No son tiempos duros para los rom谩nticos', afirman Ana Bel茅n y V铆ctor Manuel | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Oct 22 2017
27ºC
Actualizado 12:24 pm

No son tiempos duros para los rom谩nticos', afirman Ana Bel茅n y V铆ctor Manuel | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-22 21:28:42

No son tiempos duros para los rom谩nticos", afirman Ana Bel茅n y V铆ctor Manuel

Los cantautores espa帽oles Ana Bel茅n y V铆ctor Manuel no aceptan que sean tiempos duros para los rom谩nticos y s贸lo reconocen que el amor se asume hoy diferente a como lo hizo la generaci贸n del "Yesterday" de Paul Mc Cartney."El amor no est谩 en crisis; a diferencia de nuestros padres que iban a un parque agarrados de la mano o cuando m谩s a un cine. En estos tiempos la gente tiene opciones, imagina situaciones maravillosas y quiere todo y ahora", dijo V铆ctor Manuel en una entrevista con Efe.
No son tiempos duros para los rom谩nticos', afirman Ana Bel茅n y V铆ctor Manuel

La pareja est谩 en M茅xico como parte de una gira con nombre sugerente, "Tal para cual", con la que parecen pregonar que les dura el amor y la alegr铆a despu茅s de m谩s de 35 a帽os de matrimonio.

"Yo creo que no hay f贸rmulas para mantener el amor, pero mucha gente convive durante a帽os, aunque en el mundo de los artistas se divulga m谩s a quienes se tiran los platos a la cabeza", dice el poeta asturiano.

Ana Bel茅n, con pantalones vaqueros ajustados y una chaqueta de color oscuro, se presenta con el pelo suelo y poca pintura en el rostro.

Sonr铆e sobria y hace un gesto quiz谩s melanc贸lico al referirse a la generaci贸n del 53, que creci贸 con el "Yesterday" y a la que una vez le dedic贸 una canci贸n.

"Entonces no imagin谩bamos la realidad de ahora, menos desde los l铆mites de nuestro pa铆s, en una infancia en una sociedad peque帽a y gris; no pod铆amos imaginar el salto que dimos", dice.

Apoya la modernidad y de los avances de la tecnolog铆a, pero reconoce sentir v茅rtigo por algunas realidades que no entiende.

"Me parece excesivo que los ni帽os peque帽os vayan al colegio con tel茅fonos celulares; es dif铆cil eso de la educaci贸n de los hijos", reconoce.

La gira empez贸 en Espa帽a y despu茅s de M茅xico seguir谩 en Chile, Colombia y Costa Rica. El pr贸ximo s谩bado tendr谩 una de sus principales paradas en el Auditorio Nacional de la Ciudad de M茅xico, donde David San Jos茅, hijo de la pareja, estar谩 en los teclados.

Ella acepta la idea con orgullo, pero habla poco del m煤sico y prefiere generalizar sobre la educaci贸n de los hijos.

"Es dif铆cil, sobretodo cuando eres joven. Nosotros hemos ido aprendiendo en la medida en que hemos crecido con nuestros hijos y hemos ido modificando cosas cuando ellos nos han hecho modificarlas. Al final entiendes que los hijos te ense帽an m谩s de lo que podemos ense帽arles nosotros", dice.

Durante alrededor de cuatro d茅cadas han cautivado con los giros po茅ticos de sus textos.

En la entrevista sonr铆en al saber que hace unos d铆as en M茅xico Joan Manuel Serrat se refiri贸 a quienes son felices a pesar de nunca haber le铆do poes铆a y suman ideas a la de su amigo catal谩n.

"Tiene raz贸n; hay gente feliz que no se ha le铆do un poema en su vida, pero si tuvieran la posibilidad de hacerlo, ser铆an el doble de dichosos", dice ella, quien ha puesto m煤sica a numerosos poemas, grab贸 un disco dedicado a Federico Garc铆a Lorca y canta una canci贸n llamada "De qu茅 callada manera", de un poema de Nicol谩s Guill茅n.

V铆ctor Manuel justifica a los ajenos a la poes铆a y dice que ven ese mundo como algo ex贸tico, de seres extra帽os capaces de escribir cosas raras. "Yo les recomendar铆a abrir la obra de Jaime Sabines en cualquier p谩gina o a Jose Emilio Pacheco y entonces iban a ver que hablan de ellos mismos, y lo van a entender", se帽ala.

Una de las canciones m谩s conmovedoras de V铆ctor Manuel habla de un joven cobarde que va a la c谩rcel por negarse a ir a la guerra y por no querer matar. Al hablar de las guerras absurdas, se refiere a su letra y reconoce que la realidad de hoy es m谩s complicada.

"Hay mucha gente que se cruza de brazos y deserta, pero otros van y por un sueldo est谩n dispuestos a morir o a matar en las guerras que ahora son distintas, por ordenadores", dice.

Ana Bel茅n se refiere al personaje de la conocida canci贸n y afirma que si el calificativo va entre comillas, apuesta por el joven cobarde.

"Si eso significa pacifismo, s铆", dice mientras el marido apoya la idea con una mirada que usan para comunicarse desde una 茅poca que parece olvidada en el tiempo, en la que los hombres mandaban cartas de amor y ellas guardaban sus flores en las p谩ginas de alg煤n libro querido.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad