Publicidad
Publicidad
Mar Sep 27 2016
23ºC
Actualizado 11:41 am

Disentimiento y consenso | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-26 05:00:00

Disentimiento y consenso

Las palabras sirven para expresar u ocultar los pensamientos, definir y elucidar o confundir y enmara帽ar los conceptos. En estos tiempos se usan en contextos pol铆ticos palabras como consenso (acuerdo producido por consentimiento entre varios grupos), disentimiento que es lo contrario, no ajustarse al sentir o parecer de alguien, y polarizaci贸n (聯orientar en dos direcciones contrapuestas聰, 3陋 acepci贸n DRAE).
Disentimiento y consenso

En contextos econ贸micos las expresiones son otras: 聯fuerzas del mercado聰 o 聯agentes financieros聰, usadas para referirse eufem铆sticamente a los especuladores en las bolsas de valores, a los grandes 聯caballeros de industria聰 ladrones y estafadores de cuello blanco que se enriquecen con los dineros ajenos que otros les conf铆an. Sin duda, la palabra m谩s ambigua es 聯democracia聰. 脷ltimamente se habla y escribe mucho de 聭democracia representativa聮 y de 聭democracia participativa聮.

El Pr铆ncipe ha inventado espect谩culos televisivos, los realities o Consejos comunitarios, que le permiten ejercer simult谩neamente el gobierno y la oposici贸n; crear en sus gobernados la ilusi贸n de que participan en las decisiones de gobierno y formar en ellos la imagen providencial y mesi谩nica tan cara a su persona. 脡l emplea las encuestas de favorabilidad. Estas encuestas sesgadas son muy convenientes para el gobierno que dispone as铆 del monopolio o cuasi monopolio de los medios de comunicaci贸n (televisi贸n, prensa y radio) que favorece la exposici贸n constante del gobernante y de sus programas de gobierno. Esto permite el sesgo de las encuestas en su favor y contribuye a considerar el disentimiento como una conducta antipatri贸tica y a crear una mentalidad pol铆tica autoritaria y dogm谩tica. As铆, quienes disienten del pensamiento oficial son se帽alados y estigmatizados como antipatriotas, terroristas y conspiradores.

Se criminaliza el delito de opini贸n y el disentimiento pol铆tico. El Jefe del Estado se ha enfrentado a la Corte Suprema que ha investigado, juzgado y a veces condenado a miembros del Congreso que obtuvieron sus curules con dinero del narcotr谩fico; acusa a la Corte de prevaricar porque la mayor铆a de los congresistas juzgados pertenecen a los partidos de su coalici贸n.

As铆 se explican las acciones pol铆ticas m谩s recientes de este gobierno al enfrentar los muchos conflictos sociales y laborales que lo acosan: el paro de los camioneros, el de los empleados del poder judicial que trata de resolver con el recurso de 聯la conmoci贸n interior聰, el paro de los corteros de ca帽a expoliados por los ricos propietarios; las marchas ind铆genas en todo el pa铆s que reclaman por sus miles de muertos y por sus tierras expropiadas. Nuestro gobernante no se enfrenta a los 聯paras聰, los paramilitares y los parapol铆ticos.

Para 茅l el 煤nico enemigo son las Farc, ya derrotadas en una guerra y un conflicto que seg煤n el Gobierno, no existe. Todo lo dicho atr谩s es una de las maneras de mostrar el polo del disentimiento. La otra opini贸n, el polo opuesto, dice que nuestro presidente es el Mes铆as, el Salvador de la Patria, el irremplazable gobernante que debe ser reelegido indefinidamente. El lector decidir谩 si se adhiere a uno de estos polos o a una posici贸n intermedia, de centro, centro - derecha, o de centro - izquierda. 聯De todo hay en la vi帽a del Se帽or聰.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad