S√°b Sep 24 2016
17ºC
Actualizado 06:16 pm

El costo de ser mujer y trabajar | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-20 02:47:55

El costo de ser mujer y trabajar

La mujer dejó de ser sólo esposa y madre. A esos papeles se ha unido el de trabajadora y empresaria.Desde la revolución industrial, el sexo femenino ha tomado un papel fundamental en la sociedad y ahora no sólo hay mujeres profesionales, sino también obreras, directivas, boxeadoras, entre otras.
El costo de ser mujer y trabajar

Seg√ļn el Dane, un 72,2% de la poblaci√≥n masculina del pa√≠s sali√≥ a buscar empleo en el √ļltimo trimestre del 2007. Este porcentaje de participaci√≥n baj√≥ en 0,9 puntos porcentuales frente al mismo trimestre del 2006 (71,3%).

En ese mismo per√≠odo, el 47,2% de la poblaci√≥n femenina estuvo en la b√ļsqueda de una ocupaci√≥n. Un a√Īo atr√°s (cuarto trimestre del 2006), la cifra era menor: 43,9%.

Pero pese al avance, todav√≠a hay disparidad entre un hombre trabajador y una mujer. Un estudio de la Alta Consejer√≠a Presidencial para la Equidad de G√©nero, denominado ¬ĎSituaci√≥n laboral de las mujeres en el sector privado, en relaci√≥n con los hombres¬í, revel√≥ que las situaciones son diferentes.

Esa investigación analizó una población de 19.411 empleados en 50 empresas (incluidas multinacionales), de los cuales 11.234 son hombres (58%) y 8.177 son mujeres (42%), lo que refleja que el género masculino es el que predomina en el mercado laboral.

En funciones tambi√©n hay diferencias: los cargos directivos son ocupados en mayor proporci√≥n por hombres. Seg√ļn el estudio, s√≥lo un 16% de las mujeres empleadas en las empresas consultadas tienen cargos de alta gerencia, mientras que en gerencia media la proporci√≥n llega al 32%.

En los cargos profesionales, técnicos y tecnólogos, y de apoyo, la proporción alcanza una mayor equidad, con una participación del 43%, 40% y 46% respectivamente.

En cuesti√≥n de salarios las cosas tambi√©n son diferentes. El estudio de la Alta Consejer√≠a ratifica la diferencia de ingresos entre hombres y mujeres. √Čsta se encuentra en un rango que oscila entre un 6% y 10%, siendo m√°s marcada la diferencia en los cargos directivos que en los operativos.

En promedio, un alto ejecutivo hombre gana mensualmente $21.630.658, mientras que la mujer con un cargo similar obtiene $19.729.263 en promedio. Ellas reciben $1.901.395 menos.

Y para los cargos en gerencia media, los hombres son remunerados con un promedio mensual de $10.044.136, mientras que a las mujeres les pagan $9.140.668.

¬ďMuchas empresas piensan que las mujeres, por el papel que tambi√©n ocupan en el hogar, son capaces de ser menos duras, o que toman decisiones m√°s ¬ďd√©biles¬Ē.

Adem√°s, muchos empresarios que las mujeres, por la maternidad y los hijos, originan m√°s gastos empresariales y m√°s ausencias laborales, por lo que les pagan menos¬Ē, dijeron miembros de la Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer

El costo de ser mujer

Pero la mujer no s√≥lo debe asumir los costos de la mentalidad empresarial, sino que tambi√©n debe pensar en los ¬ďgastos¬Ē adicionales que impone el hecho de su sexo.

Una mujer ejecutiva, gane lo gane, siempre debe pensar en que debe estar muy bien presentada, y eso significa que además de los gastos habituales de transporte, alimentación, de hogar, entre otros, debe haber un rubro adicional para estar bien presentada y bella.

¬ďYo destino unos 40 mil pesos al mes en sal√≥n de belleza. Eso incluye peluquer√≠a y arreglo de u√Īas. Adem√°s debo ir a trabajar maquillada, lo que significa que debo siempre tener cremas, labiales, entre otras cosas¬Ē, admite Yamile De la Rosa, una secretaria ejecutiva en una multinacional.

Y esta pol√≠tica no es s√≥lo para empleos que tengan que ver con imagen. Yomaira S√°nchez, panadera en una tienda de barrio, dice que su arreglo personal significa unos 20 mil pesos al mes. ¬ďEs que el hecho de que trabaje todo el d√≠a entre harina y hornos, no significa que no deba ir bien presentada¬Ē, asegura.

Otro egreso corresponde a los hijos. Aunque muchas mujeres ¬Ėy familias- acuden a las abuelas y t√≠as para el cuidado de los menores en edad escolar, otras deben contratar quien atienda a los ni√Īos mientras ellas trabajan.

¬ďContratar a una persona significa pagar, al menos, 300 mil pesos al mes. De lo contrario la opci√≥n es una vecina que cobra 10 mil diarios para cuidar a l ni√Īo¬Ē, dice Paola Castellanos, una mujer cabeza de familia y quien trabaja en una oficina de abogados.

Esto, seg√ļn algunos activistas por los derechos de las mujeres, podr√≠a solucionarse si los empleadores ofrecieran horarios m√°s flexibles al sexo femenino u ofrecieran opciones de jardines en las empresas, como ocurre en algunos lugares de Europa y Estados Unidos.

Lo cierto es que pese a los gastos ¬ďextra¬Ē y las desigualdades que a√ļn existen, la mujer ha conquistado m√°s espacios y m√°s lugares.

PARA EL FUTURO

Olga Luc√≠a Acosta, asesora regional de la Cepal para Colombia, asegura que la actual situaci√≥n laboral de las mujeres, afecta su futuro. ¬ďLas menores remuneraciones tienen efecto no s√≥lo en la situaci√≥n presente de las mujeres, sino que tambi√©n afectan sus ingresos durante la vejez¬Ē.

¬ďAl recibir menores salarios y tener carreras profesionales interrumpidas por los roles de madre y de cuidado del hogar, las mujeres tendr√°n menores ahorros pensionales¬Ē, agrega.

lista
Relaciones e hijos

Mar√≠a Eugenia Villegas Pe√Īa, Directora de Desarrollo Familiar Funlam, ofrece algunos consejos para compilar la vida de la mujer como madre y esposa.
¬ē¬† La mujer debe tener clara la importancia de la planificaci√≥n de la crianza de los hijos y cuando llegue el momento establecer las prioridades que requiere este proceso.
¬ē¬† Permitir y facilitar que los pap√°s asuman su papel de coequiperos de tal modo que puedan acompa√Īar inteligente y afectivamente.
¬ē¬† Conciliar el papel como mujer, compa√Īera y trabajadora fuera del hogar.
¬ē¬† Delegar funciones y permitir que tanto los hijos como otras personas del entorno puedan asumir responsabilidades de acuerdo con sus caracter√≠sticas.
¬ē¬† Hacer la cr√≠tica reflexiva de las exigencias que como mujer le hace el mundo de hoy, sobre todo en lo relacionado con la proyecci√≥n que hacen los medios de comunicaci√≥n.
¬ē¬† Permitirse actuar en forma eficaz y eficiente en lugar de generar relaciones de competitividad con el hombre.
¬ē¬† Tener en cuenta que hay otras personas con las que los hijos se vinculan afectivamente, tales como, t√≠os, abuelos, primos, amigos, maestros, entre otros.
En conclusión, para las mujeres afrontar los retos que la sociedad les propone, es importante que jerarquicen sus necesidades y que reflexionen y se capaciten para el comienzo del proceso de gestación y la crianza de los hijos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad