Publicidad
Publicidad
Lun Sep 26 2016
19ºC
Actualizado 06:50 pm

Estado de conmoción y orden publico | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-19 05:00:00

Estado de conmoción y orden publico

Estado de conmoción y orden publico

Sería gravísimo, pues los Decretos y demás acciones emprendidas para poner fin al paro judicial declarado por su organismo sindical quedarían sin valor, aumentando los nocivos efectos causados ya por la parálisis jurisdiccional.

El mal llamado santanderismo - más propiamente leguleyismo - que tan adversas manifestaciones tiene en nuestro país - llegaría aquí al  peor de los extremos. El paro en un servicio público que por esta sola razón jamás ha debido producirse y ha tenido tan serias implicaciones en el maltrecho orden ciudadano que sería insensato desconocerlas.  La liberación de más de 2.700 criminales, la mayoría de altísima peligrosidad, es de por sí razón suficiente para poner fin al estancamiento de la actividad judicial.

La burla de los delincuentes a la autoridad y a la ley alcanzaría con una sentencia de inconstitucionalidad un nivel de abierto desafío y una reactivación de la capacidad de perturbación de los antisociales de todos los pelajes devueltos a libertinaje, un nivel no alcanzado jamás antes de que el mal-hadado paro causara el  agudo traumatismo en  sus 43 días  de intolerable duración. Además sería elocuente invitación para delinquir y espléndida consagración de la más denigrante impunidad.

El orden público no solamente se afecta por la realización de conductas subversivas contra el orden establecido en nuestro Estado de Derecho, o por sublevaciones explosivas de núcleos ciudadanos inconformes como está ocurriendo con los indígenas caucanos, empeñados en bloquear una arteria vial de la importancia de la Carretera Panamericana, en abierto desafío a la autoridad y atropello al bien común representado en la libertad de movimiento y ejercicio de la actividad comercial, que incluye el abastecimiento de los centros de consumo con productos de primera necesidad.

130.000 expedientes sin fallar, unidos a la acumulación que se viene produciendo en el normal funcionamiento de la justicia que cojea pero no llega, producen enorme y duro impacto en la vida ciudadana. La nación, la sociedad, no pueden negarle al Ejecutivo la capacidad de manejar situaciones tan complejas y extorsivas con atribuciones de excepción aduciendo impedimentos que no lo son.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad