Publicidad
Publicidad
Jue Sep 29 2016
19ºC
Actualizado 06:44 pm

El DAS: un viejo problema | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-25 05:00:00

El DAS: un viejo problema

El DAS: un viejo problema

Hace solo tres años el DAS estaba en el ojo del bochinche pues había salido a flote la gravísima infiltración paramilitar que había en los más altos niveles de su cúpula. Entonces se afirmó que se iba a hacer una profunda y radical reforma y que de arriba a abajo la entidad iba a sufrir modificaciones sustanciales.

Hoy, algo más de mil días después, ¿qué pasa? Que el país vive otra crisis grave al interior del DAS. Y las dimensiones políticas del actual problema  son tan delicadas como las de hace tres años. Ahora la grieta que aflora es que se estaba siguiendo a los alfiles de un partido político de oposición y lo que hacía no dista mucho del trabajo que ejecutan las Policías Políticas de las dictaduras.

En 2005, cuando la crisis del entonces director, Jorge Noguera, el Presidente de la República anunció que personalmente iba a enfrentar el problema del DAS y si era necesario lo cerraba definitivamente. De entonces a acá ha habido dos directores y ¿Qué pasa que estamos chapaleando en medio de otra crisis de esa entidad?

La conclusión es una: al DAS no se le ha hecho la reforma que exige desde hace por lo menos cinco años. Por eso, si el episodio que sigue consiste en nombrar un nuevo director y anunciar por la prensa su preclara hoja de vida pero nada más, las cosas seguirán igual y dentro de poco tiempo se estallará otra crisis del DAS.

El DAS es un organismo que desde hace tiempo se desdibujó, que no ha logrado reencontrar su rumbo, que se dedica a labores adjetivas que otras agencias del Estado deben cumplir como son las actividades forenses y de criminalística que debe adelantar el CTI de la Fiscalía, el expedir certificados judiciales, el ser cuerpo de escolta de funcionarios públicos, etc.

Y en tanto, no cumple a cabalidad su razón de ser: producir la inteligencia estratégica que el Estado necesita y analizar las principales amenazas contra la seguridad nacional.

En 2005 campeaba en su interior la corrupción por sus enredos con el paramilitarismo. Hoy juega a llevar a cabo actividades que riñen con la democracia y que se parecen más a las de las agencias secretas de gobiernos autoritarios que otra cosa.

El DAS debe ser realmente civil, no solo en su predicado sino en la realidad.

A raíz de la crisis de 2005 se integró una comisión para evaluar al DAS y hacer recomendaciones para corregir el rumbo. Los comisionados cumplieron con su misión, entregaron sus conclusiones y recomendaciones y,    ….¿Qué pasó? No hay respuesta. Lo único cierto es que presenciamos otra grave crisis del DAS. 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad