Publicidad
Publicidad
Lun Sep 26 2016
20ºC
Actualizado 10:37 am

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-28 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Pero esto va para largo/ los trancones a la gente/ o hay malos ingenieros/ o está sobrando gerente.
Deben las autoridades/ tomar carta sobre el tema/ y aliviar esta jornada/ que ya da vergüenza y pena.
Que no ponga más trancones/ que programen el contrato/ por los turistas y enfermos/ que merecemos respeto.
Esta pobre carretera/ de trancones y recuerdos/ me recuerda los calzones/ cuando usábamos remiendos.

Alberto Flórez Flórez


ANPISS Seccional Santander

Desastroso y lamentable lo que viene sucediendo con los fondos comunes, las finanzas, donde ya no hay recursos para nada en la Asociación Nacional de Pensionados, ANPISS e inscritos al sistema de seguridad social, seccional Santander, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional, con intención malévola trató de vender el inmueble de la sede donde funcionan las oficinas en Bucaramanga, patrimonio de los pensionados y jubilados, venta por un valor a menor del precio del real y dejarnos sin techo.

Este señor se encuentra cuestionado y será investigado como lo ordena la ley para que presente descargos por malos manejos de las finanzas ante la Asamblea de Delegados próximamente.

Todas estas denuncias se deben a la apatía de nosotros mismos, dejamos pasar los años y estos personajes perversos con el ánimo de lucrarse personalmente olvidan la causa para qué fueron elegidos.

Somos culpables al no asistir cuando se convoca a las Asambleas y no visitamos la sede, ni vigilamos nuestros ingresos y se convierten en beneficio de todos según lo ordena los estatutos.

Manuel Núñez

Pensiones moribundas

Las artimañas del Dr. Uribe Vélez no tienen parangón, primero tomó los activos del ISS sector salud que fueron adquiridos con dineros de patronos y trabajadores (porque el gobierno nunca puso un peso) y los entregó a una entidad de garaje llamada irónicamente Francisco de Paula Santander,

recientemente creó la Nueva EPS para que suministrara el Acetaminofén mientras los de la Francisco feriaban entre sus colegas las Clínicas y edificios administrativos con dotaciones incluidas; ahora viene otra entidad creada para suplantar lo que quedaba del ISS que era el sector de Pensiones y seguramente traerá las reformas que el Presidente Uribe suele sacar de su sombrero arropado con el poncho.

Gracias a la ley 100 y a la reforma laboral, desapareció el 95% de los contratos a término indefinido y aparecieron las cooperativas de garaje organizadas por los pulpos empresariales para evadir el pago de prestaciones sociales; en estas condiciones un trabajador tendrá oficio 24 semanas al año y las otras 24 no lo tendrá y por tanto tampoco podrá cotizar para poder soñar con una pensión.

Para el año 2.014, tercer período del Presidente Uribe, la cantidad mínima de semanas cotizadas para tener derecho a pensión será de 1.400 y entonces estimado lector, habrá que cotizar durante 60 años x 24 semanas c/u., y si se empieza a los 21 años cuando cumpla 81 años de edad es posible que tenga que resurgir de sus cenizas para empezar a gestionar su derecho pensional. Como está el panorama, solo podrán pensionarse los congresistas y el Presidente que solo necesita de 192 semanas de cotización.

Dídimo Rivera Salgar


Ejemplo del Poder Judicial

Los empleados del servicio judicial decidieron parar sus actividades para exigir aumento de sueldo al estilo de los corteros de caña, no obstante tener muy buenos salarios.

Con tal ejemplo nada de raro que en cualquier momento se produzca también una huelga en el Ejército o en la Policía, la que se justificaría por los bajos sueldos que tienen estos sacrificados servidores de la Patria pues no es justo que cualquier Juez de pueblo gane más que un general de la República cuya responsabilidad es mil veces mayor.

Otra cosa es que los empleados judiciales laboran solamente 8 horas al día, disponen de todos los puentes para descansar y las vacaciones empiezan el 21 de diciembre y terminan el 11 de enero. Los militares, en cambio, tienen que estar disponibles las 24 horas del día, con la posibilidad de encontrar la muerte en cualquier emboscada o quedar discapacitados de por vida por las minas antipersonales; solo pueden disfrutar de 20 días de vacaciones y eso cuando el orden público se lo permite. Esa sí es una demostración de amor a la Patria y no al estómago.

Como los jueces han cambiado la toga por la ruana y la gorra, ¿qué recta y cumplida justicia podremos tener? Pobre Colombia.

Roberto Arévalo Quitián

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad