Publicidad
Publicidad
Mar Sep 27 2016
20ºC
Actualizado 07:15 pm

Enseñanzas que les convienen a los contribuyentes | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-19 05:00:00

Enseñanzas que les convienen a los contribuyentes

Enseñanzas que les convienen a los contribuyentes

En este mismo espacio, ya se ha comentado con suficiencia la manera en que el afán ilimitado de lucro, combinado con la falta de decencia y escrúpulos de miles de banqueros, así como una buena dosis de corrupción y otra parecida de falta de inteligencia, pusieron al mundo al borde del colapso económico. Es hora entonces de analizar las soluciones aplicadas hasta el momento y por qué no, compararlas con las aplicadas hace pocos años en Colombia para sacar valiosas enseñanzas que pueden ser muy útiles en el futuro.

Para empezar, hay que decir que el profundo descontento de amplios sectores populares estadounidenses con la medida de otorgarle 700 mil millones de dólares al sector financiero, destinado a la adquisición de sus deudas tóxicas, está plenamente justificada. Al fin y al cabo, son recursos que deberán asumir los contribuyentes para salvar a un sector que es indispensable para la economía, sí, pero que se metió en serios problemas por las causas ya mencionadas.
Sin embargo, una vez entrados en gastos, es la manera en que se les brinden esos recursos la que establecerá un precedente para el futuro.

Es que si simplemente se les compran los activos basura generados por ellos mismos gracias a su especulación y avaricia desmedidas, el problema fácilmente se puede repetir en el futuro.

Por el contrario, canalizar esos fondos mediante inversiones en acciones preferenciales, por ejemplo, que les brinden algún rendimiento a los contribuyentes que son quienes al fin y al cabo pagan los errores de los financistas, es una medida más justa. O si se quiere, menos injusta. Afortunadamente, esta segunda opción parece que también será implementada.

En Colombia, los remanentes de la aplicación de la primera solución todavía quedan vivos. Aquí, la ciudadanía se quedó con un impuesto como el del 4 por 1000, que en su momento se estableció para salvar al sector financiero nacional.  

Sector financiero nacional que aún es de los más ineficientes del mundo y que debe permanecer muy atento a los movimientos de sus pares internacionales para jamás repetir esos errores ya cometidos aquí y replicados a gran escala en los países desarrollados, que aún no se sabe qué consecuencias funestas traerán para el planeta entero.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad