Publicidad
Publicidad
Jue Sep 29 2016
19ºC
Actualizado 06:44 pm

Estados comunitarios en la selva | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-19 05:00:00

Estados comunitarios en la selva

Estados comunitarios en la selva

una porque un bus se quedó atascado en la carrilera y otra porque la máquina fallaba y era necesario ir a buscar a Don Pedro, el único mecánico reparador que habitaba en un pueblo cercano. El trayecto que se pensaba realizar en 9 horas duró 12. La vía férrea está bien construida pero por carencia de mantenimiento, los vagones se mecían y producían un ruido insoportable.. Pero al menos los bolivianos no han cometido el fatal error de dejar acabar sus ferrocarriles.

Nuestro lujoso vagón era “pullman” y databa de los años 40, estaba destartalado y sucio, olía horrible, fallaba su aire acondicionado, sus baños estaban sucios y oxidados y los asientos “reclinomatic” no funcionaban, tanto, que el de mi vecino de adelante tropezaba con mis rodillas.

Las misiones jesuíticas del chaco boliviano y paraguayo fueron un interesantísimo experimento religioso-político-cultural con las tribus indígenas realizado en el siglo XVII…, pero frustrado 70 años después por la expulsión de los padres en 1767 por el rey Carlos III.  Fueron reemplazados por los franciscanos quienes continuaron su labor misional pero debilitando la parte cultural y olvidando la organización político social.

Así el enorme progreso que los Jesuitas habían logrado en aquellos áridos parajes se echó a pique y los pueblos volvieron a su atraso y pobreza ancestral. Las misiones paraguayas eran las más poderosas pero de ellas no quedan ni vestigios, en cambio la arquitectura de los pueblos bolivianos permanece casi intacta. Por ese motivo causa perplejidad y admiración que al transitar por aquellos inhóspitos parajes aparezcan de improviso rodeadas por la jungla esas joyas de arte y reservorios de historia como si el tiempo se hubiera parado allí.

Habitaban esos parajes los feroces guaraníes en el sur y en el norte otras pequeñas y numerosas tribus pacíficas a quienes ellos apellidaron los “chiquitos” no por su estatura sino por lo chiquitas que eran las puertas de sus casas para defenderse de las fieras de ahí que esa región terminó llamándose la chiquitanía. Muchos de esos valientes misioneros perecieron en manos de los feroces guaraníes.

Los Jesuitas eran muy cuidadosos en la selección de los padres que enviaban a esas misiones (dos por cada una).  Debían tener conocimientos lingüísticos, de arquitectura, música y otras artes, preparados en la administración de economías comunitarias etc... Muchos de ellos dejaron allí maravillosos estudios y originales obras de arte.

Los misioneros fueron muy respetuosos de las lenguas, cultura y costumbres de cada tribu. Cada una de ellas elegía por un año y con voto de los varones mayores de edad un cacique y un consejo comunitario. Los diversos caciques conformaban el consejo superior de la misión que tomaba todas las decisiones que debían estar sujetas al beneplácito del Padre.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad