Publicidad
Publicidad
Lun Sep 26 2016
18ºC
Actualizado 06:01 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-22 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

La culpa fue del estudiante porque no asistió a clases, no estudió, se la pasó todo el año con el novio(a), de rumba, o con el celular en la mano. Se responsabiliza a los maestros de undécimo, de quienes pretenden que en un año, que por lo general se reduce a menos tiempo, les desarrollen todas las competencias que no han alcanzado en grados anteriores.  A los orientadores o psicólogos escolares se les culpa porque no motivaron a los estudiantes, ni les dieron las herramientas básicas para presentar las pruebas. A algunos directivos por su falta de interés y preocupación en los resultados de los estudiantes.

A los padres de familia porque no matricularon a sus hijos en un preicfes, ni les colaboraron con la adquisición de los materiales de estudio. A la entidad que ofreció el preicfes porque no los preparó bien, y al Icfes porque no tiene en cuenta las diferencias individuales, ni institucionales, asigna poco tiempo para responder la prueba, incluye lecturas largas y confusas, elabora pruebas complejas en algunas áreas, lo cual incide en los puntajes y al parecer, aplica una prueba más fácil para los de calendario B, según el punto de vista de algunos estudiantes que se sometieron a las dos.

Los resultados de estas pruebas dependen de cada estudiante, del aprovechamiento de todos los niveles de escolaridad, de su dedicación y responsabilidad en las actividades escolares, del interés y concentración durante la prueba, de las condiciones y recursos que brindan las instituciones educativas, de los horarios elaborados técnicamente, del modelo pedagógico institucional, del trabajo mancomunado y comunicación constante entre todos los estamentos educativos, de la preparación  para presentar este tipo de pruebas, y  hasta de la suerte porque algunos estudiantes con rendimiento académico insuficiente, obtienen los mejores puntajes. ¿Será que les funcionó el pinochazo?

Diana María Tovar Osorio


Los adoradores del capital

“Capitales de 100 millones  ganan 80 en el año, y todavía se quejan.”     Jorge Eliécer Gaitán

A  muchísimos no nos cabe  en la cabeza la cifra: 700 mil millones de dólares. Una “ayudita” para salvar el sistema financiero del templo universal del capital. Con mucho menos de  la décima parte de esa cantidad se solucionaría el hambre y  para siempre, de los más de 900 millones de seres humanos cuya vida se debate entre no saber que van a comer ese día y la desesperanza de no tener futuro en un mundo donde cada  año  mueren 6 millones de niños de hambre, según la FAO; en un planeta que clama que se respeten sus leyes naturales, que el ser humano aprenda a convivir con sus hermanos de especie y con las demás criaturas vivientes. Pero puede más la codicia sin límites.

Hecatombe es la que se viene con esa forma de mirar  el  mundo y seguir pensando que el “sueño americano” es un modelo válido. Según  los parámetros  de la Huella Ecológica, faltarían 2 y medio planetas iguales a la tierra para satisfacer la voracidad y el consumismo humanos, si todos los habitantes actuales vivieran como el común de los norteamericanos. Y se supone que  es un derecho posible de todos.

La  madre naturaleza vocifera su dolor con  huracanes,  deshielos acelerados o terremotos, mientras el depredador humano avanza hacia el precipicio. Los ahora facilistas discursos del “Desarrollo Sostenible” y la “Ciudad Sostenible”, enmascaran a niveles planetarios y locales todo ese tinglado amenazador, irresponsable con nuestros hijos y los que vienen detrás de ellos.

Orlando Beltrán Quesada

Entusiasmo ciudadano

Permítaseme expresar la complacencia sincera por una realización de obra en el Aeropuerto Internacional de Bucaramanga.

Hace unos 6 meses visité el Aeropuerto  y para esos días se estaban haciendo las mejoras del Aeropuerto. He vuelto de nuevo a sus instalaciones y he tenido la grata sorpresa de ver el éxito alcanzado hasta el momento con las reformas programadas, cosa que nos debe enorgullecer a los santandereanos.

Eso no es todo. Según lo hemos constatado por información de su Administrador, lo realizado hasta el momento solo es la primera fase: lo que indica que continuará mejorando.

Me gusta, me agrada que tengamos una Administración valiosa y pulcra. Eso es lo que todos los seres humanos esperamos para que los presupuestos de las obras nacionales, departamentales o municipales logren éxito y se traduzcan en realizaciones efectivas y prósperas.

Mis sinceras felicitaciones a quien corresponda por el éxito alcanzado hasta el momento, y mis mejores deseos porque sigan adelante.

Ángel Miguel Neira Ch.

¿Manifestación indígena?

Vergonzoso ver por CNN Internacional en pleno Siglo XXI, el “castigo” con látigo que le propinaron los indígenas a un  miembro de  la Policía Nacional retenido arbitrariamente; el hecho de ser indígenas no los autoriza para semejante barbaridad, falta de educación e ignorancia de los derechos civiles.

¿Será que no hay un Senador que les lleve un poquito de civilización aunque sea a través del celular que exhibían? Qué vergüenza con esta noticia que le dio la vuelta al mundo. Yo no había caído en cuenta por que en el exterior nos llaman indios. Esperamos que  el Ministerio de Cultura y Turismo haya tomado cartas en el asunto.

Fabio A. Ribero Uribe  

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad