El legado social de Uribe | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Oct 20 2017
21ºC
Actualizado 09:55 pm

El legado social de Uribe | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-20 05:00:00

El legado social de Uribe

¿Para qué sirvieron los años de crecimiento y bonanza económica y de relajación laboral? O, mejor, ¿a quiénes les sirvieron? Esas respuestas son los mejores indicadores del legado social de Uribe. Cuando la curva empieza a descender y el guayabo de la eufórica fiesta de crecimiento y gasto a aparecer, también se asoman las protestas sociales.
El legado social de Uribe

Los cortadores de caña, los trabajadores judiciales, los de la Registraduría, los de la DIAN, los de Notariado y Registro, los Indígenas, los camioneros del país, en fin, todos asalariados o miembros de cooperativas mediante las cuales les burlan sus prestaciones y les pauperrizan sus ingresos.

Y, para colmo de males, aumentando el costo de vida y desmoronándose la tasa de empleo. Total, un engaño el cuento de “Corazón Grande” que significaba el compromiso social de Uribe. Los estafados fueron la clase media y baja, los asalariados, los desempleados, los indígenas y campesinos, el pueblo irredento todo. Pero a la larga, ni los ricos, que la han pasado tan rico, podrán estar contentos en el mediano plazo. Sin ingreso, no habrá consumo, y sin éste se resiente la oferta, y con ello se reduce la producción y, entonces, los buenos indicadores de los balances serán cosa de anhelar y soñar, y, enseguida, mano a la nómina, recorte y más desempleo.

Qué oportunidad perdida. La bonanza fue para unos pocos. No se fortaleció el Estado, ni las instituciones, y, mucho menos, se dignificó o se redistribuyó el ingreso. Se corre el velo y ahí está la realidad: pobreza y desesperanza. Por eso es justo el reclamo y la protesta, y la movilización de los trabajadores estatales el próximo jueves. ¿Y los gremios económicos? No dicen nada. Tan locuaces y posudos en otros años, hoy pasan de agache.

Sus congresos y convenciones llenos de loas y flexiones al Príncipe; pero lejos, muy lejos de los análisis económicos y de las radiografías sociales. Del análisis y la opinión crítica, pasaron a conferencias de superación personal, imagen y ventas. Se inventan unos gurús para que les dicten conferencias y distraigan su encuentro de la realidad nacional. El consuelo es que en los cocteles, después de dos brindis, dejan conocer su angustia y preocupación por el estado y futuro de sus negocios.

Con análisis simplistas y viendo lo que va a venir en materia económica y social un cacao ordena la conmoción interior y reformar la justicia. Pretende que sus procesos ejecutivos hipotecarios y los de crédito de consumo, se resuelvan en poco tiempo. Y, mientras tanto, Uribe ve en la cruda realidad social una conspiración para desestabilizar al país. Qué vaina.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad