Publicidad
Publicidad
Jue Sep 29 2016
19ºC
Actualizado 08:27 pm

Las fastidiosas cadenas virtuales | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-26 05:00:00

Las fastidiosas cadenas virtuales

“Hola, deseo hacerte saber que alguien me ha pagado para asesinarte y ayer firmé un contrato por 650.000 dólares”. Es el texto de un mensaje de correo electrónico. Algunas personas escogerían la opción “borrar” en seguida, sin leerlo siquiera.
Las fastidiosas cadenas virtuales

“No te conozco, pero me dieron una descripción completa de tu identidad y contacto junto con tu fotografía, la cual mis hombres han utilizado para identificarte. La razón por la que ellos quieren que mueras no me fue revelada y no fue permitido que lo supiera”.

Sí, claro. Algún usuario de correo electrónico que lea este mensaje amenazante estallaría en carcajadas.

“Mis empleados están vigilándote constantemente, ellos te siguen a casa, a tu oficina y a todos lados a donde vayas y están esperando por mi instrucción para matarte. Ellos realizarán el ataque cuando yo lo ordene”.

Lo sorprendente es que las personas que no darían importancia a este texto son la minoría, no la mayoría.

Una encuesta realizada por la Asociación de Internautas de habla hispana señala que el 35%  de las personas reconoce un correo electrónico mentiroso. O eso cree. El resto cae en la trampa. La encuesta se realizó entre julio y agosto de este año.

En Colombia hay más de 10 millones de usuarios de Internet con una penetración del 23% anual según datos de la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones. En Bucaramanga, el 46% de la población usa Internet, según CRT.

Pero ¿qué quieren? ¿Dinero? ¿Matar del susto a la gente? ¿Hacerle pasar un mal rato?
“El negocio no es contigo, pero puedes tener una oportunidad para vivir, si me contactas en menos de 24 horas después de haber recibido este mensaje”.
Exacto. Los piratas informáticos sólo quieren -en el más inocente de los casos- información que será vendida después a empresarios de todo tipo, la mayoría inescrupulosos, que llenarán los correos electrónicos de más “basura”.

También lo usan para congestionar los servidores. Y, por supuesto, recolectar información personal que les permita acceder a cuentas bancarias o que faciliten una estafa.

Estos mensajes aparecen en la bandeja de entrada con el famoso pronombre FWD (forward, que significa en inglés continúe o siguiente). Son los populares “reenviados” o “correos cadena”.

Jorge de Miguel, director de la empresa de seguridad en Internet G-Data Iberia, una de las más grandes a nivel hispano, señaló a los medios de comunicación que “el 90% de los correos cadena se realizan desde ordenadores “zombi” controlados por ciberdelincuentes, que a su vez los alquilan a los spammers (empresas de publicidad) para realizar estos envíos masivos”.

En inglés, esta clase de mensajes se denominan Hoax, que traduce engaño, de manera muy acertada.

La estafa “nigeriana”

Sin intención de ofender a los nacidos en Nigeria, esta clase de correos cadena o hoax es muy popular, según lo explica Luis Gómez Sánchez, docente del departamento de Ingeniería de Sistemas de la Universidad de Los Andes.

El 17 de marzo de este año, 87 nigerianos fueron capturados en Madrid acusados de estafar a 1.200 personas. La cantidad estafada ascendía a 87 millones de euros, cerca de 104 millones de dólares.

Las víctimas fueron, en su mayoría, ciudadanos norteamericanos y europeos. En promedio, los nigerianos recolectaban 18 mil euros por víctima.
Estos correos, sin embargo, no son una novedad. Desde 1990 esta clase de estafa se presenta con diferentes nombres, cantidades y situaciones.

¿Cómo funciona?

En el año 2002, Fabio Castillo, reportero de un diario nacional, recibió un mensaje de la viuda del dictador nigeriano Sani Abacha (quien en efecto lo fue entre 1993 y 1998).

Para hacer una investigación decidió seguir el juego y empezó a intercambiar correos con la supuesta viuda.

“Según la viuda, su marido, el dictador Sani Abacha, había otorgado en concesión a empresas rusas la explotación de una gran acería nigeriana, negocio del cual había obtenido una comisión de 25 millones de dólares en efectivo”, relata el periodista en su artículo Yo quiero ser millonario de Nigeria, e-mails y estafas millonarias.

“Yo tenía que rescatar las bolsas, pagar mi viaje a Nueva York y recibiría en ese preciso instante el 20 por ciento de ese dinero, cinco millones de dólares, equivalentes a $11.500 millones, mi salario de 230 años de trabajo”, relata.

Fabio Castillo recibió insistentes llamadas. Del abogado de la viuda y del gerente de un banco en Nueva York.

Una vez en Nueva York se encontró con un hombre nigeriano que hablaba perfecto inglés y quien le cobró 28 mil dólares como depósito. El periodista no pagó, pero hubo otros incautos que sí lo hicieron.

La conclusión es la esperada: la “viuda nigeriana” y su “abogado”, así como sus contactos en Nueva York, desparecieron sin dejar rastro.

Los más populares y peligrosos

“Estimado cliente Visa: le informamos que tiene hasta el 4 de agosto para registrar su cuenta para mejorar la seguridad entre nuestros clientes. Si todavía no registró su cuenta, puede obtenerla ahora haciendo click aquí”.

A continuación se despliega en la pantalla la dirección de una página de Internet que aparentemente pertenece a la compañía Visa Internacional (de tarjetas de crédito). Pero es falsa. Si usted entrega sus datos, será víctima de una estafa.

Otro de los hoax más populares es No admitido. El ofrecimiento es simple pero tentador: averiguarán por usted quién lo eliminó de sus contactos y así sabrá quién no desea hablarle. “Al ingresar su dirección de email y contraseña, NoAdmitido.net comprobará con los servidores de MSN Messenger si los usuarios de su lista lo tienen no admitido o eliminado”, dice el mensaje.  

La curiosidad mató al gato. Nada más cierto en este caso. En el sitio reza la siguiente frase: “puedes usar NoAdmitido.net con la seguridad de un respaldo profesional”.

Lo único realmente seguro es que sus datos serán utilizados para acceder a sus cuentas bancarias y a su información personal. O al menos para intentarlo.
Un caso similar se presenta con el hoax sobre Facebook. Varios correos cadenas señalan que si se ingresa a un sitio de Internet -especificado en el mensaje- los usuarios podrán conocer a su mayor visitante en el perfil de Facebook.

No admitido no es el único correo cadena que ha involucrado directamente a Hotmail. El número uno de los hoax más populares lo encabeza precisamente el que contenía este texto en la casilla de “Asunto”: ¡Alerta! Hotmail se cierra.

“Hotmail se esta sobrecargando y necesitamos librarnos de gente y queremos saber cuáles son los actuales usuarios que están usando sus cuentas de Hotmail.
“Así que si tu eres un usuario, por favor manda este e-mail a todos los que puedas, pero si no lo pasas a nadie se borrará tu cuenta de Hotmail”.

“Fue tan popular que en 1999 abrió prácticamente las puertas al correo basura al mundo de habla hispana”, explica Luis Gómez Sánchez.

¿Ayuda a Cleto?   
 

“Si lo borras no mereces vivir”. Así empezaba el texto de este hoax, que venía acompañado de unas escalofriantes fotos de un niño.

El mensaje decía “Cleto es un niño de Bogotá, Colombia, cuenta con cinco años de edad y desde los dos años sufre de una rara enfermedad llamada elefantiasis cumerdi, lo mismo que en sus brazos. Debido a la gran desnutrición ha sufrido una severa malformación de sus huesos”.

¿Cómo no se podía ayudar a Cleto, después de ver las fotos y con los nervios destrozados? Se supone que cada vez que se reenviara el correo, una cantidad de dinero sería entregada al niño.

El niño no existe. La intención: “usar los sentimientos de las personas para ubicar en sus bandejas de entrada más correo basura o vender las direcciones electrónicas de todos a quienes les llegue el correo a agencias de spam”, señala Luis Gómez Sánchez.

Los hoax con temática religiosa (“si lo pasas a tus amigos serás bendecido”) apelan también a la sensibilidad de las personas con el mismo fin.

LISTA
Para reconocerlos

1 La mayoría no están firmados.
2 Tienen un tono catastrófico. Ponen frases tipo “Alerta!!! Urgente!!! Virus sin cura!!! Destruirá toda su información y su disco duro!!!!!!!”
3 Están mal redactados.
4 Piden que se reenvíe el mensaje a todos los contactos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad