Así fueron las horas previas a la tragedia | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Oct 24 2017
20ºC
Actualizado 06:12 am

Así fueron las horas previas a la tragedia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-21 03:02:16

Así fueron las horas previas a la tragedia

“No me demoro mamá, ya vengo”, le dijo el pasa-do sábado en la tarde Nubia Márquez Moreno, a doña María Lucía Galindo, quien en realidad es su abuela materna y responsable de su crianza desde que su madre falleció tan pronto la trajo al mundo.
Así fueron las horas previas a la tragedia

“Ella estaba en chorecitos… estaba en la tienda de la esquina con Octavio y otros muchachos. Pero no estaba tomando. Ellos le ofrecieron cerveza, pero Nubia no quiso. De todas formas entró a la casa, se cambió y se fue…” relató ayer Martha Esperanza, una de sus hermanas.

Luego de abandonar la casa de la joven de 21 años, ubicada en la calle 19 A con carrera 11, de San Gil, la siguiente parada fue en el expendio de licor ubicado en el puente del parque Ragonessi.

Horas antes, y contra su voluntad, según doña Angelina Bernal, su hijo había sacado del garaje de su casa en el barrio Vergel, la motocicleta adquirida en diciembre pasado. “Yo le dije que mejor no, que tuviera cuidado, pero él me dijo que para eso la había comprado…

¡Sobre las 11:30 de la noche Octavio se comunicó con Juan Guillermo Prada, su mejor amigo, a quien tan sólo le advirtió: “Viejo, no me vaya a dejar botado”.

Nubia lo bajó

“Él me recogió y nos fuimos para Las Esteras… ambos nos subimos a la moto para ir a comprar una botella de aguardiente, pero Nubia dijo que ella quería acompañarlo… yo me bajé, le entregué el casco y ambos arrancaron….”, recordó ayer Juan Guillermo.

Pero ninguno de los dos regresó. Serían casi las 2:00 de la mañana cuando transitaban por la avenida Santander, cerca al puente de la calle 15, cuando la motocicleta Suzuki de placa JHI-65, colisionó de frente contra un poste de energía, mientras sus ocupantes intentaban, paradójicamente, captar detalles del accidente que cobró la vida de Alexánder Chacón.

Amigos, familiares y allegados se congregaron ayer en la Catedral de San Gil para dar el último adiós a tres víctimas mortales de accidentes que evidencian una vez más la urgente necesidad de instalar reductores de velocidad en dicha vía nacional.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad