Publicidad
Publicidad
Vie Sep 30 2016
17ºC
Actualizado 08:09 pm

Estados en la selva (III) | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-26 05:00:00

Estados en la selva (III)

Estados en la selva (III)

En el ábside central junto con el altar hay un hermoso retablo recubierto de laminillas de oro en cuyo centro está el patrono o patrona de la respectiva iglesia, rodeado de estatuas talladas en madera de los principales santos jesuitas. En la parte de atrás del cuerpo de la iglesia cuyas columnas está talladas con figuras del A.

Testamento, se encuentran las mujeres en orden de edad y distribuidas por tribus con sus diferentes vestidos de variopintos colores; en la parte de adelante en cuyas columnas hay esculpidas imágenes del N. Testamento, se encuentran los hombres también distribuidos por tribus y en orden de edad de los menores a los mayores. Todos asisten a los oficios de pie a excepción de los caciques y las esposas de éstos quienes sentados al lado de sus respectivas tribus con sus respectivos símbolos de autoridad, preservan el orden.

Saliendo de la iglesia por la puerta lateral derecha ingresamos al claustro. Se trata de un espacioso patio rodeado por zaguanes y columnatas. En sus paredes pueden encontrarse hasta ocho capas de pinturas según las épocas a partir de la colonia de colores procedentes de la tierra. No es raro encontrarse con técnicos restauradores auspiciados por fundaciones de España, Suiza etc. quienes con pinceles remueven las suciedades para descubrir pinturas ocultas.

A menudo los técnicos están acompañados por practicantes de las escuelas de restauración que existen en cada villorio. En el centro del jardín se alza una columna con un reloj solar consistente en una piedra blanca con un semicírculo invertido en el cual, partiendo de las 6 de la mañana situada a la derecha y pasando por las doce del día hasta el otro extremo del semicírculo que marca las 6 de la tarde, se pueden leer las horas diurnas mediante la sombra de un palo inserto en el centro del diámetro del semicírculo. En el jardín se ven palmeras y flores de la región como hermosas orquídeas. En el centro del claustro residen la pareja de padres y los hermanos legos.

En el ala derecha mirando desde la puerta central comienzan las aulas e instalaciones escolares consistentes en espaciosos salones y oficinas de las cuales las más importantes son la sala de catecismo y la sala de música. También hay campos deportivos y granjas para la enseñanza de la agricultura y cría de especies menores. Los jesuitas descubrieron que esos pueblos tenían muchas cualidades para la música y utilizaron los cantos sagrados para la evangelización.
Se organizaron ejércitos de arcos y flechas para defenderse de los “bandierantos” portugueses que asaltaban a las tribus con al fin de robarse a los jóvenes y venderlos como esclavos.

Las misiones de la Chiguitania fueron declaradas por la Unesco como patrimonio cultural de la humanidad. 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad