“No quiero que mis hijos se vayan” | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Oct 23 2017
22ºC
Actualizado 06:11 pm

“No quiero que mis hijos se vayan” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-20 02:41:26

“No quiero que mis hijos se vayan”

Las noches de desvelo y los días de cuidados ya quedaron atrás. Hoy sólo queda aceptar que aquellos niños que se tuvieron en brazos y que quienes con su mirada irradiaban profundos sentimientos puros, son un bonito recuerdo que para la memoria de sus progenitores son imborrables.
“No quiero que mis hijos se vayan”

Ya crecieron. Así lo acepta con tristeza Mariana, quien es madre de dos hijos y quien a pesar de que tiene claro que la ley de la vida dice que los hijos son prestados y que tarde o temprano deben irse  para construir su propia vida, nunca pensó en el momento que a ella le tocaría pararse  en la puerta para decirles adiós.

Ella cuenta con nostalgia que su hijo menor, de 25 años, está haciendo planes para ir a estudiar una especialización a otra ciudad. Y a pesar de que esta madre sabe que esto le significará a su menor la oportunidad de complementar su formación profesional, no resiste la idea de pensar que este paso marcará una distancia entre los dos.

¿Cómo asumir la partida de los hijos? a esta pregunta respondieron profesionales y expertos en el tema.

Cuando llega la hora

Son diversas las razones que provocan que los padres se resistan a la idea de que uno de sus hijos debe irse de la casa.

Una razón es el apego o dependencia inconciente que papá, mamá o ambos, despiertan hacia los menores. Por esto, cuando se presenta la oportunidad de que ellos se vayan, sin darse cuenta hacen sentir culpables a sus hijos para que olviden la idea de partir.

Otra razón es el temor de no poder alcanzar los objetivos que tenían con ellos. Está el caso de los progenitores que esperan que ese bebé, ahora que creció, los ayude económicamente. También están los casos en los que la partida de los hijos puede verse como la imposibilidad de seguir controlándolos.

Así lo reconoce el psicólogo y consultor en desarrollo humano, Carlos Guillermo Mahecha Montaña, quien explica que muchas veces para los padres sus hijos son el sentido único de sus vidas y esto es un error, pues si bien debe dárseles amor, deben establecerse otras razones de vivir.  

“Para muchas personas la motivación de sus vidas es el dinero, una casa, el trabajo, una finca o los hijos. Aunque son ideales muy válidos también son peligrosos porque en cualquier momento pueden perderse y esa pérdida generará un sufrimiento muy doloroso”, dice el psicólogo.

El sentido de la vida, agrega este profesional, debe estar en el ser interno, en buscar la felicidad, ser una persona excelente, ser mejor profesional, por ejemplo.

¿Por qué es importante que los hijos salgan y exploren? Frente a esto, Carlos Guillermo Mahecha responde que la experiencia de salir del hogar significa la oportunidad de adquirir autonomía, sentirse dueños de su propia vida y ser capaces de vivir por sí mismos.

Cuando los padres se convierten en un soporte y apoyo constante y permanente, los hijos se vuelven inseguros, pues piensan que su fortaleza y seguridad son sus padres y no ellos mismos. De esta manera están formándose hijos inseguros, ansiosos, que titubean en las decisiones y con relaciones afectivas dependientes. Terminan involucrando a papá y mamá en sus decisiones de pareja.

“Tan delicado es que los padres no dejen salir a sus hijos cuando exista la capacidad y la posibilidad, como que los impulsen a salir de casa sin que ellos lo hayan pedido porque no están en capacidad de laborar”, dice.

LISTA
Para tener en cuenta
El psicólogo Freddy Hernando Cristancho recomienda:

1  Asuma con respeto si su hijo decide buscar oportunidades fuera de casa.
2  No haga comparaciones ni amenace a sus hijos retándolos a fracasar.
3  Cree en sus hijos lazos de amor para que, a pesar de la distancia, la unidad y respeto familiar se mantengan.
4  No le reste valor a las capacidades. Llénelos de ánimo y optimismo para que sea fructífera su experiencia de enfrentar la vida.

LA VOZ DEL EXPERTO
Difícil pero necesario
ana juliana becerra / Psicóloga

“Las despedidas o las salidas no deben verse como algo malo, pues contrario a esto los vínculos familiares se estrechan porque se valora más lo que papá y mamá brindaban. Se reconoce  su importancia a la vez que se obtiene la experiencia que sólo se consigue estando lejos.

Comienzan a madurar de una manera más rápida. Antes no lavaban ni un plato ni recogían el desorden y vivían muy mimados. La despedida es un pequeño duelo que se supera lentamente, en el que el hijo se muestra como una persona que se está realizando y cumpliendo con su plan de vida. Es mejor vivir la tristeza que se da en los primeros días y no sentirse frustrado con lo que no se hizo y no se logró. No hay nada más incómodo que pensar ‘qué hubiera pasado si…’. No ver la decisión de los hijos de irse como una estrategia de ellos de librarse de sus padres.

para Tener en cuenta

La psicóloga Olga Susana Otero reconoce que el temor que los padres viven ante la posible partida de sus hijos, es porque como pareja no se han consolidado o tienen un problema sin resolver.

“El temor es porque saben que tienen que enfrentar los conflictos que existen entre los dos, pero que antes se escondían con la presencia del hijo en casa. Por ejemplo, un papá que trabaja mucho y la madre al sentir que no es mirada por él, opta por dedicar sus esfuerzos a ocuparse de su hijo y tenerle todo en orden. De esta manera, al irse su hijo la madre sabe que tendrá que comenzar a llenar su propia vida y la de su pareja”,

preguntas y respuestas

Con el ánimo de responder las preguntas más frecuentes que surgen frente al tema, Vanguardia Liberal consultó al psicólogo social y comunitario Freddy Hernando Cristancho Rincón.

1. ¿Por qué es importante que los hijos salgan y exploren?
“Dejar de depender hará que en sus hijos se desarrolle aún más el sentido de pertenencia y el sentido de responsabilidad. Además, aprenderán a  valorar más el esfuerzo que han hecho los padres. Lo más importante es que podrán tener autoridad sobre su propia vida y esto sin duda les enseñará a ser personas íntegras y objetivas en lo que se refiere a la vida misma”.

2. ¿Qué deben tener claro los hijos?
“Tomar decisiones alimentados por un capricho o un problema no es para nada bueno, lo ideal es tomar decisiones con convicción y responsabilidad consigo mismos y con sus padres. Nunca podemos olvidar a nuestros padres ni darles la espalda.
Construir un proyecto de vida es importante para el desarrollo personal pero teniendo claro quiénes somos, de dónde venimos y para dónde vamos”.

3. ¿Qué deben tener claro los padres?
“Permita que sus hijos se equivoquen, déles la oportunidad de que caigan y se levanten solos. Así aprenderán qué significa levantarse y aprender a vivir. Muchos padres y madres de familia sienten miedo de que sus hijos sufran o les pase algo, o económicamente sienten que pueden sobreproteger a sus hijos cuando realmente les están impidiendo tener su propia vida. Ya como padre y madre dieron un buen ejemplo de vida y fueron responsables en el amor, en la espiritualidad, en los valores y en la educación. Ahora deje que ese árbol dé frutos por sus propios medios”. 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad