Publicidad
Publicidad
Lun Sep 26 2016
18ºC
Actualizado 06:01 pm

La conspiraci贸n | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-26 05:00:00

La conspiraci贸n

Hac铆a mucho tiempo no se ve铆an en Colombia tantos movimientos y protestas sociales juntos: paro de empleados de la Justicia y de la Registradur铆a, huelga de corteros de ca帽a en el Valle, marcha de pueblos ind铆genas en el Cauca, paro nacional sindical y varios otros que se est谩n gestando.
La conspiraci贸n

Ante la simultaneidad de las protestas, los asesores de la Casa de Nari帽o prontos y prestos lanzaron su diagn贸stico que ha sido repetido hasta la saciedad en todos los medios de comunicaci贸n: se trata de un complot, de una conspiraci贸n de fuerzas oscuras para desestabilizar al gobierno. Seg煤n esta explicaci贸n, las protestas populares han sido motivadas y hasta financiadas por intereses distintos a los de los trabajadores e ind铆genas: por parlamentarios que buscan beneficios electorales, por pol铆ticos que quieren hacer oposici贸n al gobierno, por l铆deres sindicales que quieren aumentar su campo de influencia, y hasta por terroristas infiltrados.

La explicaci贸n oficial es parcialmente cierta. No hay duda de que en todas las huelgas, paros y marchas est谩n involucrados pol铆ticos y sindicalistas (y es totalmente v谩lida y leg铆tima su participaci贸n), y en algunos pocos casos hay v谩ndalos y terroristas (que deben ser rechazados y condenados).

Tambi茅n es cierto que en las protestas hay fuerzas oscuras. Al fin y al cabo la mayor铆a de los corteros de ca帽a son afrodescendientes, los indios son por naturaleza mestizos, de la negra Piedad ni hablar, y fuera de Carlos Gaviria los pol铆ticos del Polo no son tan blancos como algunos quisieran. El problema para el gobierno es que un representante de estas fuerzas oscuras, que parece que no le gustan, va a ser el pr贸ximo presidente de los Estados Unidos.

Lo que resulta ingenuo es pensar que estos dirigentes de la oposici贸n tengan la capacidad para movilizar a tantos miles de personas y de convencerlos de que acepten los grandes costos y sacrificios que les implican los paros y las marchas. La verdad es que s铆 hay una conspiraci贸n, pero impulsada por otras fuerzas de car谩cter m谩s econ贸mico que pol铆tico. Los actores principales de este complot contra el gobierno son la inflaci贸n y la falta de empleos de calidad, que est谩n aumentando la pobreza y el hambre entre millones de colombianos

Para explicarlo con un ejemplo que se ha hecho popular en la campa帽a electoral norteamericana hablemos de 聯Jos茅 el cortero de ca帽a聰. 脡l se gana $700.000 al mes (y es un privilegiado porque gana m谩s que los dem谩s trabajadores del campo) y debe dedicar un poco m谩s del 40% de sus ingresos al mercado familiar, es decir, unos $300.000. Pero resulta que en el 煤ltimo a帽o los precios de los alimentos han subido un 14% y la canasta de bienes y servicios que su familia consume ha subido casi el 10% (seg煤n el DANE esta es la inflaci贸n para el estrato bajo). Esto quiere decir que si 聯Jos茅 el cortero聰 comprara el mismo mercado de hace un a帽o hoy le costar铆a $342.000 y todo su consumo mensual (incluyendo arriendo, transporte, etc.) le costar铆a $770.000.

El peque帽o problema es que 聯Jos茅 el cortero聰 no tiene de d贸nde sacar esos $70.000 extras y ni siquiera los $42.000 que necesita para comprar la misma cantidad de arroz, pl谩tano y papa que son su dieta b谩sica, de manera que 茅l y su familia est谩n comiendo menos, est谩n pasando hambre. Por eso seg煤n el DANE, la ventas de alimentos y art铆culos del hogar聽 (que son el 35% de las ventas del comercio minorista) han bajado casi un 2% en lo que va del a帽o. 聯Jos茅 el cortero聰 puede aguantar 10 horas en el calor infernal de un ca帽adulzal, pero seguramente no aguanta que sus ni帽os le pidan comida que 茅l no puede comprar. Tal vez si estuvi茅ramos en su pellejo, tambi茅n saldr铆amos a protestar.

La conspiraci贸n que se est谩 gestando contra el gobierno es la conspiraci贸n del hambre y el descontento social, y va a ser m谩s grande cuando llegue la negociaci贸n del salario m铆nimo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad