, pues tenemos la seguridad de lo que queremos, no hay dudas.
El problema es cuando se presentan temores, y es normal que en alguna de las dos partes los haya, si es nuestro compañero el que los tiene debemos entrar a revisarnos nosotros mismos por qué puede haber ese miedo.
La clave está en trabajar esos temores de adentro hacia afuera, no buscándolos en el otro. Si la pareja hace ese mismo ejercicio es más fácil que se revisen  de manera conjunta y se trabaje por ese objetivo en común".

A veces es mejor decir adiós a tiempo
Cuando usted escucha la posición de su pareja y ve que sus limitantes frente al compromiso tienen validez, razón de ser, son respetables, lo mejor es empezar a trabajar en ellos para vencerlos.
Pero si al contrario, usted es la única que trabaja en ellos, no ve una actitud receptiva por parte de él, al contrario lo nota disperso, sin interés hacia el compromiso, debe ser consciente de que él no la ve como la mujer de su vida y romper la relación.
Puede ser doloroso pero recuerde que es su tiempo, su juventud, sus sueños y su realización de familia.
La psicóloga Irma Socorro Rodríguez explicó que "si notamos que la pareja no escucha, no habla al respecto, no está tan comprometido como nosotros, no hay una insinuación, no se cuenta con la madurez frente a la relación, al matrimonio, se debe contemplar el adiós. Muchas veces la misma rutina, que como pareja nos hayamos dejado de sorprender, son señales que me indican que el interés no es mutuo, que se acabó el amor y que es mejor terminar para acabar en buenos términos por todos los años compartidos".

"Tengo miedo y no sé por qué"
Las mujeres disfrutan mirando revistas de novias, pensando en el día soñado, en qué vestido lucirán, cómo será la torta, las invitaciones, el salón.
Según explicó la psicóloga Liceth Patricia Vargas, esto se debe a que el género femenino se proyecta más,  contario al hombre que vive pensando en qué edad tener para casarse, en cantidad de componentes culturales, incluso se dejan intimidar porque sus demás amigos no se han casado, porque suelen decirle que "los van a amarrar", entre otros comentarios entre amigos.
Por eso la invitación de la profesional es a que se pregunten:
1. ¿Cuál es mi proyección personal?
2. ¿Qué tanto somos compatibles?
3. ¿Cómo podemos medir nuestros intereses o gustos para no sentirnos frustrados?
4. ¿Tengo la madurez emocional para casarme?
5. ¿Pregúntese por qué tiene tanto miedo de casarse con la mujer con la que tiene estabilidad, afinidad y tantos años juntos?

Publicada por
PAOLA BERNAL LEÓN
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones