La economía del disfraz hecho en casa | Noticias de santander, colombia y el Mundo

Viernes 19 de Septiembre de 2014
Familia
2008-10-27 05:00:00

La economía del disfraz hecho en casa

La economía del disfraz hecho en casa
Desde que se celebró por primera vez el Halloween en 1921, en Minessota, EstadoUnidos, es tarea de las madres –todos los años el 31 de octubre- tener listo el disfraz de sus hijos.

Aunque por esta época los almacenes están llenos de opciones para que los niños pasen en el vestido de otros personajes en “Día de las brujas”, en muchas oportunidades los precios no permiten obtener el disfraz deseado.

“Mi hijo quería uno de guerrero, costaba $80 mil; por ello le tocó conformarse con el tradicional superman, por el que pagué $40 mil  menos”, dice Adela Narváez.

Y aunque se pueden conseguir disfraces desde $30 mil en diferentes almacenes, una buena opción –y más económica- es usar la imaginación y hacerlo en casa.

En el hogar hay decenas de materiales básicos para hacer el disfraz soñado, que además puede ser único. Ropa vieja, trapos, lanas, cartulinas, pinturas, entre otros, puede servir.

La posibilidad de disfraces caseros es inmensa: regalo de cumpleaños, león, muñeca de trapo, pirata, flor, árbol de Navidad, hada, reloj. Con su hijo elija uno, y manos a la obra.

La idea es que el disfraz parezca de verdad,  y para ello son muy importantes los complementos: una princesa con corona; el pirata con el parche en el ojo; el doctor con botiquín o la bruja con la escoba.

El peinado también hay que tenerlo muy en cuenta, así que una peluca, un sombrero, o una linda corona hecha con cartulina y adornada con escarcha, pueden ser el toque perfecto.

La seguridad

Y aunque es un día muy divertido, nunca está de más tener medidas de precaución para con los niños. Lo mejor para que la fecha termine muy bien es cumplir algunas normas de seguridad.

Las diferentes estaciones de policía en el país están haciendo las siguientes recomendaciones: Preferiblemente los disfraces deben ser de colores claros para que puedan ser vistos con facilidad en horas de la noche.

Los niños que salen a las calles deben estar acompañados por un adulto. Preferiblemente que sea un familiar.

En lo posible los menores deben pedir dulces en las casas de vecinos y familiares. Se les debe prohibir el ingreso a viviendas de extraños, edificios abandonados y lugares desiertos.

Los niños no deben acercarse a vehículos desconocidos. Tampoco aceptar regalos de personas que se movilicen en autos extraños.

Los padres de familia deben advertirles a los menores que no consuman dulces con la envoltura rota y no reciban frutas, cajas abiertas de golosinas o cualquier otra cosa con apariencia sospechosa.

Así fue la primera vez

En la Edad Media algunos bandoleros se disfrazaban de espíritus para cometer sus fechorías. De ahí viene la costumbre de disfrazarse. Algunos años después esta festividad llega a Estados Unidos, traída por los pioneros, y es aceptada como una tradición, integrando todos los detalles antes mencionados. Era una fiesta católica de pequeños grupos de fieles, que se popularizó enormemente con la llegada de los irlandeses alrededor de 1840.

La fiesta, sin embargo, no comenzó a celebrarse masivamente hasta 1921. Ese año se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota y luego le siguieron otros estados. La internacionalización del Halloween se produjo a finales de los años 70 y principios de los 80 gracias al cine y a las series de televisión.

lista
Los disfraces

• Fantasma
Este disfraz se puede hacer con sábanas, cortinas viejas de tela fina, algún tejido blanco o un vestido blanco. Tome La tela, dóblela por la mitad y córtela a la altura del niño. Recorte dos agujeros para los ojos o un agujero más grande para la cara, una vez que hayas ajustado al tamaño del pequeño.
Puede mantener las manos bajo la sábana o recortar agujeros para sacarlas.
Un buen complemento es pintar la cara y las manos de blanco con pinturas que puede conseguir en el mercado a partir de los $5.000; pero tenga en cuenta que sea adecuada para la piel de su hijo, para evitar alergias. Otra opción es ponerle guantes.
Complete el disfraz con pintalabios negro y maquillaje negro para los ojos. Resultará un fantasma muy real.

• Araña
Sólo requiere de una camiseta o chaqueta negra con capucha, pantalones del mismo color, 4 pares de medias negras de mujer (para los más pequeños se pueden utilizar 4 pares de calcetines largos de color negro), hijo negro y relleno de algodón.
Rellene las medias con el algodón para hacer las patas de la araña. Cosa dos pares de medias rellenas (4 patas) a cada lado del pantalón y la camisa con un poco de separación entre sí.
Ate 4 patas juntas a cada lado con un cordel o sedal para sostenerlas, dejando entre ellas unos 15cm de separación (menos si el niño es pequeño). Parecerá que tiene 4 brazos a cada lado.

• Espantapájaros
Con tus pantalones de jean y una camisa vieja, podrá improvisar fácilmente; sólo debe ponerle algunos parches y rotos y de usar lana para decorar el cabello, las mangas de tu camisa y el final de los pantalones.
Con un sombrero de paja, maquillaje pálido y coloretes rojos, estará listo para ser la sensación entre los amigos.

• Muñeco de nieve
Este disfraz es ideal para niños pequeños, porque es económico y sencillo, sólo se debe vestir con medias blancas que lleguen hasta la cintura; zapatos deportivos; cubrirlo con mucho algodón, una bufanda, un gorrito de invierno y pintarle la nariz naranja como una zanahoria.

Publicada por
LORENA MUÑOZ MARRUGO / BOGOTÁ

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones