50 días secuestrado por el Eln | Noticias de santander, colombia y el Mundo

Domingo 21 de Diciembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Colombia
Domingo 31 de Julio de 2011 - 03:55 PM

50 días secuestrado por el Eln

50 días secuestrado por el Eln.
(Foto: Colprensa/VANGUARDIA LIBERAL)
El contratista Guillermo Manosalva fue plagiado en la vía Aguazul- Sogamoso. Su esposa e hijos lo esperan de regreso en Villavicencio.

Con la angustia y el dolor que solo sienten quienes viven el secuestro en carne propia, la familia de Guillermo Manosalva le pidieron al Eln que les devuelva al padre y esposo a quien no ven desde hace 50 días cuando fue sacado de la casa en la que se encontraba, junto a los trabajadores de la obra, en la que laboraba en el municipio de Pajarito (Boyacá).

María Vivian Rodríguez, esposa de Guillermo y quien reside en Villavicencio narra la manera en que los guerrilleros se llevaron a su compañero sentimental el 10 de junio a la 1:30 de la madrugada, de Huerta Vieja, jurisdicción de Pajarito, en la vía Aguazul - Sogamoso.

"Cuatro personas llegaron hasta donde estaba durmiendo mi esposo, iban de uniforme camuflado, le dijeron que saliera, pero él alcanzó a correr a una de las habitaciones, uno de los individuos entró detrás suyo y le manifestó que si no salía tocaba matarlo ahí, porque ellos necesitaban que fuera a hablar con el comandante y que luego lo dejaban regresar", señaló Viviana.

La esposa del contratista explicó que a los tres días de que a Guillermo lo privaron de la libertad los secuestradores se comunicaron con ella.

"El que me llamó se identificó como integrante del Eln y se hacía llamar Iván Villamir. En ese entonces el sujeto me señala que el problema de ellos no era con mi esposo, sino con el consorcio con el que él trabaja, porque ellos habían hecho unas peticiones que no habían sido cumplidas. Con malas palabras me indicó que no iban a permitir que se burlaran de ellos", comentó la adolorida esposa.

María Viviana comentó que los que se llevaron a Guillermo han llamado otro par de veces, en una de ellas se comunicaron con un ingeniero y que después de eso el consorcio nombró a un negociador.

"Luego los secuestradores me llamaron y me dijeron que debíamos cambiar de negociador y parar la obra, lo hicimos, pero no se logró nada (...) En la tercera llamada el 15 de julio, me manifestaron que no han podido hacer ninguna negociación y que mi esposo ya está acostumbrado a comer arroz y huevo, por lo que van a seguir hasta que se les pague (...) Les pedí que negociaran conmigo y me manifestaron que lo que ellos pedían no estaba a mi alcance (...) La empresa dice que no va a cancelar porque no están autorizados para hacerlo y que me van ayudar, pero no entiendo cómo, mientras aseguran que no les han hecho exigencia económica alguna", explicó la esposa de la víctima.

Publicada por
COLPRENSA, BOGOTÁ
Etiquetas:
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones