Publicidad
Publicidad
Vie Sep 30 2016
24ºC
Actualizado 12:03 pm

¬ŅQu√© se hicieron? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-21 05:00:00

¬ŅQu√© se hicieron?

Me pregunto dónde están los millones  de colombianos que marcharon contra el secuestro de  cerca de mil compatriotas en poder de las Farc, pues pareciera que la liberación, por fortuna,  de unos pocos, les hubiera  dado tranquilidad de conciencia.
¬ŅQu√© se hicieron?

Las manifestaciones esporádicas  son presa del olvido y poco o nada efectivas; la persistencia, la tenacidad, la constancia  son las herramientas apropiadas para crear soluciones. Al menos mil compatriotas permanecen secuestrados en condiciones infames  y la sociedad mira para otro lado, como si no fuera asunto suyo.  

El caminante profesor Moncayo, recibido alguna vez con grandes manifestaciones de solidaridad y aprecio, hoy es ignorado, aunque √©l contin√ļe¬† reclamando justicia.

Entretanto, las v√≠ctimas del paramilitarismo ven alejadas sus esperanzas de justicia y reparaci√≥n. Las mafias se reorganizan y act√ļan. Ajustan sus matanzas y asesinan a familiares de extraditados para obligarlos al silencio, como registra el hecho del¬† reciente asesinato¬† del hijo del ¬ďCuco Vanoy¬Ē.

La impunidad se ense√Īorea y presuntos delincuentes como el ex director del DAS, gozan de libertad por cuenta de tecnicismos jur√≠dicos. Varios hermanos de condenados¬† o de implicados en graves cr√≠menes, permanecen en posiciones con grande y grave influencia en asuntos¬† de¬† importancia en el gobierno.

El senador Ciro Ram√≠rez, es hoy llamado a juicio por concierto para delinquir (paramilitarismo) y por narcotr√°fico. Parte del roscograma de la coalici√≥n de gobierno, incluye las cuotas del INPEC, desde la direcci√≥n del mismo hasta otras muchas posiciones, para recomendados del cuestionado congresista, y el hermano Valencia Cossio, act√ļa con lentitud complaciente en la correcci√≥n de tal desprop√≥sito.

La cohesi√≥n social,¬† especialmente entre los trabajadores,¬† ha sido despedazada por cuenta de la pol√≠tica oficial de flexibilidad laboral y criminalizaci√≥n de la protesta. Manifestaciones reivindicativas como las de Asonal, los abor√≠genes, los empleados estatales, los corteros de ca√Īa y otras, seguir√°n siendo reprimidas y desprestigiadas mediante campa√Īas medi√°ticas bien planeadas, desestimulando la expresi√≥n masiva¬† de nuestro colectivo. Solo las movilizaciones promovidas por el gobierno y amplificadas por los oligopolios¬† medi√°ticos son consentidas.

El despertar de la nación es un imperativo para exigir justicia. Los efectos de la burundanga oficial están por terminar.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad