Los amigos mala junta | Noticias de santander, colombia y el Mundo

Jueves 23 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Galería
Martes 24 de Mayo de 2011 - 12:00 AM

Los amigos mala junta

Sencillamente usted no se lo pasa. Es uno de esos amigos de su pareja que suele abrir la boca para decir cualquier comentario fuera de contexto. Los dos saben que no se soportan, pero tienen de por medio a su pareja. Así que es bueno que sea estratégica para que no se arruine la tranquilidad.

El sentimiento es mutuo, usted no soporta a ese amigo o amiga de su pareja. Los dos se saludan hipócritamente pero saben que no hay forma de encontrar afinidad alguna.
Está ese amigo de su esposo que todos los fines de semana llama para armarle plan de "solo hombres", está aquel que está llevando a su pareja al alcohol, no falta el que hace comentarios delante suyo sobre otras mujeres y el que sencillamente nunca ha aprobado la relación de ustedes y sigue pensando que su pareja es soltera.
Ante ese tipo de situaciones usted ha acudido a todo: a hablarle para mantener el formalismo, a hacerle mala cara a ese "amigote" de su pareja, a ignorarlo, e incluso a hacerle reclamos a su esposo o esposa ante la presencia de ese individuo que llega a acabar con la tranquilidad de la relación.
Lo importante es que sepa definir cuándo se está armando cuentos en la cabeza donde no los hay, cuándo es necesario que hable con su pareja y tomen determinaciones al respecto pues se está cayendo en el irrespeto y cuándo debe entender que son dos escenarios ajenos, uno es su relación, otro el espacio social de su pareja y que usted debe establecer acuerdos para que ninguno de los dos interfiera, se prohíba o afecte su relación.
Conozca los comentarios de los expertos consultados por Vanguardia Liberal para que acabe por completo y de manera asertiva con ese fuerte dolor de cabeza.

La voz de experto

Juan Gabriel Sánchez
Psicólogo
¿Qué decir de esos amigos o amigas de la pareja que van emitiendo mensajes como "hágase respetar" o "recuerde que usted es quien manda en la relación? Ante ese tipo de situaciones el llamado es hacia el respeto. Es importante que la pareja que tiene esa clase de amigos sea capaz de exigir respeto hacia su pareja, que no se den esos comentarios, frenarlos a tiempo, pues eso solo evitará malos ambientes. No se debe ser flexible o celebrar ese tipo de chistes malintencionados, eso no tiene por qué darse, pues debemos como pareja propiciar la tranquilidad de nuestro esposo o esposa.

Preguntas y respuestas

Víctor Pedroza
Psicólogo
¿Cómo detectar a un amigo mala junta?
No hay un amigo que sea mala junta, muchas veces es el esposo o la esposa quienes quieren seguir con ese tipo de conductas, incluso la gran mayoría de ocasiones son los que llaman, los que buscan al amigo soltero. Esa es la mejor excusa, decir que el amigo los llama y que como va a decir que no, porque no son capaces de tener el control.
Muchas veces es el mismo casado quien busca al soltero para darle consejos, respecto a sus propios deseos, pues no quiere dejar esa vida libertina, no quiere dejar de tomar, de salir con sus amigos en plan de solteros. Incluso estas personas lo hacen con o sin amigos.
¿Es más cuestión de falta de carácter, de decir no, de alejarse de los planes que afectan la relación de pareja?
Exacto, pues el que toma la decisión no es el otro sino uno mismo. Hay personas que viven entre borrachos y no son borrachos, así que es cuestión de autodominio, del buen uso del libre albedrío. No importa de quien esté rodeada, pues tengo claro que no participaré.

Clases de mala juntas

1. A todo lo que se mueva
Está el amigo de su pareja que sólo necesita ver un palo con falda para que se le vayan los ojos, haga comentarios fuera de tono o invite a su pareja a mirar el gran espectáculo. Seguro usted estará que lo acaba, porque le parece una total falta de respeto con usted.
De entrada no le genera una pizca de confianza y eso hace que se llene de cólera cada vez que su esposo le dice que se quedó disfrutando un par de cervezas con su "amigote". Lo cierto es que no quiere amargarse ni amargarle el rato a ninguno, así que se pregunta ¿cómo hacer para abordar la situación?
Según explicó el psicólogo Víctor Pedroza, lo importante es preguntarse si en la relación de noviazgo la pareja tenía ese tipo de amigos, si le permitió esa conducta o si estableció un límite respecto a los comentarios hacia otras mujeres. La recomendación es que desde el noviazgo se establezcan esos compromisos para que no se falte al respeto.
Pero si la situación se dio ya en plena relación matrimonial, la recomendación de Pedroza es "decirle claramente a la pareja lo que incomoda, explicarle que no se ve nada bien y que incluso puede ser un mal ejemplo para sus hijos, así que es importante pedirle al amigo que cumpla con esos parámetros de respeto".  
Por su parte el psicólogo Juan Gabriel Sánchez explicó que la forma más asertiva de abordar ese tipo de casos es "hacerle ver a la pareja que esa relación no le conviene, en el caso de que el amigo o la amiga de la pareja no dejen nada benéfico. Lo que no podemos hacer desde ningún punto de vista es prohibirlo, pues eso no cabe dentro de una relación de adultos y también es importante entrar a respetar los espacios, pero sin pasar por encima del otro".

2. El machista y la feminista
Usted se indispone cada vez que su pareja se ve con ese amigo machista o con esa amiga feminista. El caso es que usted ha notado que cada vez que su esposo o su esposa hablan con ellos suelen "llenarle la cabeza de cucarachas". Usted no sabe qué hacer, pero es evidente que cada vez que se da ese encuentro su pareja llega a casa con una actitud muy disociadora acompañada de frases como "aquí mando yo" o "es que a mí es a quien debes hacer caso".
De entrada usted se dará cuenta que el problema está sobre todo en su pareja por ser tan influenciable. Así lo manifestó el psicólogo Víctor Pedroza al indicar que "cuando no se tiene autonomía, cuando no tengo claro qué quiero para mi pareja, me dejo llevar fácilmente por lo que me digan los demás. Eso pasa porque suelo ser internamente endeble, porque aprendí eso desde mi núcleo familiar, y eso hace que las cosas siempre me muevan. Es falta de criterio".
Otro punto importante que abordó el profesional recae en la actitud de la pareja. El hecho de que se le exija al esposo o la esposa obediencia, que se quiera influir en la forma de ser o de actuar, tarde o temprano traerá problemas a la relación no solo porque uno de sus amigos se lo haga ver sino porque no es la forma de pedir un cambio.
Por su parte, el psicólogo Juan Gabriel Sánchez admitió que "no se puede permitir que el amigo termine diciendo "mejor vámonos de aquí porque se despertó la fiera", o "es mejor devolvernos para donde estábamos, pues allá la estábamos pasando muy bien".
Sánchez fue enfático en manifestar que un verdadero amigo no hace ese tipo de comentarios, pues nunca perjudicaría una relación de pareja, un matrimonio.
"Por otro lado es evidente que si la pareja se deja influenciar por ese tipo de comentarios es sencillamente porque dejan con facilidad que otros modifiquen sus pensamientos, sus decisiones y ahí estaríamos hablando de personalidades débiles, asunto bastante complicado por lo que es necesario entrar a estudiar la situación con ayuda de un profesional, pues en este caso puede que sea algo sencillo pero puede presentarse de manera perjudicial en situaciones más delicadas", concluyó Sánchez.

3. Siguen creyendo que su pareja aún es soltera
No hay nada que lo irrite más que ver a ese amigo o amiga de su pareja, que se rige bajo el lema: "que viva la soltería". No solo no ha hecho nada productivo por su vida, sino que además llega una vida cargada de malos hábitos, inestabilidad emocional, divorcios y noches intensas de alcohol y rumba. Es ese tipo de personas que suele llamar en horarios no habituales a su pareja para invitarlo a salir, que prácticamente se lo lleva y lo trae de vuelta bastante tarde o que suele llamar para dañar los planes familiares.
Lo cierto es que usted se ha dado cuenta que su pareja es quien debe abordarlo y rechazar las invitaciones, pero suele escudarse en frases como "qué pena hacerle el desplante" o "es probable que necesite de mí en este momento", incluso comentarios como "sabes que no tiene más amigos y no es que tenga una vida muy aterrizada".

La relación está a punto de quebrarse
Si usted sabe que el problema constante en su relación se debe a ese amigo mala junta que se pierde con su esposo dos días seguido, o es producto de los malos consejos dados por esa amiga de su esposa, es hora de tomar medidas en el asunto.
Recuerde que debe primar la relación si aún queda amor entre los dos. Así que lo importante es que busquen algún tipo de psicoterapia para que usted exponga ante su pareja en los mejores términos esa rabia que siente cada vez que su amigo "mala junta" destruye la armonía entre los dos.
Por otro lado es bueno aprovechar esos espacios para mostrarle un panorama real a la pareja de lo perjudicial que está siendo para la relación ese tipo de compañías. Lo importante es ser sincero y abrir su corazón para que su pareja entienda la magnitud del problema y no crea que es solo cuestión de cantaleta o falta de afinidad con ese amigo o esa amiga mala junta.
La recomendación hecha por el psicólogo Víctor Pedroza es "buscar la ayuda de un profesional que los ayude a fortalecer las relaciones de pareja cuando no han detectado el problema real, incluso deberían asistir una vez al año así sean solteros, para buscar mecanismos que faciliten la relación".


Publicada por
PAOLA BERNAL LEÓN
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones