Publicidad
Publicidad
Vie Sep 30 2016
22ºC
Actualizado 03:30 pm

Anímese a confiar en Dios | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-16 05:00:00

Anímese a confiar en Dios

Podemos confiar en Dios, que puede ir conmigo y permanecer en tí, y estar en todas partes  para siempre; confiadamente tengamos esperanza que todo esté bien.
Anímese a confiar en Dios

¬ďNo me impongas la expresi√≥n fe¬Ē, me dijo recientemente un abogado en una cena.
¬ďEsa palabra es como una bandera roja.¬Ē

¬ď¬ŅPor qu√© esa reacci√≥n tan violenta?¬Ē, le pregunt√©.
¬ďBueno, porque desapruebo la manera en que la gente usa la fe como una soluci√≥n infalible para todos los problemas evidentes. En el momento en que el hombre desea entender, ellos dicen: ¬ďSolo tiene que tener fe¬Ē, o ¬ĎLa raz√≥n solo llega hasta cierto punto¬í.¬† ¬°Yo me resisto a eso! No veo nada de malo en decir: Pru√©balo primero y luego creer√©¬Ē.

Al hablar as√≠, me di cuenta de que nunca se le hab√≠a ocurrido a este inteligente y bien educado hombre, que en su diario vivir muy a menudo segu√≠a el orden contrario, creer y aceptaci√≥n primero, luego la acci√≥n. Cada d√≠a √©l vive y act√ļa en fe muchas veces con muy pocas pruebas o con ninguna, y no se siente que no est√° siendo pr√°ctico.

Demuestra un acto de fe cada vez que toma un avión. Cree que lo llevará a su destino, pero no tiene ninguna prueba de que suceda. Confía la vida misma a un montón de mecánicos, pues no conoce quiénes han hecho el service al avión, y también a un piloto acerca del cual nada sabe.

Cada vez que come una comida en un restaurante confía en un cocinero desconocido que está detrás de escena y come la comida con fe, fe en que no está contaminada. Entra en un hospital para operarse y firma un permiso para la cirugía. Esto es un acto de fe en el anestesista que quizás ni el nombre sabe, y un cirujano que mantiene en sus manos el poder de vida o muerte.

Acepta una receta de un doctor y la lleva a una farmacia, y así activa su fe creyendo que el farmacéutico le dará el remedio correcto. El uso incorrecto de un remedio puede ser fatal, pero él no está capacitado para analizar el contenido antes de tragar la píldora.

Es obvio que si insistimos en ¬ďpru√©bamelo primero, luego creo¬Ē y seguimos ese orden en nuestro cotidiano vivir, nuestras vidas se detendr√≠an por completo. Y como la vida entre la gente solo es posible gracias a la fe, a medida que extendemos nuestra confianza a los dem√°s, no deber√≠a resultar extra√Īo que la misma ley se aplicara a nuestra relaci√≥n con Dios.

En el √°mbito espiritual, cuando por alg√ļn motivo nos negamos a actuar en fe, toda actividad se detiene por completo, tanto como en el √°mbito secular.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad