Publicidad
Publicidad
Lun Sep 26 2016
18ºC
Actualizado 09:47 pm

Santandereanos, ¿se la juegan con Chávez? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-07-17 05:00:00

Santandereanos, ¿se la juegan con Chávez?

Santandereanos, ¿se la juegan con Chávez?

Si bien esta semana se dio a conocer una noticia que sin lugar a dudas es excelente para esta región, como es que Santander logró en los primeros cuatro meses de este año duplicar sus exportaciones, las alarmas de preocupación deben permanecer prendidas por la forma en que se logró.

O en otras palabras, por el hecho de que las ventas al exterior han tenido uno comportamiento envidiable, sí, pero con el lunar de que cada vez dependen más de Venezuela.

Y no es necesario ser experto en relaciones internacionales y menos aún economista, para discernir el peligro que esa dependencia conlleva.

La historia cercana y más concretamente la de los últimos meses, es amarga. Y es amarga porque demostró con hechos concretos que las ventas a Venezuela no obedecen a precios, calidad de los productos o cumplimiento con los pedidos.

No. La posibilidad de venderle al país vecino se deriva del genio con el que se levante el presidente Hugo Chávez.

Es así como si bien por estos días el panorama puede presentarse alentador gracias a la visita reciente del presidente Uribe a Chávez, luego de la cual quedaron limadas las disputas generadas en lo corrido de este año, tampoco sería raro o demasiado pesimista contemplar el hecho de que fácilmente y por cualquier motivo banal, la situación puede girar 180 grados.

Es decir que por razones políticos internas o más posible aún, debido a la personalidad y el temperamento volátil del mandatario venezolano, las fronteras fácilmente podrían volver a paralizarse y el comercio puede venirse a pique en tiempos realmente breves.

Es precisamente para esa situación que debe estar preparada la industria local, que está retrasada en su búsqueda de otros compradores internacionales, proyecto que sería recomendable comenzar ahora que las finanzas son favorables y no cuando sea demasiado tarde.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad