Dom Sep 25 2016
17ºC
Actualizado 06:16 pm

Las murmuraciones dañaron el noviazgo de mi hija | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-27 21:05:17

Las murmuraciones dañaron el noviazgo de mi hija

Las murmuraciones dañaron el noviazgo de mi hija

Unas amigas de mi hija le han venido diciendo que le están montando cachos porque lo vieron mal parado en varias ocasiones con dos amigas.

Mi hija creyó todo y terminó la relación sin haber conversado con el muchacho o haberlo escuchado para conocer la verdad.

Mi hija por supuesto está sufriendo y las amigas felices por lo que hizo.

Ayer recibí una llamada de otra compañera de estudio de la niña y me dijo que lo que habían dicho era una total mentira.

Hablé con el muchacho y está indignado, con decirle que piensa formular una denuncia por calumnia e injuria.

Qué hago con esta situación. Estoy desesperada.

Respuesta

Distinguida señora: Su hija está dando por cierto aquello que no ha sido.

Esto implica que debe asumir una actitud realista y objetiva, escuchando al novio y luego confrontando la situación con las supuestas amigas para descubrir la realidad.

No puede caer en la trampa de la maldad que se refugia en pruebas aparentemente ciertas que al final resultan ser ¡falsas!

Sea usted facilitadora del cambio de actitud de la chica, para que recupere su tranquilidad y sepa sin lugar a dudas en quién puede confiar.

Reflexión

Acostúmbrese a hablar con sinceridad y claridad evitando a toda costa comentarios que pueden dañar la imagen de las personas.

No sea de aquellos que se refugian en el chisme o la murmuración para desprestigiar a quien por circunstancias variadas le cae mal.

¡Calle la boca! Cuide lo que dice, acepte y respete a quien tal vez no piensa como usted. La mentira o difamación es arma de los cobardes.

Sin darse cuenta el mal que produce su equívoco proceder, tarde o temprano todo lo que hizo ¡se devolverá!, duplicando su fuerza y produciendo daño de la manera que jamás puede imaginar.

La justicia humana puede fallar pero nunca la justicia Divina porque deberá cosechar lo que ha sembrado. Esa es la ley de compensación.
Piense y actúe bien para recibir buenos frutos al final del camino.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad